Archivos

Los problemas desde otra mirada…

Aunque, a primera vista, pueda parecer ilógico, en verdad los problemas merecen ser amados también, sobre todo porque ellos aman. Y esta simple idea traza una línea divisoria en las filas de los ayudadores profesionales. Por un lado están los que atacan los problemas con mentalidad de cirujano, aliándose con la pequeña voluntad del sufriente que pretende liberarse legítimamente de ellos, y poniéndose en complicidad con la actitud de rechazo que hay en su trasfondo. Por otro lado están los que acarician los problemas, los aman y los respetan, incluso aunque la persona que los sufre no pueda hacerlo. Estos tienen una mentalidad más homeopática e inclusiva, y se preguntan de qué amor no permitido emerge lo problemático y cómo restaurarlo abiertamente. Pretenden que los padecimientos se retiren amablemente cuando es posible y adecuado. Los unos actúan como guerreros feroces enfrentados al gran enemigo, los otros como contemplativos en la gran asamblea del corazón. Los primeros son egológicos, los segundos ecológicos.

-Joan Garriga-
del libro “Vivir en el alma”