Archivo | noviembre 2011

La amistad es una cajita de cristal.

La amistad es una cajita de cristal. Pequeña, transparente, donde guardas allí dentro todos tus pensamientos, ideas, cariño y amor.

Un cristal fino donde te reflejas. Material en el que están hechos tus sueños. Son porciones de tu corazón que intentas que no se rayen nunca.
Un amigo es más que una persona. Algo que no es físico, algo que siempre llevas. Es eso que recoges por el camino y guardas en tu cajita de cristal, cuidadosamente acomodado en su interior de terciopelo. Todo eso en lo que crees, en lo que confías, en lo que sientes.

Eso que más allá del mundo encuentras. Eso que te abraza cuando piensas que no puedes más. Algo que lamentas no ver. Porque el amigo no se ve, no se toca, no se huele. Simplemente lo sientes. Y, aunque se encuentre sentado a tu lado, tú nunca lo ves como la materia física que es. Su esencia oculta entre los pliegues del terciopelo de tu cajita de cristal.
A veces lo miras a los ojos. A veces sientes su presencia.
Sin embargo, el amigo no es la persona que ves. Es la persona que sientes.

Es aquello por lo que darías todo.

Menos tu cajita de cristal

TE SIENTO

Te siento…me sientes
En este instante
En este Ahora eterno.
Nos re-conocemos
Nos re-encontramos
Vibramos al unísono
En la vibración del amor más puro
Mis labios y los tuyos se unen,
cálidos, imantados,
arrullados por el latido de la tierra,
del universo.
Beso suavemente tu frente,
entre tus ojos cerrados.
Beso tus ojos luminosos
que dejan ver tu alma.
Beso la comisura de tus labios,
a un lado, al otro…
suave, lentamente.
Beso tus labios…tu boca.
Siento la energía vibrando
en cada célula de nuestro cuerpo.
No hay separación…
No hay fronteras…
Me vuelvo líquida…
sin huesos…
sin músculos…
Nos fundimos en Amor.
Somos dos…
Somos uno…
Somos Todo.
Somos dos seres humanos
sintiendo la fusión de sus almas.
No hay tiempo, no hay espacio.
Solamente un eterno Ahora
vivido en este instante.
Es el éxtasis…
sin apego…
Vuelvo al todo, a la Nada.
Vuelvo…
Somos…

María

Música de Sheila Chandra.

Un nuevo mundo, AHORA. Eckhart Tolle.

En el nuevo mundo, el disfrute sustituirá al deseo como fuerza activadora de las acciones humanas. Ya no hay que esperar a que ocurra algo “significativo” en tu vida para poder disfrutar, por fin, con lo que haces.


Textos: Eckhart Tolle. “Un nuevo mundo, ahora”.
Música: R. Clayderman. Moonlight Sonata.
Imágenes y realización: anna serrat. http://www.annaserrat.com

Bendecir…siempre bendecir…

Al despertar, bendice tu jornada, porque ya está desbordando una abundancia de bienes que tus bendiciones harán aparecer. Porque bendecir significa reconocer el bien infinito que forma parte integrante de la trama misma del universo. Ese bien lo único que espera es una señal tuya para poder manifestarse.

Al cruzarte con la gente por la calle, en el auto, en tu trabajo, bendice a todos. La paz de tu bendición será la compañera de tu camino, y el aura de su discreto perfume será una luz en tu itinerario. Bendice a los que encuentres, derrama tu bendición sobre su salud, su trabajo, su alegría, su relación con Dios, con ellos mismos y con los demás. . Bendice a todos en todas las formas imaginables., porque esas bendiciones, no sólo esparcen las semillas de la curación, sino que algún día brotarán como otras tantas flores de gozo en lo espacios áridos de tu propia vida.

Bendice a tu ciudad, sus gobernantes, a los educadores, enfermeras, barrenderos, sacerdotes y prostituas. Cuando alguien te muestre agresividad, cólera o falta de bondad, responde con una bendición silenciosa.. Bendice totalmente y gozosamente, porque esas bendiciones son un escudoque nos proteje, de la ignorancia de las maldades y cambia de rumbo la flecha que han disparado.

Bendecir, significa desear y querer incondicionalmente y totalmente y sin reserva alguna el bien ilimitado – para los demás y para los acontecimientos de la vida – haciéndolo aflorar de las fuentes mas profundas y más íntimas de tu ser. Bendecir significa reconocer una belleza omnipresente, oculta a los ojos materiales. Es activar la ley universal de la atracción. Mantén en tí ese deseo de bendecir . Y por encima de todo, no olvides bendecir a esa persona maravillosa en su verdadera naturaleza, que eres tú.

 

No te rindas…

No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda, y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños. Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo, porque cada día es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento.

-Mario Benedetti-

 

579635_299561863465566_657921658_n

 

TENGO UN SUEÑO

Tengo un sueño,
un solo sueño,
seguir soñando.

Soñar con la libertad
soñar con la justicia
soñar con la igualdad
y ojalá ya no tuviera
necesidad de soñarlas.

Soñar a mis hijos
grandes sanos felices
volando con sus alas
sin olvidar nunca el nido.

Soñar con el amor
con amar y ser amado
dando todo sin medirlo
recibiendo todo sin pedirlo.

Soñar con la paz
en el mundo
en mi país
en mi mismo,
y quién sabe
cuál es más difícil
de alcanzar.

Soñar que mis cabellos
que ralean y se blanquean
no impiden que mi mente
y mi corazón
sigan jóvenes
y se animen
a la aventura,
sigan niños
y conserven la capacidad
de jugar.

Soñar
que tendré la fuerza,
la voluntad
y el coraje
para ayudar
a concretar mis sueños
en lugar de pedir por milagros
que no merecería.

Soñar
que cuando llegue al final
podré decir
que viví soñando
y que mi vida
fue un sueño soñado
en una larga
y plácida noche
de la eternidad.

Habla simplemente cuando sea necesario

Habla simplemente cuando sea necesario. Piensa lo que vas a decir antes de abrir la boca. Sé breve y preciso ya que cada vez que dejas salir una palabra por la boca, dejas salir al mismo tiempo una parte de tu chi. De esta manera aprenderás a desarrollar el arte de hablar sin perder energía. Nunca hagas promesas que no puedas cumplir. No te quejes y no utilices en tu vocabulario palabras que proyecten imágenes negativas porque se producirá alrededor de ti todo lo que has fabricado con tus palabras cargadas de chi.

 Si no tienes nada bueno, verdadero y útil, es mejor quedarse callado y no decir nada. Aprende a ser como un espejo, escucha y refleja la energía. El universo mismo es el mejor ejemplo de un espejo que la naturaleza nos ha dado porque el universo acepta sin condiciones nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestras palabras, nuestras acciones y nos envía el reflejo de nuestra propia energía bajo la forma de las diferentes circunstancias que se presentan en nuestra vida.

 Si te identificas con el éxito, tendrás éxito. Si te identificas con el fracaso, tendrás fracasos. Así podemos observar que las circunstancias que vivimos son simplemente manifestaciones externas del contenido de nuestra habladuría interna. Aprende a ser como el universo, escuchando y reflejando la energía sin emociones densas y sin prejuicios, siendo como un espejo sin emociones aprendemos a hablar de otra manera. Con el mental tranquilo y en silencio, sin darle oportunidad de imponerse con sus opiniones personales y evitando que tenga reacciones emocionales excesivas, simplemente permite que una comunicación sincera y fluida exista. No te dés mucha importancia, sé humilde pues cuanto más te muestras superior, inteligente y prepotente, más te vuelves prisionero de tu propia imagen y vives en un mundo de tensión e ilusiones.

TEXTO TAOÍSTA