Archivos

Jorge bucay habla sobre el amor ♥

Para construir una relación intima no alcanza con el amor, hace falta además la atracción y la confianza.

A demás del amor que yo sienta, sentir que hay algo en ti, que me atrae, que me fascina, que me gusta, que me mueve, que me lleva a pensarte, hace falta que confíe en ti.

El Amor, La atracción y la Confianza son cosas que suceden o no sucede, y cuando no suceden se puede tener una relación Buena, pero No íntima, y cuando una relación no es intima, no trasciende.

No se puede confiar por decisión

No puedo sentirme atraído por decisión, ni por gratitud, ni por historia, es simplemente algo que sucede o no sucede, algo que permanece o ha dejado de pasar.

De nada sirve querer permanecer en el tiempo con algo que ya no está, de nada sirve creer que el sacrificio puede hacer que dure más allá de su tiempo.

Si me sacrifico me mutilo, si cancelo mi vida por ti, podré conseguir tu lastima, tu desprecio, tu consideración, quizá tu gratitud pero jamás lograré conseguir que me quieras, porque eso ni siquiera depende de ti.

Vale la pena, penar por relaciones íntimas que generar encuentros comprometidos que trascienden en el tiempo.

Sobre el amor (Jorge Bucay)

11259102_533764150105491_4518988540034023373_n

Para construir una relación íntima, no alcanza con el amor, hace falta además la atracción y la confianza, hace falta además del amor que yo sienta que hay algo en ti que me atrae, que me fascina, que me gusta, que me mueve, que me lleva a pensarte. Hace falta, que confíe en ti.
La confianza en una relación implica tal grado de confianza en el otro que yo no contemplo la posibilidad de mentirte.
Habrá que darse cuenta que el amor, la atracción, la confianza son cosas que suceden o no suceden y cuando no suceden la relación puede ser buena, pero no será íntima y si no es íntima, no será transcendente. Puedo hacer cosas para impedirme a mí mismo amarte pero no puedo hacerlo por decisión, no puedo confiar por decisión, no puedo sentirme atraído por decisión, ni por gratitud ni por historia, es algo simplemente que sucede o no sucede, algo que permanece o ha dejado de pasar y de nada sirve querer permanecer en el tiempo con lo que ya no está y de nada sirve creer que el sacrificio puede hacer que dure más allá de su tiempo, si me sacrifico me mutilo, si cancelo mi vida por ti podré conseguir tu lástima, tu desprecio, tu consideración, quizás tu gratitud, pero jamás podré conseguir que me quieras, porque eso, eso, ni siquiera depende de ti, de hacer de nuestras vidas algo que valga la pena vivir. Me parece que a veces olvidamos lo que quiere decir esa frase, repetimos todo el tiempo “vale la pena esto, no vale la pena aquello” no nos damos cuenta de que estamos hablando de valer la pena, vale penar por aquellas cosas que amamos, vale penar por aquellas cosas que nos importan, vale penar por aquellas relaciones que generan encuentros comprometidos y transcienden en el tiempo.

DESAPEGO…

No hay que llenar vacíos, hay que habitar espacios.
Hay un capítulo de la vida llamado desapego. Es la cualidad que permite establecer con las personas, con las cosas y con las etapas de la vida una relación de autonomía, de autenticidad.
El desapego se relaciona con el abandono del ansia y del deseo, que, en la filosofía oriental, son consideradas generadores de dolor y sufrimiento.
No poder desapegarse de una persona, de un hábito, de una idea, de un objeto, lleva a establecer con ellos relaciones de posesión o de sumisión.
El apego es una actitud que nos deja encadenados al pasado, mientras tanto la vida continua sucediendo.
Niñez, adolescencia, madurez, vejez. Primavera, verano, otoño, invierno. Amanecer, día, atardecer, noche. Siembra, cosecha.
Nuestra existencia será más armónica si acompañamos esos ciclos naturales. Cuando así no ocurre, la vida no fluye, sus aguas se estancan.
El apego a una relación, a una costumbre, a un espacio, a una actividad, a una idea, a una práctica, puede llegar a ser tóxico o disfuncional.
El apego traba nuestro andar por la vida, carga nuestro equipaje con lo innecesario, nos impide escoger lo necesario.
El desapego es el arte de soltar.

[BarraRosasCTV_37a.gif]

Soltar,deja ir (Jorge Bucay)

Jorge Bucay – Las alas son para volar

Cuántas veces nos hemos quedado parados ante al intento de hacer algo nuevo, de intentar algo que en realidad estamos deseando pero, nos hemos quedado quietos pensando……¿qué pasará?, ¿y si nos equivocamos?….¿no será mejor no intentarlo ?

Cuando el pajarillo se hizo grande, su padre le dijo.

–Hijo mío, no todos nacen con alas, no es que tengas obligación a volar, pero seria muy penoso que te limitaras tan solo a caminar, teniendo esas alas que el buen Dios te ha dado….Pero yo no sé volar, contesto el hijo.

Es verdad contestó el padre, y lo llevó hasta el mismo borde de la montaña—Ves?, este es el vacío. Cuando desees volar, párate aquí, tomas aire, y vas a saltar al abismo extendiendo tus alas. ¿y si me caigo?, contestó el pajarillo. Aunque te caigas, nada te pasará, sólo algunos magullones pero, te harán más fuerte para cuando lo vuelvas a intentar.

Volvió a su pueblo y se lo comentó a todos sus amigos…..¿estás loco? le dijeron.. ¿quien necesita volar?…Sus mejores amigos pensaban lo contrario. ¿Y si fuera cierto? Decidió intentarlo y se subió a la copa de un árbol, y saltó…..Se hizo un gran chichón en la frente y por el camino se encontró con su padre…!Me mentiste! No puedo volar, ¡mira qué golpe me he dado!

Hijo mío–dijo el padre— para volar, hay que crear el espacio de aire libre necesario para que las alas se desplieguen, es lo mismo que como tirarse en paracaídas. Necesitas altura para saltar.

Para volar, hay que empezar corriendo riesgos….Si no quieres, quizás lo mejor será resignarse y seguir caminando para siempre.

1 (3)

★Concédete los cinco permisos esenciales★ 

  • ㋡═☞1.- Me concedo a mí mismo el permiso de estar y de ser quien soy, en lugar de creer que debo esperar a que otro determine dónde yo debería estar o cómo debería ser.

  • ㋡═☞2.- Me concedo a mí mismo el permiso de sentir lo que siento, en vez de sentir lo que otros sentirían en mi lugar.

  • ㋡═☞3.- Me concedo a mí mismo el permiso de pensar lo que pienso y también el derecho de decirlo, si quiero, o de callármelo, si es que así me conviene.

  • ㋡═☞4.- Me concedo a mí mismo el permiso de correr los riesgos que yo decida correr, con la única condición de aceptar pagar yo mismo los precios de esos riesgos.

  • ㋡═☞5.- Me concedo a mí mismo el permiso de buscar lo que yo creo que necesito del mundo, en lugar de esperar que alguien más me de el permiso para obtenerlo.

Estos cinco permisos esenciales condicionan nuestro “ser persona”.

JORGE BUCAY,
“El camino de la Autodependencia”

Imagen2 (11)
(¯` ´¯) (¯` ´¯)
.`•.¸(¯` ´¯)¸.•❀
.¸.☆¸• .¸.•´ ☆~Ƹɳ Մɳ Ɽïɳ¢óɳ Ðҽɭ Ѧɭᶆą ~ღ☆
________ /) ___ ___./¯”””/’) ☆҉✿☆҉‿✿⁀☆҉✿
¯¯¯¯¯¯¯¯¯\) ¯¯ ¯¯¯ ‘\_„„„„\)☆҉✿☆҉‿✿⁀☆҉✿

.¸.☆.¸.APRENDER A SOLTAR .¸.☆

Que difícil es soltar, sobre todo soltar las cosas que amamos … tengo que conseguir vivir con las manos abiertas … sin nada encerrado en el puño … Que doloroso y difícil es soltar!! La vida es así … cuanto mas apretamos lo que amamos, ya sean nuestros hijos cuando crecen, o a algún amor, o el recuerdo de un ser querido que ya no está …. mas dolor sentiremos en la mano. y en el corazón … y llegará un momento en que todo lo bonito que recordamos desaparezca. Si no aprendemos a soltar, si no dejamos ir, si el apego puede más que nosotros y nos quedamos ahí atados, pegados a esos sueños, a esas fantasías, a esas ilusiones, el dolor crecerá sin parar y día a día nuestra tristeza, y nuestro sufrimiento serán los compañeros de ruta, de una ruta hacia la depresión, la falta de incentivo, la falta de vida. Es el tiempo, el único que puede ayudarte cuando el dolor de una pérdida te hace creer que no puedes seguir.”

J.Bucay – El Camino de las Lágrimas.

10881932_641048799359904_2568028161842571250_n


(¯` ´¯) (¯` ´¯)
.`•.¸(¯` ´¯)¸.•❀
.¸.☆¸ .¸¸.•´ ☆~Ƹɳ Մɳ Ɽïɳ¢óɳ Ðҽɭ Ѧɭᶆą ~ღ☆
________ /) ___ ___./¯”””/’) ☆҉✿☆҉‿✿⁀☆҉✿
¯¯¯¯¯¯¯¯¯\) ¯¯ ¯¯¯ ‘\_„„„„\)☆҉✿☆҉‿✿⁀☆҉✿

*☆☆*´`*☆.¸.☆*´`’*☆☆*´`*☆.¸.☆*´`’*☆

>>>Muchas veces uno se encuentra con la furia, ciega, cruel, terrible y enfadada, pero si nos damos el tiempo de mirar bien, encontramos que esta furia que vemos es sólo un disfraz, y que detrás del disfraz de la furia, en realidad… está escondida la tristeza.<<<

(Jorge Bucay).

1486593_630131790451605_8314668163647071986_n

Cada semilla sabe cómo llegar a ser árbol…

“Y un día, mientras transitamos este eterno presente que llamamos vida, las semillas de nuestros sueños se transformarán en árboles, y desplegarán sus ramas que, como alas gigantescas, cruzarán el cielo, uniendo en un solo trazo nuestro pasado y nuestro futuro. Nada hay que temer, una sabiduría interior las acompaña, porque cada semilla sabe cómo llegar a ser árbol”

(Jorge Bucay)

49d29632816e4

Hija mía…


Antes de morir, hija mía,
quisiera estar seguro de haberte enseñado…
a disfrutar del amor
a enfrentar tus miedos y confiar en tu fuerza
a entusiasmarte con la vida
a pedir ayuda cuando la necesites
a decir o callar según tu conveniencia
a ser amiga de ti misma
a no tenerle miedo al ridículo
a darte cuanta de lo mucho que mereces ser querida
a tomar tus propias decisiones
a quedarte con el crédito por tus logros
a superar la adicción a la aprobación de los demás
a no hacerte cargo de las responsabilidades de todos
a ser consciente de tus sentimientos y actuar en consecuencia
a dar porque quieres y nunca porque estés obligada a hacerlo

Antes de morir, hija mía,
quisiera estar seguro de haberte enseñado…
a exigir que se te pague adecuadamente por tu trabajo
a aceptar tus limitaciones y vulnerabilidades sin enojo
a no imponer tu criterio ni permitir que te impongan el de otros
a decir que sí solo cuando quieras y decir que no sin culpa
a tomar más riesgos
a aceptar el cambio y revisar tus creencias
a tratar y exigir ser tratada con respeto
a llenar primero tu copa y después la de los demás
a planear para el futuro sin intentar vivir en función de él

Antes de morir, hija mía,
quisiera estar seguro de haberte enseñado…
a valorar tu intuición
a celebrar las diferencias entre los sexos
a hacer de la comprensión y el perdón tus prioridades
a aceptarte así como eres
a crecer aprendiendo de los desencuentros y de los fracasos
a no avergonzarte de andar riendo a carcajadas por las calles sin ninguna razón
a darte todos los permisos sin otra restricción que la de no dañar a otros ni a ti misma.

Pero sobre todo, hija mía,
porque te amo más que a nadie,
quisiera estar seguro de haberte enseñado…
a no idolatrar a nadie… y a mí, que soy tu padre, menos que a nadie.

-Jorge Bucay – (psicodramatista, terapeuta gestáltico y escritor argentino).

─═☆ ☆═─Ƹɳ Մɳ Ɽïɳ¢óɳ Ðҽɭ Ѧɭᶆą ─═☆ ☆═─

“Un perfecto “Tú” eres tú cuando NO te esmeras en ser perfecto.”

“Un perfecto “Tú” eres tú cuando NO te esmeras en ser perfecto.” 

~JORGE BUCAY.~

(¯`✿´¯) 。 ☆
`•.¸.•´ *✿*☆~Ƹɳ Մɳ Ɽïɳ¢óɳ Ðҽɭ Ѧɭᶆą ~ღ☆
(¯`✿´¯) 。 ☆
`•.¸.•´. ☆

Amarse con los ojos abiertos

Imagezn8

Quizás la expectativa de felicidad instantánea que solemos endilgarle al vínculo de pareja, este deseo de exultancia, se deba a un estiramiento ilusorio del instante de enamoramiento.

Cuando uno se enamora en realidad no ve al otro en su totalidad, sino que el otro funciona como una pantalla donde el enamorado proyecta sus aspectos idealizados.

Los sentimientos, a diferencia de las pasiones, son más duraderos y están anclados a la percepción de la realidad externa. La construcción del amor empieza cuando puedo ver al que tengo enfrente, cuando descubro al otro.

Es allí cuando el amor reemplaza al enamoramiento.

Pasado ese momento inicial comienzan a salir a la luz las peores partes mías que también proyecto en él. Amar a alguien es el desafío de deshacer aquellas proyecciones para relacionarse verdaderamente con el otro. Este proceso no es fácil, pero es una de las cosas más hermosas que ocurren o que ayudamos a que ocurran.

Hablamos del amor en el sentido de “que nos importa el bienestar del otro”. Nada más y nada menos. El amor como el bienestar que invade cuerpo y alma y que se afianza cuando puedo ver al otro sin querer cambiarlo.

Más importante que la manera de ser del otro, importa el bienestar que siento a su lado y su bienestar al lado mío. El placer de estar con alguien que se ocupa de que uno esté bien, que percibe lo que necesitamos y disfruta al dárnoslo, eso hace al amor.

Una pareja es más que una decisión, es algo que ocurre cuando nos sentimos unidos a otro de una manera diferente. Podría decir que desde el placer de estar con otro tomamos la decisión de compartir gran parte de nuestra vida con esa persona y descubrimos el gusto de estar juntos. Aunque es necesario saber que encontrar un compañero de ruta no es suficiente; también hace falta que esa persona sea capaz de nutrirnos, como ya dijimos, que de hecho sea una eficaz ayuda en nuestro crecimiento personal.

Welwood dice que el verdadero amor existe cuando amamos por lo que sabemos que esa persona puede llegar a ser, no solo por lo que es.

“El enamoramiento es más bien una relación en la cual la otra persona no es en realidad reconocida como verdaderamente otra, sino más bien sentida e interpretada como si fuera un doble de uno mismo, quizás en la versión masculina y eventualmente dotada de rasgos que corresponden a la imagen idealizada de lo que uno quisiera ser.

En el enamoramiento hay un yo me amo al verme reflejado en vos.” Mauricio Abadi.

Enamorarse es amar las coincidencias, y amar es enamorarse de las diferencias.

de Jorge Bucay, libro: “Amarse con los ojos abiertos”

De qué no hablo cuando hablo de amor? Jorge Bucay

Imagen9

No hablo de estar enamorado cuando hablo de amor.
No hablo de sexo cuando hablo de amor.
No hablo de emociones que solo existen en los libros.
No hablo de placeres reservados para los exquisitos.
No hablo de grandes cosas.Hablo de una emoción capaz de ser vivida por cualquiera.
Pero qué estamos diciendo cuando decimos Te quiero…?Yo creo que decimos:Me importa tu bienestar.
Nada más ni nada menos.
Cuando quiero a alguien, me doy cuenta de la importancia que tiene para mi lo que hace, lo que le gusta y lo que le duele…
Te quiero significa, pues, me importa de vos; y te amo significa me importa muchísimo.
Y tanto me importa que, cuando te amo,
a veces priorizo tu bienestar por encima de otras cosas que también son importantes para mí.Esta definición conducirá a la plena conciencia de dos hechos:
No es verdad que te quieran mucho, aquellos a quienes no les importa demasiado tu vida y no es verdad que no te quieran, los que viven pendientes de lo que te pasa.
Repito: si de verdad me querés:
¡te importa de mi!
Y por lo tanto, aunque sea doloroso aceptarlo, si no te importa de mi, será porque no me querés.
Esto no tiene nada de malo, no habla mal de vos que no me quieras, solamente es la realidad, aunque sea una triste realidad.
Hay muchas cosas que yo puedo hacer para demostrar, para mostrar, para corroborar, confirmar o legitimar que te quiero, pero hay una sola cosa que yo puedo hacer con mi amor, y es quererte, ocuparme de vos, actuar mis afectos como yo los sienta.Y como yo lo sienta será mi manera de quererte.
Vos podes recibirlo o podes negarlo, podes darte cuenta de lo que significa o podes ignorarlo supinamente.
Pero esta es mi manera de quererte, no hay ninguna otra disponible.Cuando alguien te quiere, lo que hace es ocupar una parte de su vida, de su tiempo y de su atención en vos.
Cuando alguien te quiere, sus acciones dejan ver claramente cuanto le importas.Yo no creo que el amor sea un espacio de sacrificio.
Yo no creo que sacrificarse por el otro garantice ningún amor,y mucho menos creo que esta sea la pauta que reafirma mi amor por el otro.
El amor es un sentimiento que avala la capacidad para disfrutar juntos de las cosas y no una medida de cuanto estoy dispuesto a sufrir por vos, o cuanto soy capaz de renunciar a mi.
A medida que recorro el camino del encuentro, aprendo a aceptar que quizás no me quieras.
Sucede o no sucede, y si no sucede, no hay manera de hacer que suceda, ni en mi ni en vos.Si me sacrifico, me mutilo y cancelo mi vida por vos, podré conseguir tu lastima, tu desprecio, tu conmiseración, quizás hasta gratitud, pero no conseguiré que me quieras, porque eso no depende de lo que yo pueda hacer.
No solo no podemos hacer nada para que nos quieran,
sino que tampoco podemos hacer nada para dejar de querer.

Del libro: “El Camino del Encuentro” (Jorge Bucay)

AMARSE CON LOS OJOS ABIERTOS.

3422771

Quizás la expectativa de felicidad instantánea que solemos endilgarle al vínculo de pareja, este deseo de exultancia, se deba a un estiramiento ilusorio del instante de enamoramiento.

Cuando uno se enamora en realidad no ve al otro en su totalidad, sino que el otro funciona como una pantalla donde el enamorado proyecta sus aspectos idealizados.Los sentimientos, a diferencia de las pasiones, son más duraderos y están anclados a la percepción de la realidad externa. La construcción del amor empieza cuando puedo ver al que tengo enfrente, cuando descubro al otro.
Es allí cuando el amor reemplaza al enamoramiento.

Pasado ese momento inicial comienzan a salir a la luz las peores partes mías que también proyecto en él. Amar a alguien es el desafío de deshacer aquellas proyecciones para relacionarse verdaderamente con el otro. Este proceso no es fácil, pero es una de las cosas más hermosas que ocurren o que ayudamos a que ocurran.
Hablamos del amor en el sentido de “que nos importa el bienestar del otro”.

Nada más y nada menos. El amor como el  bienestar que invade cuerpo  y alma y que se afianza cuando puedo ver al otro sin querer cambiarlo.

Más importante que la manera de ser del otro, importa el bienestar que siento a su lado y su bienestar al lado mío. El  placer de estar con  alguien que se ocupa de que uno esté bien, que percibe lo que necesitamos  y disfruta al dárnoslo, eso hace al amor.Una pareja es más que una decisión, es algo que ocurre cuando nos sentimos unidos a otro de una manera diferente. Podría decir que desde el placer de estar con otro tomamos la decisión de compartir gran parte de nuestra vida con esa persona y descubrimos el gusto de estar juntos. Aunque es necesario saber que encontrar un compañero de ruta no es suficiente; también hace falta que esa persona sea capaz de nutrirnos, como ya dijimos, que de hecho sea una eficaz ayuda en nuestro crecimiento  personal.

Welwood dice que el verdadero amor existe cuando amamos por lo que sabemos que esa persona puede llegar a ser, no solo por lo que es.

“El enamoramiento es más bien una relación en la cual la otra persona no es en realidad reconocida como verdaderamente otra, sino más bien sentida e interpretada como si fuera un doble de uno mismo, quizás en la versión masculina y eventualmente dotada de rasgos que corresponden a la imagen idealizada de lo que uno quisiera ser. En el enamoramiento hay un yo me amo al verme reflejado en vos.” Mauricio
Enamorarse es amar las coincidencias, y amar es enamorarse de las diferencias.

de Jorge Bucay, libro: “Amarse con los ojos abiertos”

El autorrechazo ~ Jorge Bucay

196572_10150106416624930_136359359929_6397331_7494048_n

Estaba allí desde el primer momento, en la adrenalina que circulaba por las venas de tus padres cuando hacían el amor para concebirte, y después en el fluido que tu madre bombeaba a tu pequeño corazón cuando todavía eras sólo un parásito.

Llegué a ti antes de que pudieras hablar, antes aún de que pudieras entender algo de lo que los otros hablaban. Estaba ya, cuando torpemente intentabas tus primeros pasos ante la mirada burlona y divertida de todos.

Cuando estabas desprotegido y expuesto, cuando eras vulnerable y necesitado. Aparecí en tu vida de la mano del pensamiento mágico, me acompañaban ..

las supersticiones y los conjuros,los fetiches y los amuletos ..

las buenas formas, las costumbres y la tradición ..

tus maestros, tus hermanos y tus amigos …

Antes de que supieras que yo existía, yo dividí tu alma en un mundo de luz y uno de oscuridad. Un mundo de lo que está bien y otro de lo que no lo está. Yo te traje tus sentimientos de vergüenza, te mostré todo lo que hay en ti de defectuoso,de feo, de estúpido, de desagradable.

Yo te colgué la etiqueta de “diferente”, cuando te dije por primera vez al oído que algo no andaba del todo bien contigo.

Existo desde antes de la conciencia, desde antes de la culpa, desde antes de la moralidad, desde los principios del tiempo, desde que Adán se avergonzó de su cuerpo al notar que estaba desnudo … y lo cubrió!

Soy el invitado no querido, el visitante no deseado, y sin embargo soy el primero en llegar y el último en irme.

Me he vuelto poderoso con el tiempo, escuchando los consejos de tus padres sobre cómo triunfar en la vida.

Observando los preceptos de tu religión, que te dicen qué hacer y qué no hacer para poder ser aceptado por Dios en su seno. Sufriendo las bromas crueles de tus compañeros de colegio, cuando se reían de tus dificultades.

Soportando las humillaciones de tus superiores. Contemplando tu desgarbada imagen en el espejo y comparándola después con las de los “exitosos” que se muestran por televisión.

Y ahora, por fin, poderoso como soy y por el simple hecho de ser mujer, de ser negro, de ser judío, de ser homosexual, de ser oriental,
de ser discapacitado, de ser alto, petiso, o gordo ..puedo transformarte …en un tacho de basura, en escoria, en un chivo expiatorio, en el responsable universal, en un maldito bastardo
desechable.

Generaciones y generaciones de hombre y mujeres me apoyan. No puedes librarte de mí. La pena que causo es tan insostenible que para soportarme, deberías pasarme a tus hijos, para que ellos me pasen a los suyos, por los siglos de los siglos.

Para ayudarte a ti y a tu descendencia, me disfrazaré de perfeccionismo, de altos ideales, de autocrítica, de patriotismo, de moralidad, de buenas costumbres, de autocontrol.

La pena que te causo es tan intensa que querrás negarme y para eso intentarás esconderme detrás de tus personajes,

detrás de las drogas, detrás de tu lucha por el dinero, detrás de tus neurosis detrás de tu sexualidad indiscriminada.

Pero no importa lo que hagas, no importa adónde vayas, yo estaré allí siempre allí.

Porque viajo contigo día y noche sin descanso, sin límites.

Yo soy la causa principal de la dependencia, de la posesividad,
del esfuerzo, de la inmoralidad, del miedo, de la violencia, del crimen,
de la locura.

Yo te enseñé el miedo a ser rechazado, y condicioné tu existencia a ese miedo. De mí dependes para seguir siendo esa persona buscada, deseada, aplaudida, gentil, y agradable que hoy muestras a los otros.

De mí dependes porque yo soy el baúl en el que escondiste aquellas cosas más desagradables, más ridículas, menos deseables de ti mismo.

Gracias a mí, has aprendido a conformarte con lo que la vida te da, porque después de todo, cualquier cosa que vivas será siempre más de lo que crees que mereces.

¿Has adivinado?

Soy el sentimiento de rechazo que sientes por ti mismo.

SOY … EL SENTIMIENTO DE RECHAZO QUE SIENTES POR TI MISMO.

Recuerda nuestra historia …

Todo empezó aquel día gris en que dejaste de decir orgulloso:

¡YO SOY!

y entre avergonzado y temeroso, bajaste la cabeza y cambiaste tus dichos y actitudes por un pensamiento:

YO DEBERÍA SER …