Archivos

LA VIDA ES CAMBIO …

“El sufrimiento acontece porque no permitimos que suceda el cambio. Nos aferramos, queremos que las cosas sean estáticas. Si amas a una mujer, la quieres también para mañana, de la misma forma en que ella está contigo hoy. Así es como surge el sufrimiento. Nadie puede estar seguro del momento siguiente. ¿Qué decir sobre mañana?
Un hombre consciente sabe que la vida está cambiando constantemente. La vida es cambio. Sólo hay una cosa permanente y es el cambio. A excepción del cambio, todo lo demás cambia. Aceptar esta naturaleza de vida, aceptar esta existencia cambiante con todas sus estaciones y estados de ánimo, este constante fluir que nunca se detiene por un momento, es ser dichoso. Entonces nadie puede perturbar tu felicidad. Es tu anhelo de permanencia lo que crea tus problemas. Si deseas vivir en una vida sin cambios, estás pidiendo lo imposible.
Un hombre consciente se vuelve lo suficientemente valiente para aceptar el fenómeno del cambio. En esa misma aceptación está la dicha. Entonces nunca estás frustrado”.

-Osho-

EL OTRO NO EXISTE…

Nadie te hace nada; todo te lo haces a ti mismo. La ilusión de creer que los demás te hacen algo, te mantiene cada vez más lejos de tu Ser y de tu poder interior.
Los otros sólo vienen a mostrarte lo que todavía no has sanado, por lo tanto, los necesitas. Necesitas de ellos como un niño necesita de su madre. Sin ellos, no podrías hacer consciente lo inconsciente; no podrías evolucionar y ver las heridas que aún continúan en tu interior. Cuánto mas tiempo te quedes en la posición de víctima, más demorarás tu florecimiento. Responsabilidad total; eso se necesita en el camino espiritual para madurar y encontrar la paz.
El dolor o karma negativo que llevas en tu interior, convoca todas y cada una de las experiencias que atraviesas. Es gracias a ese dolor que llegan las personas conflictivas a tu vida. Ellos son en realidad ángeles: te están ayudando a que veas, sanes, te liberes y crezcas. Pero tú sigues preso de la terquedad; continúas mirando hacia afuera, buscando responsables por tu sufrimiento.
Si quieres construir sólo relaciones maravillosas; llenas de amor, armonía y respeto, ocúpate de tus reacciones. Tienes que pulirte y fortalecer tu estima tanto pero tanto, hasta que logres no reaccionar tal cual un títere emocional cada vez que te ofenden y devolver con amor y comprensión toda conducta ajena errónea.
Si te escapas de las personas conflictivas, las atraerás nuevamente. Porque como te he dicho; las necesitas. Entonces te estarás en realidad escapando de ti mismo. Estas personas se irán solas cuando hayan cumplido su misión, es decir, cuando finalmente hayas sanado tu corazón herido.

Isis Pérez Rizo.

✰BENDITO ANGEL HUMANO✰

10541371_706821119449338_1302143189021349158_o
Cuando ya no te inquiete lo que pase contigo…
Cuando te quede claro que esta vida es un juego…
Cuando a aquel que te agravia no lo veas enemigo…
Cuando ya no le busques distracciones al ego…

Cuando por igual trates al triunfo y la derrota…
y entiendas que las cosas no son lo que aparentan…
Cuando igualmente aprecies la flor que no se nota…
y los bellos jardines que a veces se presentan…

Cuando mires al mundo lleno de compasión
por aquellos hermanos que han elegido el drama…
pero a la vez comprendas, que al abrirse el telón,
son solamente actores de una infinita trama…

Cuando ya no te tomes ninguna cosa en serio…
Cuando no te interese ni ser juez…ni ser parte…
Cuando poses tus ojos de lleno en el misterio,
y sientas que no hay nada que pueda lastimarte…

Y ya no te preocupe abandonar tu traje
con ese desapego del que a nada se aferra…,
celebrare tu vida, compañero de viaje…,
bendito Angel Humano caminando en la Tierra…

(Jorge Oyhanarte)

Hoy, es momento…

Hoy, es momento de dejar lo malo atrás, momento de desintoxicar el corazón, de sanar nuestra alma, de buscar solo lo que nos traiga calma. Es momento de no pasar la página, sino de cambiar de libro y cuaderno para empezar a leer y escribir uno nuevo. Es momento de amarnos más, de ser felices a pesar de nuestras cicatrices.
Es momento de bailar con la vida, de emprender diferentes rumbos, de mover barreras, de descubrir otros mundos, de saltar todos los muros. Es momento de abrir los ojos: de exhalar el pasado, de respirar el presente y de inhalar el futuro. Hoy es momento de expulsar los ayeres para poder comenzar un mejor mañana.

Permitámonos sentir…

Permitámonos sentir, permitámonos que ese dolor nos desgarre por dentro, permitámonos y unámonos a ese dolor, porque en ese sentirlo está la sanación.
Siento mi dolor, lo permito, permito el desgarro, lo lloro, lo siento… me sumerjo, más allá de la rabia, de la frustración hay tristeza e insatisfacción y más allá de la tristeza hay amor.
Lloro mi tristeza, la siento, la abrazo y me uno a ella. Y más allá de mi tristeza está mi paz, está mi sanación.
La dicha de saber que la vida tiene planes mejores para mi de los que yo puedo elegir desde mi ego.
Descanso en ese espacio de quien se sabe uno con la vida y sabe que no puede perder nada, la energía no se pierde se transforma de modo que permito la regeneración en una experiencia más bella y vibracionalmente más amorosa y poderosa.
Agradezco la experiencia que me lleva a sentir mi dolor una vez más, ahora siento mi dolor.
Siento mi dolor, lo permito, me fusiono con él, lo abrazo y me sano.
Restituyo la paz en mi corazón.
-Covadonga Pérez-Lozana-

El Principito y la rosa

-“Te amo” – dijo el principito…

-“Yo también te quiero” – dijo la rosa.

-“No es lo mismo” – respondió él…

“Querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía…Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.

Querer es esperar, es apegarse a las cosas y a las personas desde nuestras necesidades. Entonces, cuando no tenemos reciprocidad hay sufrimiento. Cuando el “bien” querido no nos corresponde, nos sentimos frustrados y decepcionados.

Si quiero a alguien, tengo expectativas, espero algo. Si la otra persona no me da lo que espero, sufro. El problema es que hay una mayor probabilidad de que la otra persona tenga otras motivaciones, pues todos somos muy diferentes. Cada ser humano es un universo. Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga motivaciones muy distintas. Amar es permitir que seas feliz, aún cuando tu camino sea diferente al mío. Es un sentimiento desinteresado que nace en un donarse, es darse por completo desde el corazón. Por esto, el amor nunca será causa de sufrimiento.

Cuando una persona dice que ha sufrido por amor, en realidad ha sufrido por querer, no por amar. Se sufre por apegos. Si realmente se ama, no puede sufrir, pues nada ha esperado del otro.

Cuando amamos nos entregamos sin pedir nada a cambio, por el simple y puro placer de dar. Pero es cierto también que esta entrega, este darse, desinteresado, solo se da en el conocimiento. Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma. Y el alma no se indemniza. Y conocerse es justamente saber de vos, de tus alegrías, de tu paz, pero también de tus enojos, de tus luchas, de tu error. Porque el amor trasciende el enojo, la lucha, el error y no es solo para momentos de alegría.

Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoísta, sino estar, en silenciosa compañía. Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos.

Amar es darte un lugar en mi corazón para que te quedes como padre, madre, hermano, hijo, amigo y saber que en el tuyo hay un lugar para mí.

Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.”

-“Ya entendí” – dijo la rosa.

-” No lo entiendas, vívelo” -dijo el principito.

Autor: Viviana Baldo- Recreación literaria

 

Espejos…

Llamamos “espejos” a nuestra capacidad de notar las sombras en los seres a nuestro alrededor y ocurre cuando negamos esas mismas sombras en nuestro interior.
Cuando concientizamos estos efectos espejo en nosotros es muy difícil de reconocernos y de aceptarnos exactamente como somos.
Para empezar a transitar este camino debemos vernos con compasión, tolerancia y mucho amor, sin permitir que los seres alrededor determinen nuestros actos o decisiones, abandonado el prejuicio y el desamor.
Al final del sendero comprenderemos que todos somos en estas tres dimensiones “Aprendices” del arte de amar incondicionalmente, de aprender a fluir y aceptar nuestra realidad.
Es bueno caminar con los pies en el suelo y fijar nuestros ojos en las estrellas para recordarnos de dónde provenimos.

NO HAY UN MONSTRUO DENTRO DE TI

Enamórate de la oscuridad.
De la mierda de la vida.
De las sombras, las partes ocultas.
De los pedazos que escondemos por vergüenza.

Enamórate de la inocencia.
De nuestros miedos infantiles a la oscuridad.
De estar expuesto. De mostrarnos,
de ser vistos, salir a la luz.

De las dudas, los dolores secretos,
nuestras extrañas fantasías, sentimientos con los que
simplemente no sabemos que hacer.
De los terrores de la noche.
De la ira que burbujea justo debajo de la superficie.
Del temor de que no seamos dignos de amor.

De los sentimientos y pensamientos que ocultamos
para mantener la imagen de ‘yo’.
Para ser buenos, ser agradables, ser espirituales.
Para ser ‘el que puede mantenerse en una pieza’.

Enamórate de esta humanidad secreta.
Sabe que la oscuridad NO es oscuridad,
solo fragmentos asustados que anhelan salir a la luz,
seres que quieren amor y atención,
y aire, e inclusión en la imagen más grande del Ser.

No busques la luz, amigo.
Simplemente se la luz. Se lo que eres.
La luz de la vida
Y ten el coraje de brillar por completo
en los lugares doloridos, los lugares sensibles.

Ilumina. Irradia.
Haz que sea seguro para los pequeños monstruos
salir de la clandestinidad
Házles saber que son hermosos.
Y dignos.
Y que no son monstruos en absoluto.

– Jeff Foster

UN HONESTO SÍ, UN HONESTO NO

Sólo porque vives en Profunda Aceptación
de Como Son Las Cosas,
no significa que no puedas dar
un fuerte y claro y honesto “No”.

Porque incluso tu no-aceptación
es aceptada
en la Aceptación más grande
que es la misma Vida.

Da un auténtico “Sí”, y un auténtico “No”.
No digas “Sí” sólo para complacer a otros.
No digas “No” sólo para evitar conflicto.

A veces tu “Sí” impacta a la gente.
A veces te juzgan, temen por tu cordura, sienten celos de ti.

A veces tu “No” decepciona a la gente, o desencadena dolor y pesar en ellos, o los hace alejarse de ti.

¡Haz tu camino con coraje, amigo!
Sigue tu instinto, al Sol y a la Luna.

Está dispuesto a aceptar profundamente sentimientos
de culpa, vergüenza, ansiedad y miedo
dentro tuyo.

Está dispuesto a estar solo con tus elecciones.
Está dispuesto a enfrentar la oscuridad.

Si no puedes aceptar tus propios sentimientos,
¿Puedes aceptar tu no-aceptación de ellos?
¿Puedes empezar ahí?

¿Puedes hacer un espacio en tu vasto corazón
para todos los niños perdidos de la consciencia?

¿Puedes abrazar al miedo como a un recién nacido?
¿Respirar tu amor hacia la ansiedad?

¿Saturar tu ira con una refrescante curiosidad?
¿Empapar la tristeza de hoy con luz?

¿Inclinarte ante tu no-aceptación?
¿Hacerla sagrada?

Respira, amigo.
Descansa.
Contacta la Tierra de nuevo.

Y sigue tu “No”
hacia lo sagrado.

– Jeff Foster

DI LA VERDAD…

La verdad siempre saldrá a la luz.
Puedes tratar de suprimirla, de amenazarla, de castigarla, esclavizarla, crucificar a quienes osan decirla;
Puedes escaparte de ella, tratar de adormecerla, silenciarla, asfixiarla, culparla, ridiculizarla, echarle toda clase de mentiras y medias verdades encima,
Pero al final, la verdad siempre saldrá a la luz.
Porque la verdad es VIDA.

Y requiere de mucho coraje decir la verdad,
Tal vez arriesgues perder el modo en que te ganas la vida, tus relaciones, tu reputación, tus posesiones mundanas, tus amigos, tu familia, incluso tu vida.
Tal vez balbucees mientras la dices, empapado en sudor, sintiendo náuseas y la boca seca, casi a punto de querer salir corriendo.

Pero al final no puedes callarla,
Es más poderosa que tú,
Perdura más allá de ti. Sobrevive más allá de ti.
Naciste de ella y regresarás a ella.
Ella habla a través tuyo.
Tu eres la vasija para la verdad.

Y cuando sabes la verdad y la declaras al Universo y a todos los que quieran escuchar, quizás sientas la duda y la culpa, y también la vergüenza, el terror del abandono, viejos pensamientos advirtiendote que te calles la maldita boca.
Pero quizás también te sientas tan vivo,
Tan en tu camino,
Tan alineado con tu llamado,
Tan dispuesto a enfrentar las consecuencias,
Momento a momento, en cada inhalación y exhalación…

No existe mayor poder en la Tierra
Nada más potente y eficaz para el cambio
Que tú, despierto.

– Jeff Foster

Siente…

Siente la energía de tu cuerpo interno. El ruido mental se serena y cesa inmediatamente. Siéntela en tus manos, en tus pies, en tu abdomen, en tu pecho. Siente la vida que eres, la vida que anima el cuerpo.
Entonces el cuerpo se convierte en una puerta, por así decirlo, hacía una sensación de vida más profunda que subyace a las fluctuantes emociones y al pensamiento.

Hay una riqueza de vida en tí que puedes sentir con todo tú Ser, no sólo con la cabeza. En esa presencia en la que no necesitas pensar, cada célula está viva.
Sin embargo, en ese estado, el pensamiento puede activarse si se le necesita para alguna finalidad práctica. La mente puede seguir operando, y opera perfectamente cuando la inteligencia mayor que eres la usa y se expresa a través de ella.

Quizá te haya pasado inadvertido que esos breves periodos en los que «eres consciente sin pensamiento» ya ocurren natural y espontáneamente en tu vida.
Puedes estar realizando alguna actividad manual, o paseando por la habitación, o esperando en el mostrador de la aerolínea, y estar tan completamente presente que el ruido mental de fondo se disipa y es reemplazado por la presencia consciente. También puedes estar mirando al cielo o escuchado a alguien sin que
surja ningún comentario interno. Tus percepciones se vuelven claras como el cristal, no están empañadas por el pensamiento.
Para la mente, todo esto no es significativo, porque tiene cosas «más importantes» en que pensar. Además, no es memorable, y por eso te ha pasado inadvertido.
Lo cierto es que es lo más significativo que puede ocurrirte. Es el principio de un cambio desde el pensamiento hacia la presencia consciente.

Siéntete cómodo en el estado de «no saber». Este estado te lleva más allá de la mente, porque la mente siempre está intentando concluir e interpretar. Tiene miedo de no saber. Por eso, cuando puedes sentirte cómodo en el no saber, ya has ido más allá de la mente. De ese estado surge un conocimiento más profundo que es no-conceptual.

Creación artística, deporte, danza, enseñanza, terapia; la maestría en cualquier disciplina implica que la mente pensante o bien ya no participa, o se ha quedado en un discreto segundo plano. Un poder y una inteligencia mayores que tú, aunque en esencia son uno contigo, toman el mando. Ya no hay proceso de toma de decisiones; la acción justa surge espontáneamente, y «tú» no la estás haciendo. La maestría de la vida es lo opuesto del control. Te alineas con la conciencia mayor. Ella actúa, habla y hace los trabajos.

Eckhart Tolle

Te quiero así…

 

Te quiero tranquila, 
deseo que dejes de cargar el mundo sobre tus hombros…

Deja de poner a todo mundo por encima de ti, así sean tus padres, tus hijos, tus amigos o tus jefes.

Deja de comerte lo que sobra para que no vaya a la basura.

No podrás ayudar a todos los que te necesitan y estar para los que te aman si no empiezas a amarte….

Ámate como amas a todos los demás, vuélvete tu principal prioridad, ya no te trates como la segunda.

Deja de posponer el salón de belleza y de ofrecerte a tomar la foto para no salir en ella.

Yo te quiero tanto que podría sentarme a escucharte en un parque, en una banca, ni el café me haría falta.

Yo no te quiero a dieta, ni delgada, ni loca de fitness…..Te quiero sana, te quiero guapa, te quiero así divina pero con las ganas de hacer las paces contigo, con esa mujer que se ha dejado el cabello desatendido y no recuerda cuando fue la última vez que estrenó algo.

Porque pararte frente al espejo a ponerte linda, no te hace menos mamá, menos tía, menos abuela, menos mujer, menos esposa o menos profesional.

Porque mientes al decir que nadie te mira, ¡te miras tú!
Tú, tu primer, verdadero y leal amor,
Tú, tu juez más severo,
Tú, tu gran saboteador,
Tú, quien no se perdona,
Tú, ¡la persona más importante en tu vida!
Yo quiero que te dediques un momento a hacer algo para ti, una lectura, un proyecto, una caminata, una visita que te guste a ti.

¡Crece como una mujer independiente, sabía y feliz! El mejor y único compromiso es amarse y respetarse a sí misma.

Te quiero así grande, única y feliz…

Te desafío…

Abre tus alas y déjate volar alto, ese dolor que esta sintiendo es el síntoma de que estas liberando…

despójate de esa dureza, y llora la angustia que sangra en tu corazón, las heridas no se curan reteniendo, se curan cuando sueltan…

ya no te identifiques, con ese nombre, con esa cara, con esa carrera, con ese trabajo, por un día no te identifiques con nada, solo deja que la identidad se pierda en este mar de egos…

Canta, canta alto, que tus pulmones y corazón canten esas melodías que salen del amor, del dolor, de la emoción, solo cantando se alivian las penas y se atraen las alegrías…

Reíte de todo, hasta de vos, y critica todo, hasta tu propia vida, así practicas el juicio, la risa, la burla en tu propia carne, solo así se entiende cuan duros podemos ser juzgando….

Por un día no planifiques nada, deja que el sol, las nubes, las plantas, el día, se disuelvan en la nada, en la existencia misma, por la existencia no tiene bordes, porque la existencia es como un río de estrellas que fluye con la corriente de las vibraciones…

Escribe sobre nada y sobre todo a la vez, dibuja garabatos en un cuaderno y deja que tu mente se libere dibujando nada…

Por un día, siéntate a contemplar, a observar, sin interpretar, sin juzgar, sin definirte, sin bordes, sin rótulos, solo se, te desafío….

Daniela Guerrero.

Liberación…

A mis padres los libero de sentir que conmigo no pudieron dármelo todo o que crean que han fallado. Los amo y les agradezco que hayan sido instrumento de Dios para que Hoy este aquí.

Libero a mis hijos de la necesidad de engrandecer mi ego, de querer satisfacer los deseos o metas que yo no cumplí para mí o de que se sientan obligados a enorgullecerme. Les pido que escriban su propia historia según sus deseos de experimentar y lo que alegre sus corazones.

Libero a mi pareja de la obligación de complementarme. Yo estoy completo/a. Nada me falta, todo está dentro de mí y *mi felicidad depende de mí * Yo aprendo y evoluciono con cada una de mis relaciones y si hemos fallado yo también he sido responsable de atraer esa situación.

Libero a mis hermanos de toda culpa que sientan por mí, o por hacerles creer que me lastimaron, o si en algún momento los ofendí, los ignoré o los negué. En ningún momento mi intención ha sido la de vivir sus vidas, ni entorpecer sus experiencias, ni pensar que no podían hacerlo bien, ni creerme mejor que ustedes. Los amo. Estoy consciente ahora de que lo están haciendo lo mejor que pueden hacerlo y confío plenamente en sus habilidades y fortalezas* para labrarse (conseguir) la vida maravillosa que siempre han soñado para ustedes.

A mis abuelos y ancestros que se fueron encontrando para que yo, hoy, aquí, respire vida en nombre de ellos, los libero de las culpas del pasado y de los deseos que no cumplieron.
Consciente de que todo lo que hicieron fue lo mejor que pudieron hacer para resolver cada una de las situaciones que enfrentaron, con los recursos que tuvieron y desde el nivel de conciencia que tenían en ese momento. Les honro con mi vida, haciendo de ella lo mejor que pueda para hacerla feliz, digna y próspera. Los amo y reconozco a todos y cada uno de ellos.

Me contemplo ante sus miradas, y les expreso mi gratitud y todo mi amor para que sepan que no oculto ni debo nada más que ser fiel a mi mismo/a y a mi propia existencia, de esa manera los honro.
Lo que aprendí de todos ustedes me hace ser quien soy y me permite transitar el camino de mi vida con sabiduría, consciente de que cumplo mi propio proyecto de vida, libre de lealtades familiares invisibles y visibles, libre de ataduras y creencias que puedan perturbar mi Salud, Alegría, mi Paz y Felicidad.

Renuncio al Rol de Salvador/a y Redentor/a, de ser quien une o cumple expectativas ajenas.
Aprendiendo a través y sólo a través del Amor /aceptación, permitiendo Ser a cada quien tal como quiere Ser y permitiéndome Ser quien verdaderamente Soy.

Bendigo la esencia más expandida de mi Ser la cual es Maravillosa, Espléndida y Notable (Yo Soy), que a través de mi forma única de expresarme, y aunque alguien no pueda comprenderme, Yo solo me expreso como Soy, porque sólo yo he vivido y experimentado mi propia historia, porque me conozco, sé quien Soy, lo que siento, lo que hago y porqué lo hago.
Me acepto, me respeto, me apruebo y me responsabilizo solo por mí, con amor/aceptación y comprensión.

Honro la Divinidad en mí y en ti… Ahora quedamos libres para amarnos
Les Amo /les acepto en mi vida y experiencia de vida.
Gracias

Qué suerte he tenido de nacer!…

Qué suerte he tenido de nacer,
para estrechar la mano de un amigo
y poder asistir como testigo
al milagro de cada amanecer.
Qué suerte he tenido de nacer,
para tener la opción de la balanza,
sopesar la derrota y la esperanza
con la gloria y el miedo de caer.
Qué suerte he tenido de nacer,
para entender que el honesto y el perverso
son dueños por igual del universo
aunque tengan distinto parecer.
Qué suerte he tenido de nacer,
para callar cuando habla el que más sabe,
aprender a escuchar, ésa es la clave,
si se tiene intenciones de saber.
Qué suerte he tenido de nacer,
y lo digo sin falsos triunfalismos,
la victoria total, la de uno mismo,
se concreta en el ser y en el no ser.
Qué suerte he tenido de nacer,
para cantarle a la gente y a la rosa
y al perro y al amor y a cualquier cosa
que pueda el sentimiento recoger.
Qué suerte he tenido de nacer,
para tener acceso a la fortuna
de ser río en lugar de ser laguna,
de ser lluvia en lugar de ver llover.
Qué suerte he tenido de nacer,
para comer a conciencia la manzana,
sin el miedo ancestral a la sotana
ni a la venganza final de Lucifer.
Pero sé, bien que sé…
que algún día también me moriré.
Si ahora vivo contento con mi suerte,
sabe Dios qué pensaré cuando mi muerte,
cuál será en la agonía mi balance, no lo sé,
nunca estuve en ese trance.
Pero sé, bien que sé…
que en mi viaje final escucharé
el ambiguo tañir delas campanas
saludando mi adiós, y otra mañana
y otra voz, como yo, con otro acento,
cantará a los cuatro vientos…
Qué suerte he tenido de nacer.

Tiempo de soltar amarras…

LA VIDA ES UN ETERNO DEJAR IR. SOLAMENTE CON LAS MANOS VACÍAS PODEMOS TOMAR LO NUEVO.

 

Aquí dejo todo lo que me hace daño.

Es tiempo de ser más fluida con la gente, conmigo misma.

Es momento de dejar ir. De permitir que el viento me despeine y me sacuda;

que se lleve el resentimiento, que mi alma perdone deudas y deudores. …

Es tiempo de que me perdone a mí misma; ya me regañé bastante.

Fueron muchas las piedras que yo misma puse en mi camino; los puentes dinamitados…

Como autocastigo ya estuvo bien; elijo el camino de la aceptación,es más barato.

Acepto y entiendo que merezco empezar de cero; con alma transparente y espíritu tranquilo.

En estos momentos que vienen, lo que ha de ser, será. Es tiempo de relajarme.

Dios no me está juzgando; está muy ocupado haciendo otras cosas. Así que … ¿Por qué habría yo de hacerlo?

Es hora de levantar las anclas… De liberar cosas, de soltar gente.

Nadie tiene que ser como yo quiera. Así están perfectos.

Así ha funcionado hasta este momento su vida.

Me dedico a atender lo mío, a refundarme.

De vez en cuando viene bien tirar lo que ya no sirve, perdonar.

Entre SER FELIZ y TENER RAZÓN, elijo lo primero.

Tener la razón es el peor de los desgastes, porque te quita el sueño intentar corregir el universo.

Es hora de soltar amarras, de confiar más en la gente.

Me dejo ir… La vida me conduce.

24852627_1772213889469351_1399713300441970197_n

UNA CELEBRACIÓN DE MÚLTIPLES PERSONALIDADES

No tienes un único “yo mismo”. No eres un “yo” fijo e invariable, contenido en un único cuerpo. Representas muchos “yo mismo”, numerosos roles durante cada día, muchos de los cuales parecen desconectados, aislados, divididos; muchos de los cuales son mantenidos ocultos, incluso de tí mismo.

El que viaja en hora punta y está harto. El empleado cortés y concienzudo. El padre exhausto que vuelve a su hogar desde el trabajo, recibido por una escena de absoluto caos de niños en la sala de estar. La pareja amorosa y solidaria. El solitario e incomprendido esposo. El niño emocionado en un partido deportivo. El que vive un duelo penoso. El buscador espiritual aferrándose a la esperanza. El cliente de terapia, por fin comprendido, llorando en la silla. El soñador secreto. El salvaje amante. El gurú omnisciente. El aventurero. El monstruo. El payaso. El santo. El poeta. El misionero enojado. El estafador. El tonto. El guardián. El que parece no poder hacer nada funcionar. El que está perdido. El abandonado. El que se siente superior, inferior, acertado, equivocado. El marginado. El alma de la fiesta. El desastre sin vida. El que no tiene pasado. El que imagina cosas indecibles.

Diferentes “seres”, diferentes perspectivas del universo, diferentes lenguajes, diferentes pasados y futuros, se activan en diferentes circunstancias, lugares, relaciones, contextos.
Representas muchos papeles -¿Pero qué papel eres tú? ¿Son todos tú? ¿o ninguno de ellos? ¿Cuáles “yo” proclamas como tuyos? ¿Cuáles rechazas? ¿Cuáles te niegas a reconocer?
¿Eres el mejor actor del mundo?

De hecho, ni siquiera es verdad decir que tienes muchos “yo”. Todos los yo pequeños son potencialidades del gran “Yo” que somos todos, y no somos fragmentos o partes de la Totalidad sino que la Totalidad que permite a las partes bailar en primer lugar. Sin tu Presencia, sin el invariable Teatro de Tí, no podemos ser ningún actor, bueno o malo, feliz o triste.

Si tratamos de aferrarnos a un único “yo”, una única parte, si nos fijamos a una sola potencialidad excluyendo al resto, si nos establecemos en una conclusión fija a la frase “Yo Soy…”, eventualmente nos agotamos, o nos volvemos locos, o sufrimos una lenta muerte por aburrimiento y potencial bloqueado. Nos hartamos de nuestra propia historia, y anhelamos más.

Pero si nos abrimos radical y conscientemente a todas las potencialidades del “Yo Soy…”, y permitimos que el concepto anticuado, limitado y fijo del “yo” se desmorone, la verdadera creatividad es liberada, ya que ahora todas las energías de la vida tienen permitido moverse libremente en nosotros, y esto es el corazón palpitante del despertar. Entonces la frase “puedes ser quien tú quieras ser” adquiere un significado completamente nuevo.

Contienes no una, no dos, sino que múltiples personalidades, y esto no es patología, sino potencial; no es enfermedad, sino que creatividad; no es un síndrome sino una celebración; y muchos han sido encerrados en manicomios debido a la ignorancia del mundo acerca de esta simple verdad del despertar.

Sé todos tus hermosos y locos “yo” hoy día; habítalos todos, dale la bienvenida a todos, sabe que todos están contenidos en Una consciencia que eres tú, el divino Teatro de la Presencia.

– Jeff Foster