Archivo | diciembre 2012

Air – David Garrett

Air es una de las piezas más conocidas del músico bárroco alemán Johann Sebastian Bach y además es una de las suites más bellas que jamás se han escrito.
Air es el 2º movimiento de la suite Orquestal u Obertura nº 3 en D mayor.
También conocida como “Air on a G String” (aria para la cuerda de Sol) en su versión reducida de orquesta para piano y violín.

David Garrett (nacido David Bongartz el 4 de septiembre de 1980 en Aquisgrán, Alemania) es un violinista y modelo. Sus padre y su madre son, respectivamente, alemán y estadounidense. Georg P. Bongartz, el padre, es jurista, mientras que Dove Garrett, la madre, es bailarina. Georg era también profesor de violín y subastador de violines.
David Garrett recibió las primeras lecciones musicales de parte de su padre, que había comprado un violín para su hermano mayor, cuando David sólo contaba con cuatro años de edad. Le interesó y pronto aprendió a tocar. Enseguida se convirtió en alumno del conservatorio de Lübeck y más tarde fue a Berlín. Entre 1990 y 1991 tuvo como profesor a Zajar Bron y desde 1992 a la violinista polaco-británica Ida Haendel.
A los trece años de edad firmó un contrato de exclusividad con la discográfica Deutsche Grammophon Gesellschaft. También con esa edad decidió cambiar su nombre artístico y tomó el apellido de su madre en vez del paterno.
Desde el año 1999, y contra el deseo de su padre, fue alumno de la prestigiosa Juilliard School, en la clase de Itzhak Perlman, para profundizar en sus conocimientos del violín. Se graduó en el año 2004.
Garrett toca alternativamente un violín de Antonio Stradivari de 1718 y uno de Giovanni Battista Guadagnini de 1772.
Mientras estudiaba en la Juilliard School en Nueva York, Garrett acompañó las clases con el trabajo de modelo para incrementar sus ganancias. Algunos críticos de moda lo describen como el David Beckham de la escena clásica.
En diciembre de 2007, Garrett se cayó después de una actuación en el Barbican Hall en Londres y golpeó su exclusivo violín. Al principio se pensaba que era un Stradivarius, pero luego se confirmó que había sido fabricado por Giovanni Battista Guadagnini. Había adquirido ese violín hacía ya cuatro años por un millón de dólares. El coste de la reparación se estimó en otros 120.000 dólares.
Como curiosidad, cabe destacar que David Garrett es señalado por el Libro Guinness de los Récords desde mayo de 2008 como el violinista más rápido. La prueba, lograda en el programa de televisión británico Blue Peter, consiste en tocar El vuelo del moscardón de Nikolái Rimski-Kórsakov lo más rápido posible, sin fallos y de manera que siga siendo reconocible la melodía. Consiguió este mismo récord en dos ocasiones. En la primera paró el tiempo en 66,56 segundos, unas trece notas por segundo. En la segunda ocasión, en diciembre de 2008 en la mismo Guinness World Records show, Garrett consiguió tocar la pieza en tan sólo 65,26 segundos.
También recibió el premio ECHO Klassik “Klassik ohne Grenzen” en 2008.

 

~ Buenas Vibraciones para Navidad y siempre ~‏

9f105e37d6f95459a682c2a8baf38f95

Desarrolla en tu corazón una verdadera compasión por las personas que no conoces. Abre tu corazón y permite que todo lo bueno que tienes, todos los tesoros que posees desborden y lleguen a las personas que realmente necesitan. Pero, principalmente desarrolla una compasión especial por los que no conoces. Porque aquellos que a ti te conocen, pueden fácilmente ser consolados por ti; pero, los que lejos están de ti, no serán capaces de recibir nada, excepto buenas vibraciones. Y estas energías sí pueden llegar hasta el otro lado del mundo, pues el alma no tiene tiempo ni espacio y su amor y compasión pueden vencer todas las barreras físicas.

Creando paz interior

8f3c6a8e

Los dramas que vivimos, algunos con mayor intensidad y otros más tolerables, proceden de nuestra mente dividida entre lo que creemos y aquello que realmente somos. Todo lo que vemos en el mundo es un fiel reflejo de quienes creemos ser. Nuestras experiencias son el espejo de nuestra profunda programación. Vivimos en la dualidad y nos sentimos víctimas de las personas que nos rodean, nuestras familias, amigos, compañeros de trabajo o parejas; y tendemos a echarle la culpa al mundo externo por todo lo que nos ocurre. La dualidad es un estado de consciencia donde el drama es parte de nuestras vidas y permanecemos allí atrapados entregando nuestras energías y sufriendo.

No sabemos quiénes somos y nos identificamos con los roles que desempeñamos. Nos sentimos separados y solos. Esta es una ilusión de la dualidad así como los sentimientos de estar a merced del mundo exterior y de nuestras circunstancias. Lamentablemente así es nuestra programación, y para disolver estas creencias sobre nosotros, tenemos que comenzar a vernos como los creadores de nuestra realidad. Esta es la única manera de retomar el poder que hemos cedido a lo externo. Tenemos que asumir nuestra responsabilidad y dejar de vernos como víctimas aceptando que somos creadores, somos una expresión del todo experimentándose a sí mismo y poseemos un inmenso poder del cual no somos ni siquiera conscientes.

Nuestra realidad cambia al asumir responsabilidad, pues nos reconocemos como los creadores que somos de nuestra línea de vida y ya no tenemos escusas ante nosotros mismos ni tenemos a quién culpar por lo que hagamos con ella.

Somos o víctimas y sin poder o responsables y creadores como un fractal de la divinidad.

Aun sabiendo esto teóricamente, en la práctica es muy fácil caer nuevamente en el rol de víctima, donde las personas parece que hacen cosas a propósito para herirnos, y nosotros buscamos los culpables por las cosas que nos suceden.

Para que podamos cambiar nuestra experiencia de vida, tenemos que cambiar nuestras intrincadas creencias que son como nudos firmemente elaborados de conceptos acerca de cómo relacionarnos con el afuera; conceptos que hemos ido fabricando en nuestra mente y proyectándolos desde el comienzo de nuestra existencia.

Como creamos aquello que creemos, esto a su vez ha fortalecido los lazos que consolidan nuestras creencias. Entonces siempre que nos sentimos víctimas,  como creadores, subconscientemente encontraremos a alguien que nos esté lastimando para perpetuar nuestra creencia que es la causa y el efecto son los dramas que vivimos.  Por lo tanto nuestras creencias se muestran tan acertadas y válidas para nosotros que raramente las cuestionamos y andamos reaccionando en automático…

Poseemos muchas creencias similares a estas, yo las he tenido.

Cuando tenga más… podré comprarme .… y me sentiré feliz y realizada.

Cuando adelgace o engorde seré querida o tomada en cuenta… y me sentiré satisfecha.

Cuando xxxxxx  … haga … me sentiré en paz.

No me decido a tomar cierta decisión porque si lo hiciera… (y entonces pienso en un resultado terrible en el que creo).

Estos ejemplos están centrados en nuestra dependencia hacia el mundo externo, esperando que este cambie primero sin tomar responsabilidad por la infelicidad que nos estamos creando.

¿Has notado que es difícil que el espejo te devuelva una sonrisa si tú no le sonríes primero? Sería algo extraño ver como el espejo sonríe primero, ¿no? Así es la realidad, así es el mundo exterior a nosotros que responde directamente a nuestro estado interior, es un reflejo, una ilusión holográfica.

Postergar una decisión que podría ser tomada ya, en este instante, como decidir estar en paz, sentir felicidad, amor, valía,  sentirse merecedor, por una decisión condicionada al mundo externo es absurdo ya que el mundo externo responde y refleja totalmente nuestro estado interno actual y va cambiando en la medida que cambiemos..

Al decidir comenzar a sentirme más acorde con quién realmente soy y a tomar responsabilidad sobre lo que estoy creando, de manera natural se  van soltando los apegos que me atan a la victimización.  Dejo ir mi dependencia hacia la idea de que la salvación me llegará desde el exterior por medio de algo o alguien que repare todos mis errores o arregle mi vida y asumo que el único cambio posible comienza conmigo.

Comienzo a recrear una nueva realidad. Hay incontables realidades y todas ellas existen al mismo tiempo. Esto es lo que se conoce como universos paralelos. En cuál realidad entremos depende únicamente de nosotros.

Entonces cuando cambiamos nuestra percepción sobre nosotros mismos y comenzamos a vernos como creadores,  mágicamente nuestro mundo comienza a tratarnos de otra manera. El mundo comienza a reflejar la nueva forma como nos percibimos; hemos transformado nuestra realidad. Nada tiene que ver con que los demás hayan cambiado con respecto a nosotros, tiene que ver con la nueva manera como nos percibimos y como percibimos todo lo que nos rodea. Abandonamos el rol  de víctima y por ende los conflictos disminuyen, los juicios hacia los demás dejan de tener sentido y comenzamos a descubrir el poder que anteriormente desconocíamos o habíamos olvidado.

¡Ahora el espejo nos sonríe porque nosotros hemos decidido sonreír primero!.

Convéncete de que eres un creador eterno e infinito con un inmenso poder. Comienza a verte como el grandioso director de la orquesta donde la música que suena tú eres quien lleva la batuta. Retoma tu poder desde el amor subiendo tu vibración energética.

A tus temores obsérvalos y diles que ya no los necesitas. Háblales con amor y agradéceles que te hayan acompañado. Honra todos los recuerdos de aquello que no funcionó para ti para que tu energía sea igualada y puedas pasar a algo nuevo sin temor y sin juicios.

No tengas expectativas, no limites aquello que puedes crear. Tu mente física o intelecto no sabe y no fue diseñada para eso, pero hay una parte en ti de la cual no eres consciente que sí sabe que es lo mejor para ti. Déjala que te guie, confía y actúa. Permítete recibir lo inimaginable en vez de limitarte a pedir lo que tus expectativas te podrían dar. Abandona las condiciones y las limitaciones. Ábrete a la abundancia infinita que existe en el universo permitiéndote fluir sin interferir.

Acepta con neutralidad los nuevos desafíos que se te presenten para mantenerte en equilibrio y a cada momento que sientas que lo puedes perder diles mentalmente TE AMO y GRACIAS. Y así tus creencias, sean cuales sean, al recibir estas gratas y apacibles expresiones amorosas, serán transformadas creando un efecto positivo en tu vida.

Abre tu corazón hacia ti mismo más que a nada y si te tomas el tiempo de mirarte a los ojos profundamente a través de un espejo por un tiempo suficientemente largo, es muy probable que sientas compasión y amor por ese ser que realmente eres tú. Te lo mereces porque si no fuera así, no existirías.

Deseo que encuentres la paz que ya está en ti, y que estas fiestas de fin de año te traigan numerosas alegrías. Eres el creador de tu experiencia,  lo único que tienes que hacer es verte de otra manera para retomar tu poder.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

 

Fuente: http://hooponoponoenvenezuela.wordpress.com/

El autorrechazo ~ Jorge Bucay

196572_10150106416624930_136359359929_6397331_7494048_n

Estaba allí desde el primer momento, en la adrenalina que circulaba por las venas de tus padres cuando hacían el amor para concebirte, y después en el fluido que tu madre bombeaba a tu pequeño corazón cuando todavía eras sólo un parásito.

Llegué a ti antes de que pudieras hablar, antes aún de que pudieras entender algo de lo que los otros hablaban. Estaba ya, cuando torpemente intentabas tus primeros pasos ante la mirada burlona y divertida de todos.

Cuando estabas desprotegido y expuesto, cuando eras vulnerable y necesitado. Aparecí en tu vida de la mano del pensamiento mágico, me acompañaban ..

las supersticiones y los conjuros,los fetiches y los amuletos ..

las buenas formas, las costumbres y la tradición ..

tus maestros, tus hermanos y tus amigos …

Antes de que supieras que yo existía, yo dividí tu alma en un mundo de luz y uno de oscuridad. Un mundo de lo que está bien y otro de lo que no lo está. Yo te traje tus sentimientos de vergüenza, te mostré todo lo que hay en ti de defectuoso,de feo, de estúpido, de desagradable.

Yo te colgué la etiqueta de “diferente”, cuando te dije por primera vez al oído que algo no andaba del todo bien contigo.

Existo desde antes de la conciencia, desde antes de la culpa, desde antes de la moralidad, desde los principios del tiempo, desde que Adán se avergonzó de su cuerpo al notar que estaba desnudo … y lo cubrió!

Soy el invitado no querido, el visitante no deseado, y sin embargo soy el primero en llegar y el último en irme.

Me he vuelto poderoso con el tiempo, escuchando los consejos de tus padres sobre cómo triunfar en la vida.

Observando los preceptos de tu religión, que te dicen qué hacer y qué no hacer para poder ser aceptado por Dios en su seno. Sufriendo las bromas crueles de tus compañeros de colegio, cuando se reían de tus dificultades.

Soportando las humillaciones de tus superiores. Contemplando tu desgarbada imagen en el espejo y comparándola después con las de los “exitosos” que se muestran por televisión.

Y ahora, por fin, poderoso como soy y por el simple hecho de ser mujer, de ser negro, de ser judío, de ser homosexual, de ser oriental,
de ser discapacitado, de ser alto, petiso, o gordo ..puedo transformarte …en un tacho de basura, en escoria, en un chivo expiatorio, en el responsable universal, en un maldito bastardo
desechable.

Generaciones y generaciones de hombre y mujeres me apoyan. No puedes librarte de mí. La pena que causo es tan insostenible que para soportarme, deberías pasarme a tus hijos, para que ellos me pasen a los suyos, por los siglos de los siglos.

Para ayudarte a ti y a tu descendencia, me disfrazaré de perfeccionismo, de altos ideales, de autocrítica, de patriotismo, de moralidad, de buenas costumbres, de autocontrol.

La pena que te causo es tan intensa que querrás negarme y para eso intentarás esconderme detrás de tus personajes,

detrás de las drogas, detrás de tu lucha por el dinero, detrás de tus neurosis detrás de tu sexualidad indiscriminada.

Pero no importa lo que hagas, no importa adónde vayas, yo estaré allí siempre allí.

Porque viajo contigo día y noche sin descanso, sin límites.

Yo soy la causa principal de la dependencia, de la posesividad,
del esfuerzo, de la inmoralidad, del miedo, de la violencia, del crimen,
de la locura.

Yo te enseñé el miedo a ser rechazado, y condicioné tu existencia a ese miedo. De mí dependes para seguir siendo esa persona buscada, deseada, aplaudida, gentil, y agradable que hoy muestras a los otros.

De mí dependes porque yo soy el baúl en el que escondiste aquellas cosas más desagradables, más ridículas, menos deseables de ti mismo.

Gracias a mí, has aprendido a conformarte con lo que la vida te da, porque después de todo, cualquier cosa que vivas será siempre más de lo que crees que mereces.

¿Has adivinado?

Soy el sentimiento de rechazo que sientes por ti mismo.

SOY … EL SENTIMIENTO DE RECHAZO QUE SIENTES POR TI MISMO.

Recuerda nuestra historia …

Todo empezó aquel día gris en que dejaste de decir orgulloso:

¡YO SOY!

y entre avergonzado y temeroso, bajaste la cabeza y cambiaste tus dichos y actitudes por un pensamiento:

YO DEBERÍA SER …

 

✬… ✫ ƒєℓiž ηαvi∂α∂…✬

Ya se acerca… no falta tanto para celebrar este día de renacimiento y de goce espiritual… aquí un video con la nostalgia de las tarjetas navideñas usadas más que nada cuando los saludos para estas fechas se hacían por correo.

 

╔║⌂═╗
╠╠║║╔╝
║╚╚║╚═
╔╗║ ╔╗ ║║ ⌂ ╔╣ ╔╗ ╔╣
║║║ ╠╣ ║║ ║ ║║ ╠╣ ║║
║╚╝ ║║ ╚╝ ║ ╚╝ ║║ ╚╝
┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊★
┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊☆
┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊♥
┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊♡
┊ ┊ ┊ ┊ ┊★
┊ ┊ ┊ ┊☆
┊ ┊ ┊♥
┊ ┊♡
┊★

Soy estupendo… me amo.

4fd443ddbf9c142412c937c5e14cc462

Soy estupend@! Me amo!

En todo el mundo no hay nadie como yo. Soy dueño de mi cuerpo, mis pensamientos, mis ideas; me pertenecen las imágenes que ven mis ojos y tengo que saber escogerlas.

Poseo mis propias fantasías, mis sueños, esperanzas y miedos.

Dado que soy dueño de mí mismo, tengo que conocerme íntimamente.

Hay aspectos de mí que me confunden, otros que desconozco.

Sin embargo. esté o no de acuerdo con todo lo que soy, esto es auténtico y representa el momento en el que vivo.

Me amo, me cultivo, me consiento y me felicito ,para amarme, tengo que ser yo mismo, amarme con mis virtudes y mis defectos, mi pasado, mis éxitos y mis fracasos.

Descubro mis capacidades, mis valores, transformo mis defectos en cualidades, lucho por mejorar.

Para cultivarme, me señalo un plan de estudios, de lectura, de
conocimientos que me ayuden a superar, de amigos que sean impulso y soporte de mi superación.

Me alejo de todo ser, hecho, o acto que pueda lesionarme.

Para consentirme me premio de pensamiento y obra porque estoy en el camino de la superación.

Me hago un regalo. Me miro al espejo y le hablo a ese amigo maravilloso y perfecto que siempre confía en mí.

Y me felicito porque, Bueno soy estupendo! Me amo! 

ALBERT EINSTEIN.

El camino del crecimiento…

 

10317694_570459156418869_4632133152191533373_o

El camino del crecimiento es infinito y ese crecimiento vale la pena, pena que es inevitable.

Crecer es un beneficio pero implica una pérdida.

Cada cambio de plano implica un duelo pero también, como hemos visto, cada duelo importante de nuestra vida conlleva un cambio de plano.

Debo apostar por mí si pretendo vivir una vida desapegada.

Tengo que confiar en que la pérdida que me toca vivir es, en realidad, una puerta y la apertura de un crecimiento mayor.

Tengo que confiar en que hay algo mejor después de esto.

Tengo que confiar en que el plano que sigue me enseñará lo que necesito saber.

La Madre Teresa de Calcuta escribió:

La vida es una oportunidad, aprovéchala.

La vida es belleza, admírala.

La vida es dulzura, saboréala.

La vida es un sueño, hazlo realidad.

La vida es un reto, afróntalo.

La vida es compromiso, cúmplelo.

La vida es un juego, disfrútalo.

La vida es costosa, cuídala.

La vida es riqueza, consérvala.

La vida es un misterio, desvélalo.

La vida es una promesa, lógrala.

La vida es tristeza, sopórtala.

La vida es un himno, cántalo.

La vida es un combate, acéptalo.

La vida es una tragedia, enfréntala.

La vida es preciosa, jamás la destruyas.

Por que la vida es la vida, vívela.

Vos elegís hacia dónde y vos decidís hasta cuándo, porque tu camino es un asunto exclusivamente tuyo.

El camino que se elige es siempre el correcto, lo correcto está en la elección, no en el acierto.

(Resumen El camino de la Felicidad, Jorge Bucay. Capítulo 5 )

LA ATENCION EN EL AQUÍ Y AHORA.

El único refugio de la mente es la atención. La atención es una cualidad que casi nadie tiene en cuenta. Vivimos como autómatas que realizan de manera mecánica sus tareas. Por eso se nos escapa y perdemos la enseñanza que nos ofrece la vida cotidiana.
Vivir de manera distraída es el falso refugio que escogemos cuando huimos de algo, cuando sentimos inseguridad.

Si nos detenemos a escuchar y a centrarnos en el momento presente dejaremos de huir y comprobaremos que nuestras vidas han sido vividas con miedo, atendiendo a las expectativas de otras personas, muy posiblemente del conjunto de la sociedad.
Vivir en el aquí y ahora, estar verdaderamente atentos a nuestros cuerpos, a nuestros miedos, a nuestras emociones más bajas y hacerles frente exige valor. También requiere práctica. No sirve de nada decir: “Tengo que prestar atención, tengo que controlar mi mente y desechar miedos y otros pensamientos que me impiden centrar mi mente” Eso no es atención.
         263092_216443291733206_205534046157464_686290_551131_n
Cuando se obliga a la mente a prestar atención se crea una resistencia ficticia que actúa como un filtro ante otros pensamientos, pero ese esfuerzo es inútil, ya que él mismo aleja de la atención.
Necesitamos entrenar nuestras mentes para prestar una completa atención; pero en el momento en que lo intentemos descubriremos la dificultad que entraña esta labor en un mundo en el que se juzga y valora a las personas por la cantidad de cosas que somos capaces de hacer simultáneamente.

La atención tiene una importancia capital en el camino espiritual, pero no se puede ser atentos mediante el esfuerzo de la concentración. La atención es un estado en el que la mente está siempre aprendiendo. No podemos mirar un árbol y decir “es un almendro” y pasar de largo.
En el mismo momento en que nombramos ya hemos dejado de prestar atención y perdemos algo muy importante. Mientras que si observamos algo estando totalmente alertas y atentos hallaremos que tiene lugar una completa transformación, y que lo adecuado es vivir en esa atención completa.

La atención es imprescindible para escuchar y aprender.La disolución del miedo es el principio de la atención. Podemos aprender a concentrarnos pero no podemos aprender a estar atentos si antes no nos liberamos del miedo.
Para librarnos del miedo se requiere conocer sus causas; si el miedo se disipa la atención surge inmediatamente, de una manera espontánea. En ese estado de atención notaremos algo que nos parece nuevo, la percepción del presente se incrementará notablemente, advertiremos que los colores brillan más y los sonidos son más nítidos. Entonces, nuestra consciencia abarcará nuevos horizontes.
            
247477_207278575983011_205534046157464_639387_2426643_n

Vivir con atención no es sólo un deber que tenemos con nosotros mismos, sino un derecho que tienen las personas con las que nos relacionamos. Si no vivimos atentamente nos perderemos la vida, simplemente dejaremos pasar los días, repitiendo lo que hicimos el día anterior. Necesitamos la atención para vivir de verdad, para vivir espiritualmente.
 
¿Ha comido o cenado alguna vez mientras veía la televisión y al ir a coger el siguiente bocado se ha dado cuenta de que el plato estaba vacío? Si es así, se ha sentido como si no hubiese comido nada, como si no pudiese recordar lo último que comió. ¿Alguna vez ha pasado la velada con su pareja u otra persona, y al final de la noche, cuando la ha mirado, ha tenido la sensación de que la estaba viendo por primera vez?

Todos hemos vivido alguna versión de estos guiones: perder la noción de lo que somos y de lo que estamos haciendo. No es una cuestión de falta de memoria, ni siquiera de estar preocupado por algo. Es más bien cuestión de falta de concentración.
La mayoría de nosotros pasamos la mayor parte del tiempo perdidos en recuerdos del pasado o pensando en lo que tenemos que hacer mañana. Tanto si nos damos cuenta de ello como si no, esta falta de atención por el presente, el no prestar una atención completa a quienes nos rodean, reduce nuestra calidad como personas.

Es importante dedicar la atención centrada en un punto a quienes nos rodean. En vez de simplemente escuchar las palabras de la otra persona, mírela a los ojos, observe su boca al formar los sonidos, preste atención a la inflexión de su voz y a la emoción que se oculta tras lo que dice.

La atención centrada en un punto es muy importante en la vida diaria. Si no la practica, se está perdiendo parte de la vida, sencillamente está pasando sus días, repitiendo lo que hizo el día anterior. ¿Adónde se fue el tiempo? Necesita mantener la mente en el presente para apreciar completamente los dones y las oportunidades que cada día le ofrece.
           
47012_152568361449878_151542451552469_243678_3214538_n
No experimentar por completo el presente puede ser una forma sutil de sabotaje mental. A manera de experimento, la próxima vez que esté lavando los platos o arreglando el coche, fíjese en las veces en que su mente se distrae. De repente, salta y se planta en la discusión que tuvo ayer con su hijo, luego da otro salto y está con el aumento de sueldo que su jefe le prometió pero que todavía no ha hecho efectivo. Estos pensamientos le distraen del asunto que tiene entre manos.
Puede pensar que está trabajando o arreglando el carburador o quitando la grasa de las bandejas de la noche anterior, pero por debajo están esos susurros que pueblan su mente y que le hablan de otras cosas. Una vez que usted se da cuenta de dónde están realmente sus pensamientos, también se percata de la existencia de esas sutiles cintas grabadas.
Entonces puede realizar un esfuerzo consciente y decir: ¡alto! Y hacer que la mente regrese a la realidad y, en vez de pensar en el pasado o el futuro, preste atención al momento presente.

No soy una persona madrugadora, pero para disponer de un poco más de tiempo, comencé a levantarme una o dos horas antes. Una mañana, al sentarme en la terraza trasera para tomarme una taza de café y pensar en las cosas que tenía que hacer durante el resto del día, de repente pensé: “¡Eh! Espera un momento.
Éste es mi tiempo. ¿Qué hago aquí pensando en lo que tengo que hacer dentro de un par de horas? Las seis de la mañana no es el momento más adecuado para hacer eso”. Así que me quede allí tranquilo, escuchando el silencio de la urbanización.
Se levantó una suave brisa y aspiré profundamente los olores embriagadores del verano. Tomé la decisión consciente de simplemente disfrutar de aquel momento y no pensar en nada del pasado o del futuro.
        03
Me sentí completamente en paz y, por primera vez, disfruté de lleno de la mera sensación de existir. Me sentí verdaderamente vivo, y disfruté de quién era y dónde estaba. NO me preocupé de las facturas que tenía que pagar, ni del tráfico que encontraría al ir a la ciudad, ni de la cena que prepararía esa noche.

Vi la luz del sol filtrándose a través de los árboles y contemplé a los pájaros volando de rama en rama. Simplemente experimenté la sensación de existir, y sentí una oleada de amor y felicidad en mi interior, de una profundidad que jamás había sentido antes.
Una vez que me di cuenta de lo mucho y lo frecuentemente que mis pensamientos estaban en cosas y personas que no eran del presente, empecé a sentirme estafado.
Como si me hubiesen robado el tiempo en el aquí y el ahora. Me estaba perdiendo cosas que estaban sucediendo a mi alrededor porque veía las cosas sólo con los ojos normales, y no con los ojos de mi corazón y mi mente, y porque estaba demasiado preocupado por el pasado, que no podía cambiar, y por el futuro, que aún no había llegado.

El desarrollo de la atención centrada en un punto requiere cierta práctica. Debemos entrenar nuestras mentes para prestar una completa atención a lo que tenemos entre manos y lo que nos rodea.
En la actualidad, eso no es muy fácil de hacer, en un mundo en el que se juzga y valora a las personas por la cantidad de cosas que son capaces de hacer simultáneamente. Hoy en día rara vez hacemos una sola cosa a la vez.
Conducimos el coche al mismo tiempo que hablamos por el móvil o escuchamos la radio. Comemos mientras leemos el periódico, los estudiantes hacen las tareas con la música a todo volumen y con la televisión puesta.

228816_233798063331858_203312649713733_779546_1368453_n

          
¡No es extraño que a veces nos cueste recordar lo que hicimos hace tan sólo cinco minutos! Estamos tan ocupados viviendo vidas fragmentadas que dejamos de prestarnos atención a nosotros mismos. Vivimos en las fantasías de lo que debería ser, recuerdos de lo que fue y esperanzas de lo que será.

Vivir distraídamente significa que estamos huyendo de algo, como de nuestro miedo a sentirnos inadaptados, solos e iracundos. Si nos detenemos a escuchar y centrarnos en el momento presente, habremos dejado de huir y veremos que hemos vivido nuestras vidas con miedo y de acuerdo con las expectativas de otras personas.
Estar en el aquí y ahora, estar verdaderamente atentos a nuestros cuerpos, nuestros miedos, nuestros sentimientos de que no valemos nada y hacerles frente exige valor.

La atención centrada en un punto es imprescindible para aprender, recordar y escuchar correctamente. Si su hijo le está explicando algo, y usted no presta atención a lo que está diciendo, el niño percibe la diferencia.
Al no prestarle atención, le está transmitiendo el mensaje de que él no es importante. Y cuando el niño le dice: “Mamá, no me estás escuchando”, usted le pide perdón y entonces le escucha, y luego, para aliviar su sentimiento de culpa, le compra algo o le hace un regalo.

No hay sustituto posible a la atención sin fisuras. Los niños lo saben muy bien.

Éstos son algunos trucos para hacer una cosa a la vez:

· Cuando lave los platos, no piense en la discusión que tuvo con un amigo hace diez años. Por el contrario, concéntrese en el movimiento circular de la esponja en los cazos, en el agua que corre por sus manos y la espuma del lavavajillas. Disfrute del momento presente.

· Cuando conduzca, concéntrese en la carretera y en los otros conductores. Preste atención a lo que está sucediendo en la carretera, no a lo que están dando por la radio, a lo que tiene que hacer mañana o a quién podría llamar por el móvil. Disfrute del momento presente.

· Cuando alguien se le acerque para decirle algo, deje a un lado lo que esté haciendo y préstele una atención sin fisuras: mírele a los ojos, dése completamente la vuelta hacia él, escúchele con el cuerpo, los ojos y los oídos. Disfrute del momento presente.

brazosabiertos1
Notará algo increíble. De inmediato, el momento presente se incrementará notablemente: los colores parecerán más vivos y los sonidos serán más claros. No necesitará poner la televisión a todo volumen, porque su atención estará centrada en lo que está viendo y en lo que está diciendo, y será capaz de escucharlo todo más claramente que nunca.

Para ayudarle a experimentar su vida sobre una base momento-a-momento, le será bueno leer el tema sobre la meditación y la concentración. El esfuerzo vale la pena.

 

☞Extraído de la red…desconozco su autor pero desde ya,  a quien sea va mi reconocimiento por tan buen material reflexivo.