Archivo | agosto 2014

“Dejar ir”

“Dejar ir” no significa dejar de cuidar, significa que no puedo hacerlo por otra persona.
“Dejar ir” no es aislarme, es darme cuenta que no puedo controlar a otro.
“Dejar ir” no es permitir, sino reconocer el aprendizaje de las consecuencias naturales.
“Dejar ir” es admitir la impotencia, que significa que el resultado no está en mis manos.
“Dejar ir” no es tratar de cambiar o culpar a otro, es sacar lo máximo de mi mismo.
“Dejar ir” no es cuidar, sino atender.
“Dejar ir” no es reparar, sino ser de apoyo.
“Dejar ir” no es juzgar, sino permitirle a otro que sea un ser humano.
“Dejar ir” no es estar en el medio arreglando todos los resultados, sino permitir a otros que influyan en sus propios destinos.
“Dejar ir” no es ser protector, es permitir a otro que enfrente la realidad.
“Dejar ir” no es negar, sino aceptar.
“Dejar ir” no es regañar, reprender o discutir, sino buscar mis propios defectos y corregirlos.
“Dejar ir” no es ajustar todo a mis deseos, sino tomar cada día como viene y apreciarme a mi mismo en él.
“Dejar ir” no es lamentar el pasado, sino crecer y vivir para el futuro.
“Dejar ir” es temer menos y amar más.

~Louise Hay~

 

1656395_677707358953581_238426243_n

La vida es nueva cada día.


Es un eterno dejar ir. Solamente con las manos vacías podrás agarrar algo nuevo.
Aquel que tiene un porqué para vivir, se puede enfrentar a todos los cómos.
El sentido de la vida está en vivir cada día tal como se nos presenta.
En la vida no hay clases para principiantes; enseguida exigen de uno lo más difícil.
La existencia es esfuerzo, es deseo, es dolor.
La vida constituye un don de la naturaleza; pero una vida bella es un don de la sabiduría.
La vida es lo que hacemos y lo que nos pasa.
La vida no se mide por los momentos que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento.
Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir y no dormir sin soñar.
Descansar es empezar a morir.

El nacimiento te trae, la muerte te lleva. En medio de los dos está la vida!

Un día naciste y un día te tendrás que ir: no hay otra alternativa, no hay excepciones. Esta vida debe acabar. ¿Por qué? La misma naturaleza que es responsable de darla es también responsable de quitarla.

Es fácil considerar al nacimiento como algo bueno y a la muerte como algo malo. Para muchos el amanecer es algo bueno, mientras que el anochecer significa que el día ha acabado. Sin embargo, tu amanecer es el anochecer en otro lugar, y tu anochecer es el amanecer en otra parte. No es ni bueno ni malo. Pero no entendemos las cosas que no son ni buenas ni malas. Todo ha de ser bueno o malo, bueno o malo, bueno o malo. No obstante, hay cosas que ni son buenas ni malas; son, sencillamente, lo que son.

El río no fluye a causa de ti ni corre porque eso te perjudique o te beneficie. Fluye porque ésa es su naturaleza y lo hace desde las montañas al mar. De hecho retorna al lugar del que, en realidad, partió. Cada gota ascendió desde el océano y luego cayó en forma de lluvia. Se almacenó durante el invierno como nieve y al llegar el verano se derritió: el río comenzó a formarse gota a gota y luego fluyó.

Lo que ves es el río, pero ¿sabías que durante la mayor parte de su existencia no tiene esa forma? Estaba allí arriba o almacenado como nieve en las montañas. Su período más breve es cuando lo ves como río, fluyendo, de regreso al océano. ¿Es eso algo bueno? No. ¿Es malo? Tampoco. Sencillamente, es.

El nacimiento te da la existencia, la muerte te la arrebata. Eso son hechos. No tiene importancia que seas hindú, musulmán, judío, cristiano o budista, para todos es igual: el nacimiento te trae, la muerte te lleva.

En medio de los dos está la vida, frágil, muy frágil. ¿Cómo se manifiesta? Un aliento tras otro; no dos, ni tres, ni cuatro, sólo uno. Ése es el milagro que sucede cada día, cada momento de tu vida. Y que suceda ese milagro es lo que permite que hagas todo lo que puedes hacer. Puedes intentar olvidarlo o perderte en filosofías e ideas o dedicarte a buscar otros milagros. Puedes buscar explicaciones a la vida, mientras la vida se manifiesta ante tus propios ojos. Delante mismo de ti está ocurriendo la danza más hermosa.

Escrito por: Prem Rawat. Maharaji

•*¨`*•. ☆ .•*¨`*•. .•*¨`*•. ☆ .•*¨`*•..•*¨`*•. ☆ .•*¨`*•.
…………✿•*¨`*•. (¯`v´¯) (¯`v´¯) .•*¨`*•✿…………
……….. . . ✿•*¨`*•.¸(¯`v´¯)¸.•´*¨`*•✿ . . ………..
……….……………… …. •.¸.•´ღ……………………….
……. ☆ღ~✿Ƹɳ Մɳ Ɽïɳ¢óɳ Ðҽɭ Ѧɭᶆą ~ღ☆………….
•*¨`*•. ☆ .•*¨`*•. .•*¨`*•. ☆ .•*¨`*•..•*¨`*•. ☆ .•*¨`*•.

Rosana – Sin Miedo feat. SIE7E

Sin miedo sientes que la suerte está contigo,
jugando con los duendes, abrigándote el camino,
haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido,
mejor, vivir sin miedo.

Sin miedo, lo malo se nos va volviendo bueno,
las calles se confunden con el cielo,
y nos hacemos aves, sobrevolando el suelo,
así, sin miedo.

Si quieres las estrellas, vuelco el cielo,
no hay sueños imposibles ni tan lejos,
si somos como niños,
sin miedo a la locura, sin miedo a sonreír.

Sin miedo sientes que la suerte está contigo,
jugando con los duendes, abrigándote el camino,
haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido,
mejor, vivir sin miedo.

Sin miedo, las olas se acarician con el fuego,
si alzamos bien las yemas de los dedos
podemos, de puntillas, tocar el universo,
así, sin miedo.

Las manos se nos llenan de deseos
que no son imposibles ni están lejos,
si somos como niños
sin miedo a la ternura, sin miedo a ser feliz.

Sin miedo sientes que la suerte está contigo,
jugando con los duendes, abrigándote el camino,
haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido,
mejor, vivir sin miedo.

Lo malo se nos va volviendo bueno,
si quieres las estrellas, vuelco el cielo,
sin miedo a la locura, sin miedo a sonreír.

Sin miedo sientes que la suerte está contigo,
jugando con los duendes, abrigándote el camino,
haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido,
mejor, vivir sin miedo.

Sí, sin miedo sientes que la suerte está contigo,
jugando con los duendes, abrigándote el camino,
haciendo a cada paso lo mejor de lo vivido,
mejor, vivir sin miedo.

 

Sonríe…

Una sonrisa amable y sincera es el pasaporte universal que facilita la entrada a muchísimos corazones.

Una sonrisa amorosa es una caricia que enciende y mantiene viva la llama de la felicidad que produce el compartir, pues nadie logra ser suficientemente feliz aislado de los demás y encerrado en sí mismo.

La sonrisa nacida en el corazón derriba barreras y construye puentes para comunicarnos con quienes necesitamos y con quienes nos necesitan.

2cde450579711e31bcf03667cb4a93dd

Personajes que han triunfado ante la adversidad

No existen los imposible… sólo existen los imposibilitados… los que no perseveran y se dan por vencido ante el primer tropiezo o desacierto. La perseverancia, la confianza en ti mismo y la disciplina es lo que te permitirá alcanzar tus metas.