Archivos

EL JUEGO TERMINA CUANDO COMIENZAS A RESPETARTE…

Si eres de los que continuamente encuentran a su alrededor situaciones o personas que te hacen sentir que no eres lo suficientemente valioso, bueno en lo que haces o capaz.. Personas que sólo se fijan en tus errores y equivocaciones para evidenciarlos, que cuando conocen una de tus debilidades la usan para herirte o usan su superioridad laboral, jerárquica o física para hacerte sentir menos..
Has de saber:
1 – Tienes una profunda desvalorización y mientras no la trabajes en ti, por resonancia de programas inconscientes vas a encontrarte continuamente personas y situaciones que te lo evidencien.
2 – Esas personas que te encuentras, que usan su poder jerárquico, laboral o físico para hacerte sentir menos, se desvalorizan tanto o mas que tú. Usan el poder para compensar en lo externo (a través de machacar a otros) su sensación de desvalorización interna y así, a través de hacerte pequeño, por un momento ellos se sienten mejores.
3 – Todo es perfecto, toda victima necesita un verdugo y todo verdugo necesita una victima. Mientras te desvalorices, vas a encontrar personas que también lo hacen igual que tú o de otros modos…
4 – Toda victima se puede terminar convirtiendo en verdugo y todo verdugo puede terminar siendo victima porque ambos estáis en el mismo juego.
5 – Nadie es mejor ni peor, mas bueno o mas malo por adoptar un rol u otro. Ambos sois actores actuando un programa inconsciente.
6 – Unicamente de ti depende la decisión de terminar el juego. Pero el juego no se termina apartándote de esas personas, porque encontraras otras igual, (recuerda que es una resonancia inconsciente). El juego termina cuando tú decides conscientemente empezar a respetarte.
Gemma Pitarch.

EL ARTE DE PEDIR AL UNIVERSO…

No ruegues

¡Agradece!

Cada vez que pides algo, cualquier cosa que ello sea, y sin importar tu tono sosegado o de clamor, dejas entrever de alguna forma la idea: “¡Esto no lo tengo ahora! ¿”me lo otorga, por favor”?

Pero sin que tú lo adviertas y sin que sea tu intención, le marcas al Universo justamente tu carencia, y Él capta ese “no lo tengo” que esconde tu petición, y de forma presurosa más lo pone en evidencia.

En cambio, cuando Agradeces, “CREAS” eso que Agradeces, porque ya das por sentado que aquello “Ya Sucedió”, y el Universo recoge tu instrucción… ¡Te Obedece!

Dalo por hecho y no dejes que tu mente se inmiscuya, diciéndote que es difícil que eso se te otorgue a ti!!!

Hay otras Manos, más inmensas que las tuyas.

Y ellas siempre le responden a quien agradece así.

No te olvides que las cosas nunca son lo que parecen:

Hay un diseño amoroso detrás de la realidad y cada vez que tú, de corazón agradeces, magnetizas eso mismo que agradeces de verdad.

Cuando tú lo ves “Ya Hecho”, cuando lo das por sentado, y agradeces, traspasado por una intensa emoción, el Universo percibe que ha quedado desfasado, y actualiza su programa hacia “La Nueva Versión”.

POR ESO:

No Pidas: “Dame la calma que Anhelo”;
Di más bien: “Gracias, Dios mío por esta Serenidad”.

No Digas: “Dame un trabajo que me aparezca del Cielo”;
Di: “Gracias porque me gano mi pan con facilidad”.

No le implores a la Vida que te acerque una pareja;
Di: “Gracias por este Amor que me llena de Alegría”.

No ruegues que se disuelva alguna culpa muy vieja;
Di “Gracias porque se limpia mi pizarra cada día”.

¡GRACIAS por esta Abundancia que sobre Mí se derrama!

¡GRACIAS por gozar de nuevo la más Perfecta Salud!

¡GRACIAS por abrir mis ojos a un sublime panorama!

¡GRACIAS por llenar mi pecho de Amorosa Gratitud!

¡Siéntelo ya Sucediendo!,
¡Siéntelo con Alma y Vida!
¡Siente ese viento de cambio que te abraza y te estremece! ¡Siente la emoción intensa de la plegaria cumplida, porque todo le llega a quien Agradece.
¡Siente que llega todo a Ti en tu Tiempo del Tiempo!

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

Decreto de amor…

YO…..aquí y ahora, suelto y libero cualquier forma de energía discordante. Cualquier forma de pensamiento negativo. Cualquier situación que ya no me pertenece y me esté costando soltar. Cualquier hábito insano para mí. TODAS las personas tóxicas presentes en mi realidad. Cualquier lazo, consciente o no, que sea limitante.

Abrazo mi sombra…y la suelto con amor.
Me dejo llevar por los tornados de cambio…y fluyo en amor con el universo.

Abro mi corazón, mente, espíritu y alma a todas las maravillas que me esperan detrás de los miedos.

SUELTO Y CONFÍO
Dejo que el universo me muestre los nuevos caminos a tomar. Agradezco todas y cada una de mis experiencias “negativas”, como forma de aprendizaje. Y asimilo con todas mis células, que el pasado ha quedado atrás.

SUELTO Y CONFÍO
Doy la bienvenida a un futuro amoroso, en sintonía de paz y libertad.
Rompo las cadenas, memorias, programaciones y bloqueos que “sujetan” a mi alma. Desde mi primera reencarnación atravesando todas mis vidas, todas mis muertes y hacia toda la infinidad. En todos los arboles genealógicos en que haya participado.

Doy permiso a mi divinidad para limpiar en mí todo aquello que haya colaborado a todas estas situaciones.

SUELTO Y CONFÍO en el universo, en mi divinidad, que saben perfectamente trabajar para mi mayor bien. Emprendo el vuelo de mi alma

Namaste

Tu pareja no te completa, sino te complementa…

Dado que irremediablemente te atraen personas opuestas, no te metas en una relación a menos que sepas acoger a alguien diferente a ti. Si no eres capaz, hazte cura o monja, pero ¡no la líes! ¡No te compliques la existencia! Hombres y mujeres piensan, sienten y anhelan cosas distintas. Con el tiempo, estas diferencias dan lugar a decepciones, reproches, discusiones y peleas. Para que haya paz y armonía, primero tienes que disolver el desencuentro emocional que os separa el uno del otro. Y esto pasa por comprender, aceptar y amar a tu pareja tal como es –integrándola en ti–, un amor que no solo te transformará, sino que además renovará tu vida. Suena muy bonito, pero ¡implica un aprendizaje de la ostia! Dado que tu compañero y tú procedéis de planetas diferentes, no tenéis ni idea de cómo apoyaros ni nutriros. Cada uno da en la relación lo que quiere recibir, pues ambos suponéis –equivocadamente– que el otro tiene las mismas necesidades y deseos. El resultado es que termináis insatisfechos y resentidos. Ambos creéis que estáis dando sin recibir una compensación. También consideráis que vuestra forma de amar no es reconocida ni valorada. La verdad es que ambos dais amor, pero no en la manera esperada. De ahí que ninguno reciba lo que necesita. Llegado a este punto, lo más común es que comencéis a criticaros y juzgaros por el simple hecho de ser cómo sois: distintos del otro. No se trata de eliminar la diferencia, sino de aprovecharla para complementaros como pareja. En vez de tratar de cambiar al otro, el desafío pasa porque aprendas lo que tu compañero ha venido a enseñarte. Solo así podrás integrar los polos masculino y femenino que hay dentro de ti, convirtiéndote en un ser humano más consciente y completo.

EL ESPEJO

Llovía fuerte y era de noche, Renato casi no pudo ver a la señora que estaba en el coche parado al costado de la carretera, pero se dio cuenta de que ella necesitaba de ayuda…

…Así, detuvo su coche y se acercó. El coche de la señora olía a tinta, de tan nuevo. La señora pensó que pudiera ser un asaltante. Él no inspiraba confianza, parecía pobre y hambriento…

…Renato percibió que ella tenía mucho miedo y le dijo: “Estoy aquí para ayudarla señora, no se preocupe. ¿Por qué no espera en el coche que está más calientito? A propósito, mi nombre es Renato”…

…Bueno, lo que pasaba es que ella tenía una llanta pinchada y para colmo era una señora de edad avanzada, algo bastante incómodo. Renato se agachó, colocó el gato mecánico y levantó el coche. Luego ya estaba cambiando la llanta. Pero quedó un poco sucio y con una herida en una de las manos…

…Cuando apretaba las tuercas de la rueda ella abrió la ventana y comenzó a conversar con él. Le contó que no era del lugar, que sólo estaba de paso por allí y que no sabía cómo agradecer por la preciosa ayuda. Renato apenas sonrió mientras se levantaba…

…Ella preguntó cuánto le debía. Ya había imaginado todas las cosas terribles que podrían haber pasado si Renato no hubiese parado para socorrerla. Renato no pensaba en dinero, le gustaba ayudar a las personas…

…Este era su modo de vivir. Y respondió: “Si realmente quisiera pagarme, la próxima vez que encontrase a alguien que precise de ayuda, déle a esa persona la ayuda que ella necesite y acuérdese de mí”…

…Algunos kilómetros después, la señora se detuvo en un pequeño restaurante. La camarera vino hasta ella y le trajo una toalla limpia para que secase su mojado cabello y le dirigió una dulce sonrisa…

…La señora notó que la camarera estaba con casi ocho meses de embarazo, pero por ello no dejó que la tensión y los dolores le cambiaran su actitud…

…La señora quedó curiosa en saber cómo alguien que teniendo tan poco, podía tratar tan bien a un extraño. Entonces se acordó de Renato. Después que terminó su comida, y mientras la camarera buscaba cambio, la señora se retiró…

…Cuando la camarera volvió quiso saber a dónde la señora pudo haber ido, cuando notó algo escrito en la servilleta, sobre la cual tenía 4 billetes de 1000 euros…

…Le cayeron las lágrimas de sus ojos cuando leyó lo que la señora escribió.

Decía:
– Tú no me debes nada, yo tengo bastante. Alguien me ayudó hoy y de la misma forma te estoy ayudando. Si tú realmente quisieras reembolsarme este dinero, no dejes que este círculo de amor termine contigo, ayuda a alguien…

…Aquella noche, cuando fue a casa, cansada, se acostó en la cama; su marido ya estaba durmiendo y ella quedó pensando en el dinero y en lo que la señora dejó escrito…

…¿Cómo pudo esa señora saber cuánto ella y el marido precisaban de aquel dinero?. Con el bebé que estaba por nacer el próximo mes, todo estaba difícil…

…Quedó pensando en la bendición que había recibido, y dibujó una gran sonrisa…

…Agradeció a Dios y se volvió hacia su preocupado marido que dormía a su lado, le dió un beso suave y susurró:
-Todo estará bien: ¡te amo Renato!.

No te contagies de la falta de amabilidad que nos rodea . No dejes de hacer el bien, ayuda a todo el que te necesite

LA VIDA ES ASÍ… UN ESPEJO… TODO LO QUE TÚ DAS, ¡ VUELVE A TI !

SÉ TÚ TAMBIÉN UN ESPEJO DE AMOR PARA LOS DEMÁS… TODOS SOMOS UNO!!!

TU ME AMAS?

– ¿ Pero tú me amas ? – Preguntó Alicia.

– ¡ No, no te amo ! – Respondió el Conejo Blanco.

Alicia arrugó la frente y comenzó a frotarse las manos, como hacía siempre cuando se sentía herida.

– ¿ Lo ves ? – Dijo el Conejo Blanco.
Ahora te estarás preguntando qué has hecho mal, para que no consiga quererte al menos un poco, qué te hace tan imperfecta, fragmentada.

Es por eso que no puedo amarte.
Porque habrá días en los cuales estaré cansado, enojado, con la cabeza en las nubes y te lastimaré.

Cada día pisoteamos los sentimientos por aburrimiento, descuidos e incomprensiones.

Pero si no te amas al menos un poco, si no creas una coraza de pura alegría alrededor de tu corazón, mis débiles dardos se harán letales y te destruirán.
La primera vez que te vi hice un pacto conmigo mismo : “evitaré amarte hasta que no hayas aprendido a amarte a ti misma “.

Por eso Alicia no, no te amo.
No puedo hacerlo.-

ENTRAR EN TU PROPIA EVOLUCIÓN…

Un joven de la tribu llega con el anciano y le dice:
– no participaré más en el grupo
El anciano respondió:
– Pero, ¿por qué?
El joven respondió:
– Veo a mi hermana que habla mal de otra; un grupito que vive hablando y no apoya, personas que durante la danza pareciera que tratan de lucirse en lugar de mirar el árbol y tantas otras cosas malas que veo.
El anciano le responde:
– Muy bien, pero antes de irte, quiero que me hagas un favor: toma un vaso lleno de agua y da tres vueltas por el círculo sin derramar una gota de agua en el suelo. Después de eso, puedes salir del grupo.
Y el joven pensó: ¡Muy fácil!
Y dio las tres vueltas como le pidió el anciano
Cuando terminó dijo:
– Listo.
Y el anciano le preguntó:
– Cuando estabas dando vueltas, ¿viste a algún hermano hablar mal de otro?
La respuesta fue: No.
¿Viste a los danzantes quejarse entre sí?
– No.
¿Viste a alguien que no estuviera apoyando?
– No.
– ¿Sabes por qué? Le preguntó. – Estabas concentrado en el vaso para no tirar el agua.
Lo mismo es en nuestro grupo y en la vida. Cuando nuestro enfoque sean nuestros pasos, nuestro rezo y nuestra evolución, no tendremos tiempo de ver los errores de los demás.
Quién sale de un círculo por causa de otro, nunca entró a danzar, a sanar, a rezar, a orar por la humanidad. Quien se fija en los demás, nunca entró con el fin de honrar a sus ancestros, nunca entró para su propia evolución, de encontrar en la danza su verdadero espíritu, de servir a la comunidad.

Libérense del prejuicio, de la opinión de los demás, de fijarse en los demás
SANEN Y DANCEN.

Tu dolor es un lugar sagrado…

“Yo que hago que se abra la matriz, no haré nacer?” Isaías 66:9

Amigo/a, el dolor que sientes ahora no está por error.
No sientas vergüenza por lo que estás pasando ahora.

El dolor en ti es el lugar
Donde la alquimia anhela suceder.

Tu dolor es un lugar sagrado.

Sal de la mente y ve al cuerpo ahora.
Lleva tu atención a las sensaciones puras
En tu vientre, pecho, garganta, cabeza…

Alimenta la “herida” con presencia,
Respira en la tristeza,
Ofrece oxígeno al enojo,
Infunde al atemorizado, fascinación sin miedo.

Sin tratar de “arreglar” el dolor,
Sin tratar de “deshacerte” de él,
Ni siquiera trates de “transmutarlo”,
Ése no es tu trabajo.

Tu único trabajo es amar lo que está aquí,
Y amar tu propia incapacidad de amar.

Estás dando a luz un precioso niño interno,
ÉL/ella tiene miedo, es salvaje, tiene el corazón un poco roto,
Pero está tan lleno/a de vida y merece el amor.

Una antigua vida muere, una nueva vida comienza,
Deja que el antiguo mundo se desmorone.
Permanece aquí.

– Jeff Foster

LA VIDA ES CAMBIO …

“El sufrimiento acontece porque no permitimos que suceda el cambio. Nos aferramos, queremos que las cosas sean estáticas. Si amas a una mujer, la quieres también para mañana, de la misma forma en que ella está contigo hoy. Así es como surge el sufrimiento. Nadie puede estar seguro del momento siguiente. ¿Qué decir sobre mañana?
Un hombre consciente sabe que la vida está cambiando constantemente. La vida es cambio. Sólo hay una cosa permanente y es el cambio. A excepción del cambio, todo lo demás cambia. Aceptar esta naturaleza de vida, aceptar esta existencia cambiante con todas sus estaciones y estados de ánimo, este constante fluir que nunca se detiene por un momento, es ser dichoso. Entonces nadie puede perturbar tu felicidad. Es tu anhelo de permanencia lo que crea tus problemas. Si deseas vivir en una vida sin cambios, estás pidiendo lo imposible.
Un hombre consciente se vuelve lo suficientemente valiente para aceptar el fenómeno del cambio. En esa misma aceptación está la dicha. Entonces nunca estás frustrado”.

-Osho-

EL OTRO NO EXISTE…

Nadie te hace nada; todo te lo haces a ti mismo. La ilusión de creer que los demás te hacen algo, te mantiene cada vez más lejos de tu Ser y de tu poder interior.
Los otros sólo vienen a mostrarte lo que todavía no has sanado, por lo tanto, los necesitas. Necesitas de ellos como un niño necesita de su madre. Sin ellos, no podrías hacer consciente lo inconsciente; no podrías evolucionar y ver las heridas que aún continúan en tu interior. Cuánto mas tiempo te quedes en la posición de víctima, más demorarás tu florecimiento. Responsabilidad total; eso se necesita en el camino espiritual para madurar y encontrar la paz.
El dolor o karma negativo que llevas en tu interior, convoca todas y cada una de las experiencias que atraviesas. Es gracias a ese dolor que llegan las personas conflictivas a tu vida. Ellos son en realidad ángeles: te están ayudando a que veas, sanes, te liberes y crezcas. Pero tú sigues preso de la terquedad; continúas mirando hacia afuera, buscando responsables por tu sufrimiento.
Si quieres construir sólo relaciones maravillosas; llenas de amor, armonía y respeto, ocúpate de tus reacciones. Tienes que pulirte y fortalecer tu estima tanto pero tanto, hasta que logres no reaccionar tal cual un títere emocional cada vez que te ofenden y devolver con amor y comprensión toda conducta ajena errónea.
Si te escapas de las personas conflictivas, las atraerás nuevamente. Porque como te he dicho; las necesitas. Entonces te estarás en realidad escapando de ti mismo. Estas personas se irán solas cuando hayan cumplido su misión, es decir, cuando finalmente hayas sanado tu corazón herido.

Isis Pérez Rizo.

✰BENDITO ANGEL HUMANO✰

10541371_706821119449338_1302143189021349158_o
Cuando ya no te inquiete lo que pase contigo…
Cuando te quede claro que esta vida es un juego…
Cuando a aquel que te agravia no lo veas enemigo…
Cuando ya no le busques distracciones al ego…

Cuando por igual trates al triunfo y la derrota…
y entiendas que las cosas no son lo que aparentan…
Cuando igualmente aprecies la flor que no se nota…
y los bellos jardines que a veces se presentan…

Cuando mires al mundo lleno de compasión
por aquellos hermanos que han elegido el drama…
pero a la vez comprendas, que al abrirse el telón,
son solamente actores de una infinita trama…

Cuando ya no te tomes ninguna cosa en serio…
Cuando no te interese ni ser juez…ni ser parte…
Cuando poses tus ojos de lleno en el misterio,
y sientas que no hay nada que pueda lastimarte…

Y ya no te preocupe abandonar tu traje
con ese desapego del que a nada se aferra…,
celebrare tu vida, compañero de viaje…,
bendito Angel Humano caminando en la Tierra…

(Jorge Oyhanarte)

Hoy, es momento…

Hoy, es momento de dejar lo malo atrás, momento de desintoxicar el corazón, de sanar nuestra alma, de buscar solo lo que nos traiga calma. Es momento de no pasar la página, sino de cambiar de libro y cuaderno para empezar a leer y escribir uno nuevo. Es momento de amarnos más, de ser felices a pesar de nuestras cicatrices.
Es momento de bailar con la vida, de emprender diferentes rumbos, de mover barreras, de descubrir otros mundos, de saltar todos los muros. Es momento de abrir los ojos: de exhalar el pasado, de respirar el presente y de inhalar el futuro. Hoy es momento de expulsar los ayeres para poder comenzar un mejor mañana.

Permitámonos sentir…

Permitámonos sentir, permitámonos que ese dolor nos desgarre por dentro, permitámonos y unámonos a ese dolor, porque en ese sentirlo está la sanación.
Siento mi dolor, lo permito, permito el desgarro, lo lloro, lo siento… me sumerjo, más allá de la rabia, de la frustración hay tristeza e insatisfacción y más allá de la tristeza hay amor.
Lloro mi tristeza, la siento, la abrazo y me uno a ella. Y más allá de mi tristeza está mi paz, está mi sanación.
La dicha de saber que la vida tiene planes mejores para mi de los que yo puedo elegir desde mi ego.
Descanso en ese espacio de quien se sabe uno con la vida y sabe que no puede perder nada, la energía no se pierde se transforma de modo que permito la regeneración en una experiencia más bella y vibracionalmente más amorosa y poderosa.
Agradezco la experiencia que me lleva a sentir mi dolor una vez más, ahora siento mi dolor.
Siento mi dolor, lo permito, me fusiono con él, lo abrazo y me sano.
Restituyo la paz en mi corazón.
-Covadonga Pérez-Lozana-

El Principito y la rosa

-“Te amo” – dijo el principito…

-“Yo también te quiero” – dijo la rosa.

-“No es lo mismo” – respondió él…

“Querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía…Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.

Querer es esperar, es apegarse a las cosas y a las personas desde nuestras necesidades. Entonces, cuando no tenemos reciprocidad hay sufrimiento. Cuando el “bien” querido no nos corresponde, nos sentimos frustrados y decepcionados.

Si quiero a alguien, tengo expectativas, espero algo. Si la otra persona no me da lo que espero, sufro. El problema es que hay una mayor probabilidad de que la otra persona tenga otras motivaciones, pues todos somos muy diferentes. Cada ser humano es un universo. Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga motivaciones muy distintas. Amar es permitir que seas feliz, aún cuando tu camino sea diferente al mío. Es un sentimiento desinteresado que nace en un donarse, es darse por completo desde el corazón. Por esto, el amor nunca será causa de sufrimiento.

Cuando una persona dice que ha sufrido por amor, en realidad ha sufrido por querer, no por amar. Se sufre por apegos. Si realmente se ama, no puede sufrir, pues nada ha esperado del otro.

Cuando amamos nos entregamos sin pedir nada a cambio, por el simple y puro placer de dar. Pero es cierto también que esta entrega, este darse, desinteresado, solo se da en el conocimiento. Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma. Y el alma no se indemniza. Y conocerse es justamente saber de vos, de tus alegrías, de tu paz, pero también de tus enojos, de tus luchas, de tu error. Porque el amor trasciende el enojo, la lucha, el error y no es solo para momentos de alegría.

Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoísta, sino estar, en silenciosa compañía. Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos.

Amar es darte un lugar en mi corazón para que te quedes como padre, madre, hermano, hijo, amigo y saber que en el tuyo hay un lugar para mí.

Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.”

-“Ya entendí” – dijo la rosa.

-” No lo entiendas, vívelo” -dijo el principito.

Autor: Viviana Baldo- Recreación literaria

 

Espejos…

Llamamos “espejos” a nuestra capacidad de notar las sombras en los seres a nuestro alrededor y ocurre cuando negamos esas mismas sombras en nuestro interior.
Cuando concientizamos estos efectos espejo en nosotros es muy difícil de reconocernos y de aceptarnos exactamente como somos.
Para empezar a transitar este camino debemos vernos con compasión, tolerancia y mucho amor, sin permitir que los seres alrededor determinen nuestros actos o decisiones, abandonado el prejuicio y el desamor.
Al final del sendero comprenderemos que todos somos en estas tres dimensiones “Aprendices” del arte de amar incondicionalmente, de aprender a fluir y aceptar nuestra realidad.
Es bueno caminar con los pies en el suelo y fijar nuestros ojos en las estrellas para recordarnos de dónde provenimos.

NO HAY UN MONSTRUO DENTRO DE TI

Enamórate de la oscuridad.
De la mierda de la vida.
De las sombras, las partes ocultas.
De los pedazos que escondemos por vergüenza.

Enamórate de la inocencia.
De nuestros miedos infantiles a la oscuridad.
De estar expuesto. De mostrarnos,
de ser vistos, salir a la luz.

De las dudas, los dolores secretos,
nuestras extrañas fantasías, sentimientos con los que
simplemente no sabemos que hacer.
De los terrores de la noche.
De la ira que burbujea justo debajo de la superficie.
Del temor de que no seamos dignos de amor.

De los sentimientos y pensamientos que ocultamos
para mantener la imagen de ‘yo’.
Para ser buenos, ser agradables, ser espirituales.
Para ser ‘el que puede mantenerse en una pieza’.

Enamórate de esta humanidad secreta.
Sabe que la oscuridad NO es oscuridad,
solo fragmentos asustados que anhelan salir a la luz,
seres que quieren amor y atención,
y aire, e inclusión en la imagen más grande del Ser.

No busques la luz, amigo.
Simplemente se la luz. Se lo que eres.
La luz de la vida
Y ten el coraje de brillar por completo
en los lugares doloridos, los lugares sensibles.

Ilumina. Irradia.
Haz que sea seguro para los pequeños monstruos
salir de la clandestinidad
Házles saber que son hermosos.
Y dignos.
Y que no son monstruos en absoluto.

– Jeff Foster

UN HONESTO SÍ, UN HONESTO NO

Sólo porque vives en Profunda Aceptación
de Como Son Las Cosas,
no significa que no puedas dar
un fuerte y claro y honesto “No”.

Porque incluso tu no-aceptación
es aceptada
en la Aceptación más grande
que es la misma Vida.

Da un auténtico “Sí”, y un auténtico “No”.
No digas “Sí” sólo para complacer a otros.
No digas “No” sólo para evitar conflicto.

A veces tu “Sí” impacta a la gente.
A veces te juzgan, temen por tu cordura, sienten celos de ti.

A veces tu “No” decepciona a la gente, o desencadena dolor y pesar en ellos, o los hace alejarse de ti.

¡Haz tu camino con coraje, amigo!
Sigue tu instinto, al Sol y a la Luna.

Está dispuesto a aceptar profundamente sentimientos
de culpa, vergüenza, ansiedad y miedo
dentro tuyo.

Está dispuesto a estar solo con tus elecciones.
Está dispuesto a enfrentar la oscuridad.

Si no puedes aceptar tus propios sentimientos,
¿Puedes aceptar tu no-aceptación de ellos?
¿Puedes empezar ahí?

¿Puedes hacer un espacio en tu vasto corazón
para todos los niños perdidos de la consciencia?

¿Puedes abrazar al miedo como a un recién nacido?
¿Respirar tu amor hacia la ansiedad?

¿Saturar tu ira con una refrescante curiosidad?
¿Empapar la tristeza de hoy con luz?

¿Inclinarte ante tu no-aceptación?
¿Hacerla sagrada?

Respira, amigo.
Descansa.
Contacta la Tierra de nuevo.

Y sigue tu “No”
hacia lo sagrado.

– Jeff Foster

DI LA VERDAD…

La verdad siempre saldrá a la luz.
Puedes tratar de suprimirla, de amenazarla, de castigarla, esclavizarla, crucificar a quienes osan decirla;
Puedes escaparte de ella, tratar de adormecerla, silenciarla, asfixiarla, culparla, ridiculizarla, echarle toda clase de mentiras y medias verdades encima,
Pero al final, la verdad siempre saldrá a la luz.
Porque la verdad es VIDA.

Y requiere de mucho coraje decir la verdad,
Tal vez arriesgues perder el modo en que te ganas la vida, tus relaciones, tu reputación, tus posesiones mundanas, tus amigos, tu familia, incluso tu vida.
Tal vez balbucees mientras la dices, empapado en sudor, sintiendo náuseas y la boca seca, casi a punto de querer salir corriendo.

Pero al final no puedes callarla,
Es más poderosa que tú,
Perdura más allá de ti. Sobrevive más allá de ti.
Naciste de ella y regresarás a ella.
Ella habla a través tuyo.
Tu eres la vasija para la verdad.

Y cuando sabes la verdad y la declaras al Universo y a todos los que quieran escuchar, quizás sientas la duda y la culpa, y también la vergüenza, el terror del abandono, viejos pensamientos advirtiendote que te calles la maldita boca.
Pero quizás también te sientas tan vivo,
Tan en tu camino,
Tan alineado con tu llamado,
Tan dispuesto a enfrentar las consecuencias,
Momento a momento, en cada inhalación y exhalación…

No existe mayor poder en la Tierra
Nada más potente y eficaz para el cambio
Que tú, despierto.

– Jeff Foster

Siente…

Siente la energía de tu cuerpo interno. El ruido mental se serena y cesa inmediatamente. Siéntela en tus manos, en tus pies, en tu abdomen, en tu pecho. Siente la vida que eres, la vida que anima el cuerpo.
Entonces el cuerpo se convierte en una puerta, por así decirlo, hacía una sensación de vida más profunda que subyace a las fluctuantes emociones y al pensamiento.

Hay una riqueza de vida en tí que puedes sentir con todo tú Ser, no sólo con la cabeza. En esa presencia en la que no necesitas pensar, cada célula está viva.
Sin embargo, en ese estado, el pensamiento puede activarse si se le necesita para alguna finalidad práctica. La mente puede seguir operando, y opera perfectamente cuando la inteligencia mayor que eres la usa y se expresa a través de ella.

Quizá te haya pasado inadvertido que esos breves periodos en los que «eres consciente sin pensamiento» ya ocurren natural y espontáneamente en tu vida.
Puedes estar realizando alguna actividad manual, o paseando por la habitación, o esperando en el mostrador de la aerolínea, y estar tan completamente presente que el ruido mental de fondo se disipa y es reemplazado por la presencia consciente. También puedes estar mirando al cielo o escuchado a alguien sin que
surja ningún comentario interno. Tus percepciones se vuelven claras como el cristal, no están empañadas por el pensamiento.
Para la mente, todo esto no es significativo, porque tiene cosas «más importantes» en que pensar. Además, no es memorable, y por eso te ha pasado inadvertido.
Lo cierto es que es lo más significativo que puede ocurrirte. Es el principio de un cambio desde el pensamiento hacia la presencia consciente.

Siéntete cómodo en el estado de «no saber». Este estado te lleva más allá de la mente, porque la mente siempre está intentando concluir e interpretar. Tiene miedo de no saber. Por eso, cuando puedes sentirte cómodo en el no saber, ya has ido más allá de la mente. De ese estado surge un conocimiento más profundo que es no-conceptual.

Creación artística, deporte, danza, enseñanza, terapia; la maestría en cualquier disciplina implica que la mente pensante o bien ya no participa, o se ha quedado en un discreto segundo plano. Un poder y una inteligencia mayores que tú, aunque en esencia son uno contigo, toman el mando. Ya no hay proceso de toma de decisiones; la acción justa surge espontáneamente, y «tú» no la estás haciendo. La maestría de la vida es lo opuesto del control. Te alineas con la conciencia mayor. Ella actúa, habla y hace los trabajos.

Eckhart Tolle