Archivos

MOTHER OF ALL…

Gracias madre porque nos has dado la luz del día que nos impulsa al trabajo, y llena de frutos nuestras manos.

Gracias por esas tibias noches con que proteges nuestros sueños y embelleces nuestros amores.

Gracias Tierra, por las flores que nos concedes para iluminar nuestros campos, alegrar nuestras vidas y sentir el amor que el Padre nos tiene.

Gracias por tus montañas que ante su vista majestuosa, percibimos la grandiosidad de este rincón en que moramos.

Gracias por el azul de tus mares que inspira en nosotros la admiración por Dios, y nos permite asomarnos a un maravilloso mundo que sin comprender, admiramos.

Gracias Tierra por tus arroyos y ríos, porque llevas en tus aguas los lamentos de dolores lejanos y las alegrías de las vidas en flor.

Gracias por tus lluvias, porque nos limpian el aire y la mente, y nos permiten ver renacer las plantas como el símbolo innegable de una vida eterna.

Gracias por tus aromas que nos motivan a vivir en un dinamismo constante, que hace nacer en nuestras mentes la necesidad de vivir en armonía, y nos recuerdan la veneración que debemos tenerte por ser el hogar de nuestros padres y nuestros hijos.

Gracias amada madre Tierra, porque nos has cobijado por muchas generaciones, y has recibido en tu seno tantos dolores y tantos amores, que tú nos comprendes más que nosotros mismos.

Gracias por recordarnos que nuestro origen y destino están en tu suelo.

Gracias por tus enseñanzas que nos hacen comprender lo temporal de nuestras vidas carnales, y lo eterno de nuestro espíritu.

Gracias por entendernos, gracias por cobijarnos, gracias por renovarte año con año en tus primaveras, porque así nos vemos a nosotros mismos, renacer en nuestros hijos y después en nuestros nietos.

Gracias por enseñarnos que la vida es continuidad de existencia en nuevas formas.

Gracias por explicarnos que la inmortalidad reside en poder perpetuarse en su descendencia.

Gracias por la luna que nos alumbra y que Tú maravillosamente la conduces por nuestros cielos.

Gracias por ese Sol a quien Tú has desposado, porque entre ambos nos enseñan la dualidad que existe en todo lo creado.

Gracias por alimentarnos.

Gracias por la música de tus vientos y el rumor de las aguas de los ríos.

Gracias por el trinar de los pájaros y el aleteo de las mariposas.

Gracias por la sonrisa de los niños y la caricia de los ancianos.

Gracias por tus mañanas que anuncian nuevas alegrías, y gracias por tus atardeceres que preludian el descanso.

Gracias a Ti porque eres para nosotros la madre que nada pide y que todo da.

Michel Pépé – Hymne a la vie

LA VIDA ES UNA OPORTUNIDAD, aprovéchala

LA VIDA ES BELLEZA, admírala.

LA VIDA ES BIENAVENTURANZA, saboréala.

LA VIDA ES UN SUEÑO, hazlo realidad.

LA VIDA ES UN DESAFIO, enfréntalo.

LA VIDA ES UN DEBER, cúmplelo.

LA VIDA ES UN JUEGO, juégalo.

LA VIDA ES UN TESORO, cuídalo.

LA VIDA ES UNA RIQUEZA, consérvala.

LA VIDA ES AMOR, gózalo.

LA VIDA ES UN MISTERIO, descúbrelo.

LA VIDA ES UNA PROMESA, realízala.

LA VIDA ES TRISTEZA, supérala.

LA VIDA ES UN HIMNO, cántalo

LA VIDA ES UNA LUCHA, acéptala.

LA VIDA ES UNA AVENTURA, arriésgate.

LA VIDA ES FELICIDAD, merécela.

LA VIDA ES VIDA, defiéndela.

-Madre Teresa de Calcuta.-

Michel Pépé – La Mer Nourricière

Soy un mar de sentimientos, de amores, de emociones.

De dudas y certezas, de anhelos, locuras y sueños.

De búsquedas y encuentros.

De idas y venidas.

Soy un mar de muchas alegrías y algunas tristezas.

Soy un mar lleno de fueguitos, de hogueras, de llamas, de ardientes corazones.

Un mar de estrellas, de luces, de chispazos, de sombras. De rayos, tormentas… y también mar en calma…

 

432Hz… sintonización con la sabiduría del Universo

432Hz nos permite sintonizar con la sabiduría del Universo, la Inteligencia Divina y nuestra Alma. Crear Unidad en lugar de separación. Extiende nuestros corazones y nos hace más compasivos y amorosos. Una cosa es segura. Una persona que resuena con amor tiene paz interior, y este es el punto de partida para un mundo en el que vivimos en Unidad, Paz y Armonía con los demás y con la Madre Tierra.

La ciencia moderna ha comenzado a reconocer lo que los antiguos místicos y sabios nos han dicho durante siglos; que todo está en un estado constante de vibración. Todo se reduce a la partícula física más pequeña a las cosas que no podemos percibir con nuestros (todavía) sentidos limitados.
El estado de vibración más elemental es el del sonido. Todo tiene un rango óptimo de vibración (frecuencia), y esa tasa se llama resonancia. Cuando estamos en resonancia, estamos en equilibrio. Cada órgano y cada célula de nuestro cuerpo precioso absorbe y emite el sonido con una frecuencia de resonancia óptima particular. La música afinada de 432 Hz y 528 Hz crea resonancia en nuestro cuerpo físico, mental, emocional y espiritual.

Escuche durante 30 días para obtener los máximos efectos.

Los seres humanos somos energía atómica en permanente vibración y funcionamos a una frecuencia determinada. Según lo dicho por muchos teóricos de la física del sonido y místicos tanto de la antigüedad como actuales, las frecuencias dentro del rango de 432 hz se coinciden con nuestra frecuencia de vibración y en general con las frecuencias de las armonías universales.

Las ondas de conciencia del cerebro van de 14 a 40 hz. En este rango operan fundamentalmente las dendritas del hemisferio izquierdo, el más racional. Las frecuencias que están en el rango de los 8hz y sus múltiplos armónicos, favorecen la integración funcional de los dos hemisferios, razón por la cual estimulan las ondas Alfa y Teta que el cerebro y células asimilan como elemento compensador del sistema nervioso, mejorando el equilibrio somatoquímico.

Se dice que la frecuencia 432 Hz es matemáticamente consistente con los patrones del universo. Los estudios revelan que la sintonización a 432hz vibra con la media de oro del universo PHI y unifica las propiedades de la luz, el tiempo, el espacio, la materia, la gravedad y el magnetismo con la biología, el código del ADN y la conciencia.

Cuando nuestros átomos y el ADN empiezan a resonar en armonía con el patrón en espiral de la naturaleza, se dice que nuestro sentido de conexión con la naturaleza se magnifican. El número 432 también se refleja en las relaciones entre el Sol, la Tierra y la Luna, así como la precesión de los equinoccios, la Gran Pirámide de Egipto, Stonehenge, el Yantra Sri entre muchos otros lugares sagrados.

Dimash Kudaibergenov (Una voz increíble…)

Hay voces que te hacen despegar los pies del piso… te elevan y te llevan no sé dónde pero te sacan de este mundo… voces que te atraviesan el alma… esta es una de ellas.

 

Mas informacion en → Dimash, una sorpresa kazaja