Archivos

Diez claves para escalar tu montaña. (Paulo Coelho)

1. Escoge la montaña que deseas subir: No te dejes llevar por los comentarios de los demás, que dicen “esa es más bonita”, o “aquella es más fácil”. Vas a gastar mucha energía y entusiasmo en alcanzar tu objetivo, y por lo tanto eres tú el único responsable y debes estar seguro de lo que estás haciendo.

2. Crea un mapa: Saber cual es el camino para llegar frente a ella es muy importante, ya que muchas veces vemos la montaña de lejos, hermosa e interesante. Pero cuando intentamos acercarnos, ¿qué ocurre? – Está rodeada de carreteras y bosques que se interponen entre tú y tu meta (obstáculos), los cuales te desvian y te hacen perder el curso de tu objetivo.

Trazar un mapa y seguirlo, te ayudará a no desviarte y no perder de vista la cima que has decidido conquistar.

3. Aprende de quien ya caminó por allí: Por más que te consideres único, siempre habrá alguien que tuvo el mismo sueño antes que tú, y dejó marcas que te pueden facilitar el recorrido; lugares donde colocar la cuerda, picadas ó ramas quebradas para facilitar la marcha. La caminata es tuya, la responsabilidad también, pero no olvides que la experiencia ajena ayuda mucho.

4. Los peligros vistos de cerca, se pueden controlar: Cuando empieces a subir la montaña de tus sueños, presta atención a lo que te rodea – Hay despeñaderos, hay hendiduras casi imperceptibles y hay piedras tan pulidas por las tormentas que se vuelven resbaladizas como el hielo. Pero, si sabes dónde pones el pie, te darás cuenta de los peligros y sabrás evitarlos.

5. El paisaje cambia, así que aprovéchalo: Claro que hay que tener un objetivo en mente – llegar a lo alto.! Pero a medida que se va subiendo, se pueden ver más cosas, y no cuesta nada detenerse de vez en cuando y disfrutar un poco del panorama de alrededor. A cada metro conquistado, puedes ver un poco más lejos; aprovecha eso para descubrir cosas de las que hasta ahora no te habias dado cuenta.

6. Respeta tu cuerpo: Sólo consigue subir una montaña aquél que presta a su cuerpo la atención que merece. Tú tienes todo el tiempo que te da la vida, así que, al caminar, no te exijas más de lo que puedas dar. Si vas demasiado deprisa, te cansarás y abandonarás a la mitad. Si lo haces demasiado despacio, caerá la noche y estarás perdido. Aprovecha el paisaje, disfruta del agua fresca de los manantiales y de los frutos que la naturaleza generosamente te ofrece, pero sigue caminando.

7. Respeta tu alma: No te repitas todo el rato “Voy a conseguirlo” – Tu alma ya lo sabe, lo que ella necesita es usar la larga caminata para poder crecer, extenderse por el horizonte y alcanzar el cielo. De nada sirve una obsesión para la búsqueda de un objetivo, si tarde o temprano terminará por echarse a perder. Pero atención, tampoco te repitas “Es más difícil de lo que pensaba”, pues eso te hará perder la fuerza interior.

8. Prepárate para caminar un kilómetro más: El recorrido hasta la cima de la montaña es siempre mayor de lo que pensabas. No te engañes, ha de llegar el momento en que aquello que parecía cercano está aún muy lejos. Pero, como estás dispuesto a llegar hasta allí, eso no ha de ser un problema.

9. Alégrate cuando llegues a la cumbre: Llora, bate palmas, grita a los cuatro vientos que lo has conseguido, deja que el viento allá en lo alto purifique tu mente, refresca tus pies sudados y cansados, abre los ojos y limpia el polvo de tu corazón. Piensa que lo que antes era apenas un sueño, una visión lejana, es ahora parte de tu vida. ¡¡¡ Lo Conseguiste !!!

10. Cuenta tu historia: Ofrece tu ejemplo, dí a todos que es posible escalar la montaña que se propongan, sin importar los obstáculos que en el camino encuentren. Tu historia motivará a otras personas y sentirán el valor para enfrentarse a sus propias montañas y crear una vida de éxito.

Recuerda: Definiendo un objetivo, creando un mapa y perseverando tendras la conquista de tu montaña.

LAS 5 REGLAS DEL COMBATE…

304499_254076331362777_1560544441_na

El guerrero de la luz debe recordar siempre las cinco reglas del combate, escritas por Chuan Tzu hace tres mil años.

LA FE: antes de entrar en una batalla, hay que creer en el motivo de la lucha.

EL COMPAÑERO: escoge a tus aliados y aprende a luchar acompañado, porque nadie vence una guerra solo.

EL TIEMPO: una lucha en invierno es diferente a una lucha en verano; un buen guerrero presta atención al momento adecuado de entrar en combate.

EL ESPACIO: no se lucha en un desfiladero de la misma manera que en una llanura. Considera lo que existe a tu alrededor, y la mejor manera de moverte.

LA ESTRATEGIA: el mejor guerrero es aquel que planifica su combate.

El Guerrero de la Luz A Veces Actúa Como el Agua:

El guerrero de la luz a veces actúa como el agua, y fluye entre los obstáculos que encuentra.
En ciertos momentos, resistir significa ser destruido; entonces, él se adapta a las circunstancias. Acepta sin protestar que las piedras del camino tracen su rumbo a través de las montañas. En esto reside la fuerza del agua; jamás puede ser quebrada por un martillo, ni herida por un cuchillo. La más poderosa espada del mundo es incapaz de dejar una cicatriz sobre su superficie.
El agua de un río se adapta al camino más factible, sin olvidar su objetivo: el mar.
Frágil en su nacimiento, lentamente va adquiriendo la fuerza de los otros ríos que encuentra.
Y a partir de un determinado momento, su poder es total.

Paulo Coelho.

Somos luz… somos energía… somos amor…

NO IMPORTA COMO TE SIENTAS, LEVÁNTATE TODAS LAS MAÑANAS Y PREPÁRATE PARA EMITIR TU LUZ. LOS QUE NO ESTÁN CIEGOS VERÁN TU BRILLO Y SE MARAVILLARÁN CON ÉL.~~
Paulo Coelho

HOY ES UN GRAN DIA !!!

BRILLA, E ILUMINA TODO A TU ALREDEDOR.

 *Sólo por hoy, no te enojes, no te disgustes, no te amargues.

* Sólo por hoy, no te pre-ocupes.

* Sólo por hoy se agradecido y humilde.

* Sólo por hoy, se honesto, autentico, coherente..

* Sólo por hoy, se bondadoso y comprensivo con los demás.

“Si lo que haces, además de a ti, le sirve a alguien, …tu misión está en marcha.”

EL CAMINO DE LA ENTREGA – Paulo Coelho –

Porque el acto de la entrega significa:

«Yo confío en ti.»

 11225065_923749211026612_3008046284256236999_n

No basta imaginar todo lo que podría suceder si nos permitiésemos unir sólo nuestros cuerpos. También debemos unir nuestras almas.

Sumerjámonos juntos, por tanto, en el peligroso camino de la entrega. Aunque sea peligroso, se trata del único que debemos recorrer.

Y aunque eso provoque grandes transformaciones en nuestro mundo, no
tenemos nada que perder, porque ganamos el Amor total, abrimos la puerta que une el cuerpo al espíritu.

Olvidemos lo que nos enseñaron: que es noble dar y humillante recibir.
Porque, para la mayoría de las personas, la generosidad consiste sólo en dar.

Pero recibir es también un acto de Amor.

Cuando comprendemos que permitir que el otro nos haga feliz, también lo hará feliz a él.

En el acto sexual, cuando somos excesivamente generosos y nuestra mayor preocupación es la pareja, nuestro placer también puede disminuir, o desaparecer.

Cuando somos capaces de dar y de recibir con la misma intensidad, el cuerpo se pone tenso como la cuerda de un arco, pero la mente se relaja, como la flecha que se prepara para que el arquero la dispare.

El cerebro ya no maneja el proceso; el instinto es el único guía.

Cuerpo y alma se encuentran, y la Energía Divina se esparce.

No sólo en aquellas zonas que muchos consideran eróticas.

Cada pelo, cada trozo de piel emanan una luz de un color diferente, lo que provoca que dos ríos se transformen en uno solo más poderoso y más bello.

Todo lo que es espiritual se manifiesta de forma visible, todo lo que es visible se transforma en energía espiritual.

Todo está permitido, si todo se acepta.

El Amor, a veces, se cansa de hablar sólo un lenguaje suave. Pues dejemos que se manifieste en todo su esplendor, que arda como el sol y destruya bosques con su viento.

Si un miembro de la pareja se entrega totalmente, el otro hará lo mismo, ya que la vergüenza se acabará transformando en curiosidad.

Y la curiosidad nos llevará a explorar todo aquello que no conocíamos en nosotros mismos.

Procurad ver el sexo como una ofrenda.

Un ritual de transformación.

Como en todo ritual, el éxtasis está presente y glorifica el final, pero no es el único objetivo.

Lo más importante es recorrer con nuestro compañero la carretera que nos ha llevado a un territorio desconocido, donde encontramos oro, incienso y mirra.

Dad a lo sagrado el sentido de lo sagrado.

Y en caso de que surjan momentos de duda, siempre es necesario recordar: no estamos solos en estos momentos, ambas partes sienten lo mismo.

Abrid sin temor la caja secreta de tus fantasías.

El coraje de uno estimulará la valentía del otro.

Y los verdaderos Amantes podrán entrar en el jardín de la belleza sin temor a que nadie los juzgue.

Ya no serán dos cuerpos y dos almas que se encuentran, sino una única fuente de la que brota la verdadera agua de la vida.

Paulo Coelho

(El manuscrito encontrado en Accra)

DESPIERTA ESTAS VIVO!!!

Vive la vida con pasión con lo que te queda no esperes el momento ideal, encuentra tu sueño por alcanzar, lucha por llegar a el día a día , segundo a segundo , despierta ese gigante que tienes dentro y se tu mejor versión , el tiempo pasa y no perdona , solamente tu eres responsable de donde te encuentras en este momento, tu futuro esta en tus manos y solo tu lo puedes cambiar vive con pasión cada momento ama lo que haces ,trabaja por metas diarias …DESPIERTA ESTAS VIVO!!!

>>>Ser como un río que fluye<<<

     
“Un río nunca pasa dos veces por el mismo lugar”, dice un filósofo. “La vida es como un río,” dice otro filósofo, y llegamos a la conclusión de que esta es la metáfora más aproximada al sentido de la vida.
En consecuencia, será bueno recordarlo constantemente
✔ Siempre estamos ante la primera vez. Al recorrer el camino que va desde nuestro manantial (o nacimiento) a nuestro destino (muerte), los paisajes son siempre nuevos. Debemos encarar todas estas novedades con alegría, y no con miedo, porque de nada sirve temer lo que no se puede evitar. Un río no deja nunca de correr.
✔ En un valle, andamos más despacio. Cuando todo a nuestro alrededor se vuelve más fácil, las aguas se calman, nos volvemos más amplios, más largos, más generosos.
✔ Nuestras márgenes son siempre fértiles. La vegetación sólo nace donde existe agua. Aquél que entra en contacto con nosotros, debe entender que estamos allí para dar de beber a quien tiene sed.
✔ Hay que esquivar las piedras. Es evidente que el agua es más fuerte que el granito, pero necesita tiempo. De nada sirve dejarse dominar por obstáculos más fuertes, o intentar batirse contra ellos, pues gastaremos energía en vano. Lo mejor es saber dónde se encuentra la salida, y seguir adelante.
✔ Las depresiones necesitan de paciencia. De repente el río entra en una especie de hoyo, y deja de correr con la alegría de antes. En esos momentos, la única manera de salir es contar con la ayuda del tiempo. En el momento preciso, la depresión se llena, y el agua puede seguir adelante. En lugar del hoyo feo y sin vida, existe ahora un lago que los demás pueden contemplar con alegría.
✔ Somos únicos. Nacemos en un lugar que estaba destinado a nosotros, que nos mantendrá siempre alimentados de agua de modo que, frente a obstáculos o depresiones, podamos tener la paciencia o la fuerza necesarias para seguir adelante. Comenzamos nuestro curso de manera suave, frágil, hasta tal punto que una simple hoja puede detenernos. Sin embargo, como respetamos el misterio del manantial que nos engendró, y confiamos en su Eterna sabiduría, poco a poco vamos ganando todo lo necesario para recorrer nuestro camino.
✔ Aunque seamos únicos, pronto seremos muchos. A medida que caminamos, las aguas de otros manantiales se acercan, porque aquél es el mejor camino a seguir. Entonces ya no somos uno solo, sino muchos, y hay un momento en que nos sentimos perdidos. Sin embargo, “todos los ríos van al mar.” Es imposible permanecer en nuestra soledad, por muy romántica que esta pueda parecer. Cuando aceptamos el inevitable encuentro con el agua de otro manantial, al final entendemos que eso nos hace mucho más fuertes, esquivamos los obstáculos u ocupamos las depresiones en mucho menos tiempo, y con mucha más facilidad.
✔ Somos un medio de transporte. De hojas, de barcos, de ideas. Que nuestras aguas sean siempre generosas, que podamos siempre llevar hacia adelante a todas las personas o cosas que pudieran necesitar de nuestra ayuda.
✔ Somos una fuente de inspiración. Y por lo tanto, dejemos a un poeta brasileño, Manuel Bandeira, las palabras finales:


✮Ser como el río que fluye
Silencioso dentro de la noche.
No temer las tinieblas de la noche.
Si hay estrellas en el cielo, reflejarlas.
Y si los cielos se cubren de nubes,
Como el río, las nubes son agua,
Reflejarlas también sin amargura
En las profundidades tranquilas.✮

Perlitas de Coelho.

Un niño siempre puede enseñar tres cosas a un adulto: a alegrarse sin motivo a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquello que desea.

-Paulo Coelho- de La Quinta Montaña

 

La mejor manera de servir a Dios es yendo al encuentro de los propios sueños. Solo quien es feliz puede esparcir felicidad.

-Paulo Coelho- de A orillas del río piedra

Perlitas de Paulo Coelho….

“Nadie pierde a nadie. Todos somos una única alma que precisa desarrollarse para que el mundo siga adelante y volvamos a encontrarnos.”

2 

[BarraRosasCTV_37a.gif]

“Sólo puede decir yo te perdono el que es capaz de decir yo te amo.”

3 [BarraRosasCTV_37a.gif]

“Nuestra vida es un constante viaje, desde el nacimiento hasta la muerte. El paisaje varía, la gente cambia, las necesidades se transforman, pero el tren sigue adelante. La vida es el tren, no la estación.”

4

Puedo…

“Puedo tener mis momentos de tristeza, mis confusiones mentales, pero por encima de mí está el gran Yo, que lo comprende todo y se ríe de mis angustias. Lloro por lo efímero y por la eternidad, por saber que las palabras son más pobres que la música, y por eso nunca voy a ser capaz de describir este momento.”

-PAULO COELHO-

Ama tu camino – Paulo Coelho –

1–Al principio del camino hay una encrucijada. Allí puedes pararte a pensar en la dirección que vas a tomar. Pero no te quedes demasiado tiempo, o nunca saldrás de ese lugar.

Hazte la clásica pregunta de Castaneda: ¿cuál de estos caminos tiene un corazón? Reflexiona lo necesario sobre las opciones que tienes delante, pero una vez que des el primer paso, olvídate definitivamente de la encrucijada, pues en caso contrario nunca dejarás de torturarte con la inútil pregunta: “¿El camino que elegí era el correcto?” Si prestaste oídos a tu corazón antes de ponerte en movimiento, escogiste sin duda el buen camino.

2.- El camino no dura para siempre. Es una bendición recorrerlo durante algún tiempo, pero un día terminará, y por eso debes estar siempre listo para despedirte en cualquier punto. Por mucho que te deslumbren determinados paisajes, o te asusten ciertos trechos donde hay que esforzarse especialmente para seguir en pie, no te aferres a nada. Ni a los momentos de euforia, ni a los interminables días en los que todo parece difícil, y el progreso es lento. Más tarde o más temprano llegará un ángel, y tu jornada habrá llegado a su término. No lo olvides.

3.- Honra tu camino. Fue tu elección, fue decisión tuya, y en la misma medida en que tú respetas el suelo que pisas, este mismo suelo respetará tus pies. Haz siempre lo más adecuado para conservar y mantener tu camino, y él hará lo mismo por ti.

4.- Equípate bien. Lleva un rastrillo, una pala, una navaja. Entiende que para las hojas secas las navajas son inútiles, y que para la hierbas muy enraizadas los rastrillos son inútiles. Conoce siempre qué herramienta hay que emplear en cada momento. Y cuida de ellas, porque son tus mayores aliadas.

5.-El camino va hacia delante y hacia atrás. A veces es necesario volver porque se perdió algo, o porque un mensaje que debía haber sido entregado se quedó olvidado en un bolsillo. Un camino bien cuidado permite que puedas volver atrás sin grandes problemas.

6.-Cuida del camino antes de cuidar de lo que está a su alrededor: atención y concentración son fundamentales. No dejes que las hojas secas del borde del camino te distraigan, ni que la manera como los otros cuidan sus propios caminos desvíe tu atención. Usa la energía para cuidar y conservar el suelo que recibe tus pasos.

7.- Ten paciencia. A veces es necesario repetir las mismas tareas, como arrancar las malas hierbas o cubrir los agujeros que surgieron tras una lluvia inesperada. Que esto no te enfurezca, pues forma parte del viaje. A pesar del cansancio, y a pesar de las tareas repetitivas, ten paciencia.

8.- Los caminos se cruzan: las personas pueden explicar el tiempo que hace. Escucha los consejos, pero toma después tus propias decisiones. Tú eres el único responsable del camino que te fue confiado.

9.- La naturaleza sigue sus propias reglas: por lo tanto, tienes que estar preparado para los súbitos cambios del otoño, para el hielo resbaladizo del invierno, para las tentaciones de las flores en primavera, y para la sed y las lluvias del verano. En cada estación, aprovecha lo mejor que te ofrezca, y no te quejes de sus particularidades.

10.- Haz de tu camino un espejo de ti mismo: no te dejes influir en absoluto por la manera como los demás cuidan de sus caminos. Tú tienes un alma que escuchar, y los pájaros transmitirán lo que tu alma quiere decir. Que tus historias sean bellas y agraden a todo lo que tienes en torno. Sobre todo, que las historias que cuente tu alma durante la jornada se reflejen en cada segundo del recorrido.

Ama tu camino: sin este principio, nada tiene sentido

-Paulo Coelho.

0

El Proceso Creativo -Paulo Coelho-

Todo proceso creativo, sea en literatura, en ingeniería, en informática o incluso en el amor o en la vida respeta siempre un mismo modelo: el ciclo de la naturaleza. A continuación, enumero las etapas de ese proceso:

✔ a) Arado del campo: en el momento en que se revuelve el suelo, el oxígeno penetra donde antes no podía. El campo gana un nuevo aspecto, la tierra que estaba encima ahora está debajo y lo que estaba debajo se ha transformado en superficie. Este proceso de revolución interior es muy importante, porque de la misma manera que el nuevo rostro de aquel campo verá la luz del sol por primera vez y se deslumbrará con ella, una evaluación de nuestros valores nos permitirá ver la vida con inocencia y sin ingenuidad. Así estaremos preparados para el milagro de la inspiración. Un buen creador tiene que estar siempre removiendo sus valores, y jamás contentarse con aquello que cree entender.

✔ b) La siembra: toda obra es fruto del contacto con la vida. El hombre creador no puede encerrarse en una torre de marfil; precisa estar en contacto con el prójimo y compartir su condición humana. Nunca sabrá de antemano cuales son las cosas que serán importantes en el futuro, de modo que cuanto más intensa sea su vida, más posibilidades tiene de encontrar un lenguaje original. Le Corbusier decía que “mientras el hombre quiso volar imitando a los pájaros, nunca lo consiguió”. Lo mismo pasa con el artista: aun cuando sea un traductor de emociones, no conoce completamente el lenguaje que está traduciendo, y si intenta imitar o controlar la inspiración jamás llegara a donde desea. Necesita permitir que la vida siembre el campo fértil de su inconsciente.

✔ c) La maduración: existe un tiempo en el que la obra se escribe sola, con libertad, en el fondo del alma del autor, antes de que éste se atreva a manifestarla. En el caso de la literatura, por ejemplo, el libro está influenciando al escritor y viceversa. Es a este momento que el poeta brasileño Carlos Drummond de Andrade se refiere cuando dice que jamás debemos intentar recoger los versos que se pierden, pues ellos no merecían ver la luz del día. Conozco a gente que durante la maduración se pasa tomando notas compulsivamente de todo lo que le pasa por la mente, sin respetar aquello que está siendo escrito en el inconsciente. El resultado es que las notas, frutos de la memoria, terminan obstaculizando a los frutos de la inspiración. El creador necesita respetar el tiempo de gestación, aun cuando sepa – al igual que el agricultor – que él solo tiene un control parcial de su campo; está sujeto tanto a sequías como a inundaciones. Pero, si sabe esperar, la planta más fuerte, la que resistió a las intemperies, saldrá a la luz con toda su fuerza.

✔ d) La cosecha: es el momento en el que el hombre manifestará en un plano consciente aquello que sembró y dejó madurar. Si recoje antes, la fruta estará verde. Si recoge después, la fruta estará podrida. Todo artista sabe reconocer la llegada de este momento; aun cuando ciertas preguntas no hayan aún madurado lo suficiente, ciertas ideas aún no estén claras y cristalinas, ellas se irán reorganizando a medida que la obra va siendo hecha. Sin miedo y con disciplina, él entiende que es preciso trabajar de sol a sol hasta que su obra esté completa.

¿Y qué hacer con los resultados de la cosecha? De nuevo miramos a la Madre Naturaleza: ella comparte todo con todos. Un artista que quiere guardar su obra para sí mismo no está siendo justo con lo que recibió en el presente ni con la herencia y las enseñanzas de sus antepasados. Si dejamos lo granos almacenados en el granero, acabarán por podrirse, aun cuando hayan sido recogidos en el momento adecuado.

Cuando la cosecha termina, llega el momento en que es preciso dividir, sin miedo ni vergüenza, su propia alma. 

Esa es la misión del artista, por más dolorosa o gloriosa que sea.

-Paulo Coelho-

526122_430658060313575_693164376_n

¿Dónde esconde Dios sus palabras?

☆ *。* *Las palabras de Dios están escritas en el mundo que nos rodea.☆ *。* *
Basta prestar atención a lo que sucede en nuestras vidas para descubrir,
en cualquier momento del día, dónde esconde Él sus palabras y su voluntad.

-Paulo Coelho-

 

Imagen1