Archivos

UNA CELEBRACIÓN DE MÚLTIPLES PERSONALIDADES

No tienes un único “yo mismo”. No eres un “yo” fijo e invariable, contenido en un único cuerpo. Representas muchos “yo mismo”, numerosos roles durante cada día, muchos de los cuales parecen desconectados, aislados, divididos; muchos de los cuales son mantenidos ocultos, incluso de tí mismo.

El que viaja en hora punta y está harto. El empleado cortés y concienzudo. El padre exhausto que vuelve a su hogar desde el trabajo, recibido por una escena de absoluto caos de niños en la sala de estar. La pareja amorosa y solidaria. El solitario e incomprendido esposo. El niño emocionado en un partido deportivo. El que vive un duelo penoso. El buscador espiritual aferrándose a la esperanza. El cliente de terapia, por fin comprendido, llorando en la silla. El soñador secreto. El salvaje amante. El gurú omnisciente. El aventurero. El monstruo. El payaso. El santo. El poeta. El misionero enojado. El estafador. El tonto. El guardián. El que parece no poder hacer nada funcionar. El que está perdido. El abandonado. El que se siente superior, inferior, acertado, equivocado. El marginado. El alma de la fiesta. El desastre sin vida. El que no tiene pasado. El que imagina cosas indecibles.

Diferentes “seres”, diferentes perspectivas del universo, diferentes lenguajes, diferentes pasados y futuros, se activan en diferentes circunstancias, lugares, relaciones, contextos.
Representas muchos papeles -¿Pero qué papel eres tú? ¿Son todos tú? ¿o ninguno de ellos? ¿Cuáles “yo” proclamas como tuyos? ¿Cuáles rechazas? ¿Cuáles te niegas a reconocer?
¿Eres el mejor actor del mundo?

De hecho, ni siquiera es verdad decir que tienes muchos “yo”. Todos los yo pequeños son potencialidades del gran “Yo” que somos todos, y no somos fragmentos o partes de la Totalidad sino que la Totalidad que permite a las partes bailar en primer lugar. Sin tu Presencia, sin el invariable Teatro de Tí, no podemos ser ningún actor, bueno o malo, feliz o triste.

Si tratamos de aferrarnos a un único “yo”, una única parte, si nos fijamos a una sola potencialidad excluyendo al resto, si nos establecemos en una conclusión fija a la frase “Yo Soy…”, eventualmente nos agotamos, o nos volvemos locos, o sufrimos una lenta muerte por aburrimiento y potencial bloqueado. Nos hartamos de nuestra propia historia, y anhelamos más.

Pero si nos abrimos radical y conscientemente a todas las potencialidades del “Yo Soy…”, y permitimos que el concepto anticuado, limitado y fijo del “yo” se desmorone, la verdadera creatividad es liberada, ya que ahora todas las energías de la vida tienen permitido moverse libremente en nosotros, y esto es el corazón palpitante del despertar. Entonces la frase “puedes ser quien tú quieras ser” adquiere un significado completamente nuevo.

Contienes no una, no dos, sino que múltiples personalidades, y esto no es patología, sino potencial; no es enfermedad, sino que creatividad; no es un síndrome sino una celebración; y muchos han sido encerrados en manicomios debido a la ignorancia del mundo acerca de esta simple verdad del despertar.

Sé todos tus hermosos y locos “yo” hoy día; habítalos todos, dale la bienvenida a todos, sabe que todos están contenidos en Una consciencia que eres tú, el divino Teatro de la Presencia.

– Jeff Foster

ESCUCHA DESDE EL SILENCIO

Estate presente. Sé aquí.
Siente tus pies en el suelo,
tu vientre subir y bajar. 
Sé abierto y receptivo
a toda la vida que hay a tu alrededor.
A los sonidos, a los olores, a los sabores.
A los sentimientos surgiendo inesperadamente.
Un hormigueo en la barriga.
Una contracción en la garganta.
A la pesadez en la cabeza.
Una vieja tristeza que viene a visitarte.
Mantente curioso mientras el momento danza.

Escucha. Escucha con todo el cuerpo.
Escúchate a ti mismo. Escucha a la otra persona.
Escucha el silencio que hay entre cada frase.
Deja que el silencio se prolongue un poco más.
No hay ninguna prisa. No hay ningún momento ‘mejor’ que alcanzar.
El silencio no siempre necesita ser llenado.
Anda un poco más desnudo. Un poco más despacio.
Sabe un poco menos lo que estás a punto de decir.
Estate un poco menos preparado, más abierto al desorden,
un poco más dispuesto a exponer tu vulnerable corazón.
Sorpréndete ante tus propias respuestas.
No te anestesies con las mismas historias de siempre.
Tropieza si es necesario. Está bien. Estás a salvo.
Permite que tus palabras surjan desde el silencio y a él regresen.

Observa si estás hablando sólo para evitar el silencio.
Observa si estás regurgitando una historia que has contado en el pasado.
Observa si es que estás tratando de impresionar, o ganarte el amor de alguien.
O si estás evitando ser visto como realmente eres.

Amigo, en el silencio entramos realmente en comunión.
La auténtica comprensión está más allá de la mente.
El amor es silencioso; no necesita palabras.
Escucha el silencio; es volcánico.

– Jeff Foster

LA MAS PROFUNDA ACEPTACION…

Resumen: Todos nuestros problemas, todo nuestro sufrimiento y nuestros conflictos, tanto personales como globales, se derivan de un problema básico: la ignorancia de quiénes somos realmente. Hemos olvidado que somos inseparables de la vida y, como consecuencia, hemos empezado a temerla, y ese miedo nos ha hecho entrar en guerra con ella de maneras diversas. Hemos empleado nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestras emociones y nuestros cuerpos para combatir lo único real, que el el momento presente. Y al intentar protegernos del dolor, el miedo, la tristeza, el malestar, el fracaso… de todas aquellas partes de la vida que se nos ha condicionado a creer como malas, hemos dejado de estar verdaderamente vivos. La armadura que nos hemos puesto para protegernos de una plena experiencia de la vida se llama “yo individual”, pero en realidad no nos protege de nada, solo nos mantiene cómodamente anestesiados. El despertar espiritual – el darnos cuenta de que no somos quienes creemos ser- es la respuesta a esta problema básico de la humanidad. Pocas veces este trascendente verdad ha sido expuesta con la claridad que Jeff Foster nos la transmite en este libro.

DESCARGA EN→  https://drive.google.com/file/d/1U4PNBe3isyxGGdsDkNs0xAtDy-x6y4eZ/view

EL CÍRCULO DE LA VIDA NO TIENE NINGÚN ‘LADO’

Por todo el mundo, y en las noticias de todos los días, gente matando gente. Gente de un ‘lado’ matando gente del otro ‘lado’. Cada ‘lado’ afirmando que tiene la razón. Cada ‘lado’ aferrándose a un dolor muy antiguo, cada ‘lado’ negándose a ser el primero en dejar ir, encontrando razones suficientes de por qué no podrían o no querrían hacerlo. Un cuento trágico tan antiguo como la humanidad misma.

¿Cuándo despertaremos al hecho obvio de que todos somos la misma Consciencia disfrazada? Que no importa quiénes pensemos que somos, no importa cómo aparezcamos, más allá de nuestras historias y relatos, de nuestras religiones, nacionalidades, creencias, del color de nuestra piel, de nuestros pesados pasados y futuros inciertos, somos todos expresiones de la Única vida. Que en realidad no hay israelíes ni palestinos, judíos o cristianos, musulmanes o budistas, ateos o agnósticos, republicanos o demócratas, gurús o discípulos, que estas imágenes nunca nos pueden definir. Que lo que realmente somos en el nivel más fundamental es indefinible, misterioso, nunca algo fijo o separado, nunca algo identificado con una imagen, al igual que el inmenso océano nunca puede ser definido por sus olas.

La Consciencia no tiene religión ni nacionalidad. Da nacimiento a palestinos e israelíes, iraquíes y estadounidenses, a la luz y a la oscuridad, al yin y yang del mundo de los sueños en constante cambio.

Como Consciencia misma, cuando nos lastimamos mutuamente, solo estamos perjudicándo a nuestros propios hermanos y hermanas, a nuestros propio prójimo, olas de nosotros mismos. Solo estamos luchando en contra de los reflejos de nuestra cara original. Solo estamos matando a los que amamos, antiguos amigos de hace mucho tiempo.

La guerra exterior nunca ha generado paz interior. ¿Cuánto más derramamiento de sangre? ¿Cuánto más dolor? ¿Cuántos más hombres, mujeres y niños deben desaparecer en el infinito antes de que despertemos?

Ese pequeño que está sangrando es mío. El círculo de la vida no tiene ‘lados’.

– Jeff Foster

NO HAY NINGÚN MONSTRUO DENTRO DE TI

Enamórate de la oscuridad.
Del caos y la mierda de la vida. 
De las sombras, de cada parte oculta. 
De cada fragmento que negamos por vergüenza.

Enamórate de la inocencia. 
De este lado infantil que teme a la oscuridad. 
Que teme sentirse expuesto. Mostrarse a sí mismo,
ser visto, salir a la luz.

De las dudas, de los dolores jamás expresados, 
de nuestras extrañas fantasías, de los sentimientos 
que simplemente no sabemos manejar. 
De los terrores de la noche. 
De la rabia que burbujea justo debajo de la superficie. 
Del miedo de no ser dignos de amor.

De los sentimientos y pensamientos que enmascaramos 
para conservar la imagen de ‘mí’. 
Para ser buenos, para ser agradables, para ser espirituales. 
Para ser ‘ese que puede poner todo en orden’.

Enamórate de esta enigmática humanidad. 
Sabe que la oscuridad NO es oscuridad, 
solo fragmentos sagrados anhelando salir a la luz, 
seres que desean amor, y atención, 
y aire para respirar, y ser incluidos en el cuadro más grande del Ser.

No busques la luz, amigo. 
Simplemente sé luz. Sé lo que eres. 
La luz de la vida. 
Y ten el coraje de brillar plenamente 
en cada lugar dolorido, en cada parte sensible.

Ilumina. Brilla. 
Haz que éste sea un lugar seguro para cada pequeño monstruo 
que quiera salir de la clandestinidad. 
Déjale saber que es hermoso.
Y digno. 
Y que no es un monstruo en absoluto.

– Jeff Foster

LA TRISTEZA, UN PORTAL HACIA EL AMOR

Cuando te sientas triste, solo siéntete triste.

No trates de ‘no sentirte triste’; solo te estarías dividiendo en dos.

No pienses en que te sientes triste.
Sólo siéntete triste.
Observa las crudas sensaciones en el vientre, en el corazón, en la garganta, en la cabeza.
Deja que las sensaciones hormigueen, palpiten, vibren, brillen.
Respira en ellas, dignifícalas; suavízate a su alrededor.
(Es solo energía queriendo moverse en tu cuerpo.)

Suelta la palabra ‘triste’; simplemente conéctate con lo que está vivo.
Sé el espacio para esas sensaciones, su tierno abrazo.
Sabe que esas sensaciones no son un error;
no estás haciendo nada malo.
Estás vivo. Y eres sensible. Y no estás adormecido.

¡Tienes derecho a sentirte triste!
A mantenerte de pie con la tristeza; sé su amoroso padre, no su víctima.
No hay ninguna vergüenza en esto. Ninguna falla.

Así que solo siéntete triste, amigo; tu tristeza es un portal
hacia el amor, y un tierno abrazo a este mundo frágil.

~ Jeff Foster

TUS PENSAMIENTOS NO SON TÚ

Tus pensamientos no son tú.
Pero hacen lo mejor posible para parecerlo.
Son impostores, imitadores. 
No dejes que te engañen.

Tú eres inmenso.
Ellos son limitados, tú no.
Ellos vienen y van, tú no.

Sin un pensamiento, tú sigues existiendo,
como el cielo, con o sin nubes.

Los pensamientos dependen de ti.
Tú no dependes de los pensamientos.
Tus pensamientos no son tú.

~ Jeff Foster

El abrazo perfecto a esta vida imperfecta…

No esperes el cuerpo perfecto, o los pensamientos perfectos, o el compañero perfecto, o el éxito perfecto, o el momento perfecto. No estás buscando la ‘vida perfecta’, sino el abrazo perfecto a esta vida imperfecta, el abrazo a la presencia misma, el amor incondicional de esta historia de ‘mí’ sin resolver que nunca parece ir como lo planeaste, por lo menos no por mucho tiempo.

– Jeff Foster

AMOR MÁS ALLÁ DEL AMOR

Ama, sabiendo que la persona a la que amas podría no estar aquí mañana, sabiendo que hoy podría ser el último día para encontrarse realmente, sabiendo que no puedes saber cómo termina la historia. Porque, ¿qué quedaría en esta vida si no tenemos nada que perder?

Preocúpate, preocúpate profundamente, preocúpate hasta que duela, preocúpate a pesar de lo que diga la gente, a pesar de las burlas y el rechazo y el riesgo de ser mal interpretado, preocúpate tanto, al grado que deje de preocuparte lo que te pueda llegar a suceder.

Sumérgete, sumérgete con toda tu voluntad, en este agridulce misterio del amor, sin saber lo que es el amor y amar de todos modos, como un tonto, como un niño fascinado, como un loco, como alguien que ha olvidado cómo ser cínico, o cómo ser discreto.

Ama hasta que tu voz se quiebre, y tu corazón se estremezca y tus piernas tiemblen, y tus filosofías se conviertan en polvo, y hasta que tu inteligencia incline su cabeza con vergüenza y reverencia.

Y serás llevado hasta los lugares más oscuros, y tu corazón será encendido en llamas por aquellos a quienes nunca fuiste capaz de abrir tu corazón, y serás recordado de lo que siempre, en secreto, supiste:

Que con el tiempo, olvidarás todo, excepto cómo morir, y cómo amar.

~ Jeff Foster-

EL FIN DEL ABANDONO

¡Todos hemos sido abandonados!

O más bien, ¡dentro de cada uno de nosotros
viven profundos sentimientos de abandono!

La sensación de no pertenecer, de ser un extraño,
de estar desconectado de la humanidad,
solo, malo, indigno de ser amado.
Lejos de Dios. Lejos de Casa.
Lejos de nuestra verdadera Familia.
Al borde del Abismo.

¡Esos sentimientos son naturales!
¡No están mal!
¡Tampoco son signo de alguna enfermedad!
¡Todo el mundo los tiene!

Excepto que la mayoría de la gente está tan distraída,
tan adicta, siempre huyendo…
Creyendo que esos sentimientos los destruirán
si comienzan a sentirlos VERDADERAMENTE.

Ellos no vienen a destruir nada.
Son sólo sentimientos.
No son violentos en esencia.
Sólo anhelan ser sentidos.
Ser incluidos, abrazados, amados.
Que se les dé aliento. Espacio. Amistad.

Cuando miras de frente
a tus profundos sentimientos de abandono,
disuelves el más viejo discurso de todos:
“¡He sido abandonado!”

Y encuentras amor aquí mismo.
Donde ERES (estás).

¡No te has abandonado a ti mismo!
El ciclo está completo.

Ahora, descansas profundamente
en tus propios brazos amorosos.

Y la Luz entra en ti…

– Jeff Foster

DEJA DE TRATAR DE AMARTE A TI MISMO…

 

314429_227221633998566_184702301583833_606088_1760682438_n

Olvídate de trascender el cuerpo. Mejor ámalo.
Suelta la idea de ‘soltar’. Mejor, permite que el amor llegue hasta la profundidad de los lugares más sensibles, las partes que duelen.
Respira en tu tristeza. Deja que tu miedo se mueva en lo más profundo. Inclínate ante tu incertidumbre.
Hay un lugar intocable en ti que sin temor se permite ser tocado.
Aquí, incluso tu sensación de ‘poca valía’, es valiosa.
¿Y ese viejo sentimiento de no ser digno de ser amado? Es amado aquí.

La Presencia es el contenedor, nunca lo contenido.
Hay mucho espacio en ti, amigo.
Demasiado espacio.
Lo Desconocido abraza todo lo que es conocido.
En la certeza de ti mismo, incluso la incertidumbre puede ser acunada como un bebé.

No hay nada de malo en ti, incluyendo la idea de que hay algo de malo en ti.

Así que deja de tratar de amarte a ti mismo; simplemente sé el Ser que ama.

– Jeff Foster –

Buenas noticias…

12803222_816454161819366_5730911920881509556_n

Aquí te dejo una muy buena noticia.
Justo aquí, ahora, en este preciso momento, tú no tienes porqué “resolver” el resto de tu vida, no importa lo que digan los demás.
En este momento no necesitas todas las respuestas, ellas vendrán a su tiempo, o no, o quizás aquella pregunta innecesaria simplemente se desvanecerá.
No hay prisa. La vida no tiene prisa. Sé como las estaciones del año. El invierno no está tratando de convertirse en verano. A la primavera no le urge ser otoño. La misma hierba crece a su propio ritmo.
Las elecciones que vayan a hacerse se harán y en eso no tienes ninguna otra opción. Las decisiones que se tomen se tomarán, los acontecimientos se irán revelando, sin embargo, en este momento tal vez no necesites saber las soluciones o los resultados o cuál es la mejor manera de proceder. Tal vez ese no saber es un huésped bienvenido al banquete de la vida. Tal vez esa apertura a todas las posibilidades es un amigo muy querido. Tal vez incluso la confusión pueda llegar a descansar aquí.
Y así, en lugar de querer “arreglar” nuestras vidas, en lugar de tratar de resolver cuidadosamente lo imposible y así completar esa historia épica de un ficticio “yo”, simplemente nos relajamos en el absoluto no saber, desentrañando todo en el cálido abrazo del misterio, sumergiéndonos profundamente en el momento, saboreándolo plenamente con toda su singularidad y grandeza.
Y entonces, tal vez sin ningún esfuerzo, sin lucha ni tensión, sin que “tú” tengas que involucrarte en nada, las verdaderas respuestas surgirán dulcemente en su propio tiempo.

-Jeff Foster-

 

☆҉❤❤☆҉Atreverse a llamarlo “amor” ☆҉❤❤☆҉

11130225_683022805162503_74040929979321693_n
Confinar el amor a lo que queda dentro de las fronteras no es amar.
Confinar el amor es poseer y poseer es destruir.
Así es como, en nombre del amor, destruimos a los demás y dejamos insatisfecho nuestro corazón.
Poseemos a los demás porque tememos perderlos, pero en realidad no hay otros, sino meras imágenes a las que nos aferramos.
Pero el amor es la muerte de la imagen y, con ella, tu muerte
y también la mía.
Tú y yo nos disolvemos el uno en el otro y nos convertimos en lo que ya somos, es decir, todo.
Sólo entonces vemos realmente a quien está frente a nosotros.
Sólo entonces realmente te veo.
Amar de forma completa e incondicional es amar más allá de toda noción de correcto o equivocado, de bien o de mal, de esto o de aquello y de ti o de mí.
Amar de verdad es amar sin restricciones, sin limitación temporal
y, en última instancia, sin miedo.
Amar plenamente es morir.
Quizá entonces, en el amor,
Dios me verá con sus ojos y todo desaparecerá.
Entonces sus ojos serán los míos, su boca será la mía, y el cuerpo se disolverá en el espacio inmenso y abierto que nos engloba a todos.
Sin ojos, sin orejas, sin lengua, sin nariz y sin garganta.
Nada.
Finalmente nada.
Quizás entonces nos atrevamos a llamarlo “amor”.

-Jeff Foster- Extracto de: Más Allá Del Despertar-

Tú eres el inmenso cielo de consciencia…

Tú no “tienes” pensamientos. Tú no eres el “pensador” de pensamientos. Esa no es tu verdadera identidad.
Tú eres el inmenso cielo de consciencia, claro, sereno, donde todas las nubes de pensamiento son continuamente bienvenidas a surgir y a desaparecer.
Las nubes de pensamiento flotan, los sentimientos surgen y se disuelven, y la inmensidad que tú eres siempre Es, siempre.
– Jeff Foster –

12189018_766895523441897_8551452106086753173_n

No hay “malas” personas en este mundo…

12193329_766897696775013_246999537733886416_n

“Un monje Tibetano que había pasado más de 18 años prisionero en un campo de trabajo forzado en China me comentó que en diversas ocasiones llegó a enfrentar realmente el peligro. Yo le pregunté “¿Qué peligro? ¿Qué tipo de peligro?, pensando que su respuesta estaría en torno a la tortura y a la prisión China. Él me contestó, “Muchas veces estuve en peligro de perder la compasión por los Chinos.””
– El Dalai Lama

No hay “malas” personas en este mundo, solamente hay quienes están completamente seguros de que su visión y su versión de la realidad es particularmente correcta, y, por lo tanto, están completamente reacios a abrirse a la posibilidad de convivir con otros en una intimidad vulnerable y en la alegría de la duda. El “mal” es simplemente esa visión estrecha, una cerrazón dolorosa, y el rechazo de ese flujo pleno de la vida; es el olvido de nuestra verdadera naturaleza como la inmensidad y la capacidad misma, y la total ausencia de esa “persona” que se percibe separada y sólida. Es aferrarse con un inmenso terror a las historias y opiniones, más que a un dejar-ir expansivo hacia el eternamente libre océano de la conciencia.
No hay “gente mala”, sólo aquellos que en secreto viven la vida con miedo y que actúan con esos mismos temores.
El mal es “vivir” al revés. Es vivir en sentido contrario. Es perder la inocencia, es una ignorancia cósmica…
Este reconocimiento es el comienzo de un gran entendimiento e incluso, de una gran compasión hacia aquellos a los que nos apresuramos a juzgar y etiquetar como “malos”.
-Jeff Foster-

BELLES IMAGES

La valentía de quedarte contigo mismo…

12095193_762332223898227_5214913632922124576_o

Tus sentimientos, las energías vivas que se perciben en tu cuerpo en este momento, no fueron ‘causadas’ por alguien más, y tampoco son algo que alguien más pueda retirarlas. Nadie es responsable de tus sentimientos. La comprensión de esto puede dar término, de una vez por todas, al juego de la culpabilidad.
Sí, los demás pueden desencadenar dolor y tristeza en ti, ellos podrían ser contribuyentes en el campo en donde tu viejo y aún no resuelto dolor puede re-emerger, sin embargo, no tienen la capacidad para hacerte sentir como te sientes. Nadie puede hacerte feliz, nadie puede hacerte infeliz. Tan sólo estás siendo invitado, incesantemente, a encontrarte con todo aquello que no has enfrentado en ti mismo, a ponerte en contacto con aquello que nunca quisiste contactar dentro de ti, a explorar el campo.
Hacer a los demás responsables de cómo nos sentimos es el comienzo de toda la violencia, tanto interna como externa, de todos los conflictos y, últimamente, de todas las guerras que hay entre naciones.
No responsabilices a nadie en este asunto. Honra lo que está vivo en ti en este momento. Aprende a aceptar tus propios sentimientos como si fueran tus hijos queridos, sin importar la intensidad con la que ardan y clamen por atención. Celebra la vivacidad de tu herida, la vitalidad de tu decepción, la electricidad de tu tristeza. Arrodíllate ante el poder de tu enojo, honra su ardiente creatividad.
Desde este sitio de profunda aceptación, nunca te conviertes en alguien pasivo o débil. Todo lo contrario. Simplemente entras al mundo desde un lugar de no violencia, y por lo tanto, con un inmenso poder creativo, abierto a la posibilidad de escuchar honestamente, de dialogar con toda sinceridad, y con la posibilidad de cambios inesperados.
En el sufrimiento te empequeñeces. En el amor… todo es posible.


-Jeff Foster-

10 principios esenciales del despertar por Jeff Foster

⋙*NO HAY NINGÚN DESTINO, SÓLO EL MOMENTO PRESENTE*⋘
Sólo hay ESTO; la presente escena de la película de tu vida. Sal de la historia épica del tiempo y el espacio, del pasado y el futuro, de la culpa y la anticipación, y de la búsqueda de los diferentes estados y experiencias; relaja el foco habitual que has puesto en ‘lo que se ha ido’, ‘en lo que aún no llega’ – cosas que no puedes controlar desde donde estás. Sal de la historia de ‘Mi Vida’ y date la oportunidad de sentirte fascinado por lo que está vivo, aquí, en este momento. Siéntete curioso por esta emocionante danza de pensamientos, sensaciones, sentimientos e impulsos que están ocurriendo justo en donde estás. Recuerda, el Ahora es el único lugar desde donde las verdaderas respuestas pueden surgir. El momento presente es tu verdadero hogar, anterior al tiempo y al espacio.

12111992_762353280562788_9108427068395196682_n

⋙*EL PENSAR GENERA SUFRIMIENTO*⋘
El dolor no es el problema, el problema es lo que pensamos acerca del dolor; nuestra resistencia a la incomodidad, nuestro intento de escapar. El verdadero problema empieza cuando comenzamos a rumiar nuestro dolor, nuestra tristeza, nuestros miedos, nuestra ira; cuando nos inquietamos con nuestras molestias, ¡retrasando y adelantando la película! Cuando le damos vueltas en la cabeza a las tristezas de ayer y mañana, en lugar de explorar y experimentar directamente los momentos difíciles de hoy conforme van apareciendo. Añadimos una capa innecesaria de pensamiento y resistencia a la vida, y esto genera sufrimiento. ¿La invitación? Sal del pasado y el futuro, de la búsqueda y la lucha, y reúnete con la vida en el crudo e inmediato ahora, sin juicios y sin esperar que la ‘paz’, la ‘relajación’, la ‘iluminación’ o cualquier tipo de cambio llegue. Únete al momento bajo sus propios términos; velo como un regalo. Déjate tocar por lo agradable y lo desagradable, por lo placentero y lo doloroso, sin una agenda.

12118615_762356077229175_7891028925881199267_n

⋙*NI LOS PENSAMIENTOS NI LAS SENSACIONES SON PERSONALES*⋘
Ve los pensamientos y sensaciones como eventos neutrales e impersonales que surgen en la consciencia. Al igual que los sonidos que escuchamos, los pensamientos y sensaciones físicas surgen y desaparecen en forma espontánea, como olas en el océano que Eres. De nada de eso te puedes escapar, tampoco puedes controlarlo o eliminarlo. Esa misma actitud amorosa que tienes para con los sonidos, cultívala para con los pensamientos y sensaciones. Recíbelos con la misma actitud de amabilidad y curiosidad. Velos como si fueran tus propios invitados a tu presencia.

12122862_762357240562392_7030894478352375853_n ⋙*TÚ ERES EL ESPACIO QUE ACOGE A LOS PENSAMIENTOS*⋘
Los pensamientos no son tú, y no son la realidad; son sólo sugerencias, posibilidades, rumores, propaganda, juicios, voces, imágenes, recuerdos o proyecciones futuras – nubes en el vasto cielo que Eres. No intentes aquietarlos, silenciarlos o detenerlos, no trates de deshacerte de ellos, ni eliminarlos o controlarlos. Sé el espacio para ellos, ¡incluso si están demasiado activos en este momento! Recuerda, si notas los pensamientos, si te haces plenamente consciente de su movimiento, no te verás atrapado en ellos. Ellos no te definen. Tú eres el imperturbable contenedor, no el contenido. Sé lo que eres – el inmutable abrazo para cada pensamiento.

12107244_762362427228540_2524696660667217428_n⋙*RESPIRA EN EL MALESTAR Y EL DOLOR*⋘
Respira en el corazón de las sensaciones de malestar; dales dignidad. Hónralas, en lugar de cerrarte a ellas y matarlas de hambre y frío. En una inhalación imagina o siente tu aliento moviéndose a través de las partes involucradas e imbúyelas con vida y amor. Llena esa región que se siente incómoda en tu cuerpo con oxígeno, amor y dignidad. No trates de ‘curar’ las sensaciones. Ellas sólo quieren ser tomadas en cuenta, ser honradas, y ser incluidas en la presente escena. Asume que incluso el malestar contiene inteligencia; que no está en tu contra.

12141647_762364190561697_4710611906089268661_n⋙*LA ACEPTACIÓN NO ES UN ‘HACER’, LA ACEPTACIÓN YA ES*⋘
La aceptación no significa que algo desagradable vaya a desaparecer. Eso podría quedarse un rato. No intentes aceptarlo (porque eso normalmente es resistencia disfrazada), más bien reconoce que eso YA ha sido aceptado, aquí. Trátalo como algo que tal vez estaría aquí por siempre. Eso elimina la presión del tiempo, (tratando de que se vaya, preguntándote por qué “sigue ahí”). Eso ESTÁ aquí, ahora. Haz una reverencia ante ESTA realidad. Sé curioso. Y permite que cualquier urgencia, cualquier sentimiento de frustración, aburrimiento, decepción e incluso desesperación aparezca y sea incluida. Todo ello es parte de la presente escena, no un obstáculo. ¡Incluso la sensación de que hay algún obstáculo es parte de la escena!

12088400_762366507228132_3386497344874534464_n ⋙*NO EXISTE EL ‘SIEMPRE’, NO EXISTE EL ‘NUNCA’*⋘
En realidad no existe el ‘siempre’ ni el ‘nunca’. Hazte plenamente consciente de esas palabras; son mentiras, y pueden crear un sentido de urgencia e impotencia; alimentan la historia de la búsqueda y la escasez. No hay un ‘resto de mi vida’, ningún ‘por años’, ningún ‘todo el día’. Sólo hay el Ahora, tu único lugar de poder. A veces incluso pensar acerca de mañana resulta demasiado. Sé aquí.

12107026_762372193894230_5139990375227863866_n⋙*SÓLO PUEDES LLEGAR ‘ALLÁ’ A TRAVÉS DE SER ‘AQUÍ’*⋘
Muchas veces nos enfocamos tanto en la meta, en el destino, que olvidamos el viaje, nos desconectamos de cada precioso paso y generamos estrés. Confía en que el simple hecho de estar presente te llevará hacia donde tienes que estar. Retira tu atención de los 10,000 pasos que han de venir, de los 10,000 pasos que aún no das, y recuerda el paso de este momento, el antiguo y vivo suelo. A menudo no sabemos hacia dónde nos dirigimos, y eso está bien. Haz amistad con la incertidumbre, con la duda; aprende a amar este lugar sagrado sin respuestas. Está vivo y es creativo y está lleno de potencial.

12110003_762375677227215_5675153174317913803_o

 ⋙*ABRAZA TUS TROPIEZOS*⋘
Si te das cuenta que te has perdido en una historia, que te has desconectado, celébralo. Simplemente te has despertado de un sueño. Una gran inteligencia está viva en ti, un poder que te permite darte cuenta y conectarte. Has salido de millones de años de condicionamiento. No te castigues por haber olvidado, mejor celebra tu capacidad de recordar. ¡A este momento no le interesa si te olvidaste de él! Olvidar es una parte perfecta de la película. ¡Permítete olvidar, a veces! Deja que el camino te haga más humilde, en lugar de tratar de ser ‘perfecto’. La duda, la decepción y la desilusión serán tus constantes compañeros a lo largo de este camino sin camino. No hay ningún destino en la Presencia, no hay ninguna imagen de ‘éxito’ que tenga que defenderse. No puedes equivocarte, cuando no hay ninguna imagen de lo que es ‘correcto’.

11986570_754170094714440_3549898960920866232_n ⋙*NUNCA TE COMPARES*⋘
Eres único; tu viaje es absolutamente original. Todos podemos ser expresiones del mismo océano de la consciencia, pero al mismo tiempo, todos somos una expresión única de ese mismo océano, ¡olas absolutamente únicas! ¡Nunca te compares con nadie! Cuando comienzas a compararte devalúas tus únicos e irremplazables dones, talentos y verdades, y te desconectas de tu tan singular experiencia presente. No compares este momento con ninguna imagen de cómo pudo o debió haber sido. La sanación se hace posible cuando dices SÍ al sitio en donde te encuentras ahora, incluso si no es en el que habías soñado estar ‘ahora’. Confía, y confía a veces en que no puedes confiar. Tal vez, aquí, puedas confiar en tu falta de capacidad para confiar, e incluso la sensación de que no puedes soportar este momento, esté siendo ya aceptada…

-Jeff Foster-

12115835_762380253893424_1226396843654250540_n