Archivo | mayo 2010

PARA MEDITAR Y REFLEXIONAR

 

Antes de Orar…PERDONA
Antes de Hablar…ESCUCHA
Antes de Escribir…PIENSA
Antes de Gastar…GANA
Antes de Criticar…ESPERA
Antes de Rendirte…PRUEBA

Tus PALABRAS, tus SUEÑOS y tus PENSAMIENTOS tienen el poder de crear condiciones en tu vida.

De lo que hables, lo obtendrás.

Si sigues diciendo que no soportas tu trabajo, puedes perderlo.

Si sigues diciendo que no soportas tu cuerpo, tu cuerpo puede enfermarse.

Si sigues diciendo que no aguantas tu auto, tu auto puede ser robado o descomponerse.

Si sigues diciendo que estás quebrado, ¿sabes qué?, siempre estarás quebrado.

Si sigues diciendo que no puedes confiar en hombres o mujeres, siempre encontrarás alguien en tu vida que te lastimará o te traicionará.

Si sigues diciendo que no encuentras trabajo, seguirás desempleado.

Si sigues diciendo que no puedes encontrar alguien a quien amar o creer en ti, tus pensamientos atraerán mas experiencias confirmando tus creencias.

Haz tus pensamientos y tus conversaciones más positivos y guárdalas con fe, esperanza, amor y acción.

*No tengas miedo de creer que puedes tener lo que tú quieres y mereces.*

Observa tus “Pensamientos”, se convertirán en palabras.

Observa tus “Palabras”, se convertirán en acciones.

Observa tus “Acciones”, se convertirán en hábitos.

Observa tus “Hábitos”, se convertirán en carácter.

Observa tu “Carácter”, se convertirá en tu destino.

Así…. Para prevenir cualquier obstáculo… ¡Consigue tu propio camino !

 

El principio del Karma.

Cada niño llega al mundo portando la carga de las consecuencias que no se llegaron a completar en sus vidas previas. El niño no cae del regazo de la Naturaleza como un rayo de las nubes. Nace en este mundo para experimentar las consecuencias benéficas y perjudiciales de sus propios actos en las vidas pasadas. Esta es la explicación de las evidentes diferencias entre los seres humanos. Este es el principio del Karma.

Sri Sathya Sai Baba

522046_397619220248117_301897883153585_1679847_644816562_n

“CUANDO YO ME VAYA”


Cuando yo me vaya, no quiero que llores,

quédate en silencio, sin decir palabras,

y vive recuerdos, reconforta el alma.

Cuando yo me duerma, respeta mi sueño,

por algo me duermo; por algo me he ido.

Si sientes mi ausencia, no pronuncies nada,

y casi en el aire, con paso muy fino,

búscame en mi casa,

búscame en mis libros,

búscame en mis cartas,

y entre los papeles que he escrito apurado.

Ponte mis camisas, mi sweater, mi saco

y puedes usar todos mis zapatos.

Te presto mi cuarto, mi almohada, mi cama,

y cuando haga frío, ponte mis bufandas.

Te puedes comer todo el chocolate

y beberte el vino que dejé guardado.

Escucha ese tema que a mí me gustaba,

usa mi perfume y riega mis plantas.

Si tapan mi cuerpo, no me tengas lástima,

corre hacia el espacio, libera tu alma,

palpa la poesía, la música, el canto

y deja que el viento juegue con tu cara.

Besa bien la tierra, toma toda el agua

y aprende el idioma vivo de los pájaros.

Si me extrañas mucho, disimula el acto,

búscame en los niños, el café, la radio

y en el sitio ése donde me ocultaba.

No pronuncies nunca la palabra muerte.

A veces es más triste vivir olvidado

que morir mil veces y ser recordado.

Cuando yo me duerma,

no me lleves flores a una tumba amarga,

grita con la fuerza de toda tu entraña

que el mundo está vivo y sigue su marcha.

La llama encendida no se va a apagar

por el simple hecho de que no esté más.

Los hombres que “viven” no se mueren nunca,

se duermen de a ratos, de a ratos pequeños,

y el sueño infinito es sólo una excusa.

Cuando yo me vaya, extiende tu mano,

y estarás conmigo sellada en contacto,

y aunque no me veas,

y aunque no me palpes,

sabrás que por siempre estaré a tu lado.

Entonces, un día, sonriente y vibrante,

sabrás que volví para no marcharme.

 Carlos Alberto Boaglio

Aquí y ahora

 

En cuanto honre el momento presente, toda la infelicidad y el esfuerzo se disuelven y la vida empieza a fluir con alegría y facilidad. Cuando usted actúa desde la conciencia del momento presente, cualquier cosa que haga queda imbuida de un sentido de calidad, cuidado y amor, incluso la acción más sencilla.

En ausencia del tiempo psicológico, su sentido de usted mismo se deriva de Ser, no de su pasado personal. Por lo tanto, la necesidad psicológica de convertirse en algo diferente de lo que es ahora, ya no existe. En el mundo, en el nivel de su situación vital, usted puede realmente volverse rico, instruido, exitoso, libre de esto o de aquello, pero en la dimensión más profunda del Ser usted es completo y un todo AQUI Y AHORA.

El viaje de su vida tiene un propósito externo y otro interno. El propósito externo es llegar a su meta o destino, lograr lo que decide hacer, alcanzar esto o aquello, lo que por supuesto, implica futuro. Pero si su destino, o los pasos que va a dar en el futuro, absorben tanto su atención que se vuelven más importantes para usted que el paso que está dando ahora, entonces pierde completamente el propósito interno, que no tiene nada que ver con a dónde va o con qué está haciendo sino con cómo. No tiene nada que ver con el futuro sino con la calidad de su conciencia en este momento. El propósito externo pertenece a la dimensión horizontal del espacio y el tiempo; el propósito interno concierne a una profundización de su Ser en la dimensión vertical del Ahora sin tiempo. Su viaje externo puede constar de un millón de pasos; su viaje interno sólo tiene uno: el paso que está dando ahora mismo. Según se vuelve más profundamente consciente de ese único paso, se da cuenta de que ya contiene en sí mismo todos los demás pasos así como el destino. Este único paso se transforma entonces en una expresión de la perfección, un acto de gran belleza y calidad. Lo habrá llevado a usted al Ser y la luz del Ser brillará a través de él. Este es a la vez el propósito y el logro de su viaje interno, el viaje hacia usted mismo.

ECKHART TOLLE

APRENDER A SOLTAR (J Bucay)


Que difícil es soltar, sobre todo soltar las cosas que amamos … tengo que conseguir vivir con las manos abiertas … sin nada encerrado en el puño … Que doloroso y dificil es soltar!! La vida es así … cuanto mas apretamos lo que amamos, ya sean nuestros hijos cuando crecen, o a algun amor, o el recuerdo de un ser querido que ya no está …. mas dolor sentiremos en la mano. y en el corazón … y llegará un momento en que todo lo bonito que recordamos desaparezca. Si no aprendemos a soltar, si no dejamos ir, si el apego puede más que nosotros y nos quedamos ahí atados, pegados a esos sueños, a esas fantasías, a esas ilusiones, el dolor crecerá sin parar y día a día nuestra tristeza, y nuestro sufrimiento serán los compañeros de ruta, de una ruta hacia la depresión, la falta de incentivo, la falta de vida. Es el tiempo, el único que puede ayudarte cuando el dolor de una pérdida te hace creer que no puedes seguir.”

J.Bucay – El Camino de las Lágrimas.

Peter Gabriel & Kate Bush – Don’t Give Up

No te rindas
En esta tierra orgullosa crecimos fuertes
Nos quería a lo largo de
Me enseñaron a luchar, les enseña a ganar
Nunca pensé que podría fallar
…No hay lucha hacia la izquierda o por lo que parece
Soy un hombre cuyos sueños han desertado
He cambiado mi cara, he cambiado mi nombre
Pero nadie quiere que cuando se pierde…..

Para amar…

Para Amar:

  • ‎”Sólo cuando estás bien contigo mismo puedes estar bien con los demás. Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación. Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar, y aceptarte para aceptar, ya que nadie da lo que no tiene dentro de sí.

  • Ninguna relación te dará la paz, que tú mismo no crees en tu interior. Ninguna relación te brindará felicidad, que tú mismo(a) no construyas.

  • Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando seas capaz de decirle bien convencido: “No te necesito para ser feliz”.

  • Sólo podrás amar siendo independiente, hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.

  • Sólo se podrá ser feliz cuando dos personas felices se unan para compartir su felicidad. No para hacerse felices la una a la otra.

  • Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, necesitas autoestima y la práctica de una libertad responsable.

  • Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía que sólo trae frustraciones.

  • Por eso, ámate mucho, madura, y el día que puedas decirle a la otra persona “Sin tí me lo paso bien”, ese día estarás preparado para vivir en pareja”.

  • Desconozco el autor.

 

 10991094_662981103833340_1833923282862929925_n

Soy culpable de guerra cuando…

Soy culpable de guerra cuando ejerzo orgullosamente mi inteligencia en detrimento de mis hermanos humanos.

Soy culpable de guerra cuando desnaturalizo las opiniones

 de los demás, que difieren de las mías

Soy culpable de guerra cuando muestro indiferencia con respecto a los derechos y bienes de los demás.

Soy culpable de guerra cuando codicio lo que otros honestamente han adquirido.

Soy culpable de guerra cuando me esfuerzo en mantener la superioridad de mi posición, privando a los otros de su oportunidad de progreso.

Soy culpable de guerra cuando me imagino que mi raza y yo mismo debemos ser privilegiados en cuanto a los otros.

Soy culpable de guerra cuando creo que una herencia me 

da el derecho de monopolizar los recursos de la naturaleza.

Soy culpable de guerra cuando creo que los demás deben pensar y vivir como lo hago yo.

Soy culpable de guerra cuando hago el éxito en la vida únicamente tributario del poder, del renombre y de la riqueza.

Soy culpable de guerra cuando pienso que, para convencer, mas vale la fuerza que la razón.

Soy culpable de guerra cuando creo que mi concepción de 

Dios es la que los demás tienen que aceptar.

Soy culpable de guerra cuando pienso que el país donde un hombre ha nacido debe ser necesariamente el lugar donde tiene que vivir.

Desconozco su autor.

aribeth_by_douxpixart-d6svu5k