Archivo | febrero 2011

Facundo Cabral, citas, frases célebres y anécdotas

https://vivimarevic.files.wordpress.com/2011/02/facundo2bcabral.jpg

Esta es la colección libre, de citas, frases célebres y anécdotas de este cantautor argentino nacido el 22 de mayo de 1937, en la ciudad de La Plata, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Citas:

“Me declaro anarquista, y creo en Dios…” (Junio 2009, Santiago de Chile, Noticiero Tvn.)

“Mira si será malo el trabajo, que deben pagarte para que lo hagas”.

“Bienaventurado el Mahatma Gandhi que fue el que dijo que hace casi dos mil años que estamos festejando el amor; o sea, el nacimiento de Jesús, no el de Herodes”.

“Bienaventurado el que no cambia el sueño de su vida por el pan de cada día”.

“Bienaventurado el que sabe que compartir un dolor es dividirlo y compartir una alegría es multiplicarla”.

“Cada mañana es una buena noticia, cada niño que nace es una buena noticia, cada hombre justo es una buena noticia, cada cantor es una buena noticia, porque cada cantor, es un soldado menos…”.

“Doy la cara al enemigo, la espalda al buen comentario, porque el que acepta un halago empieza a ser dominado; el hombre le hace caricias al caballo pa’ montarlo…”

“El exceso de información ya es obra de deformación”.

“El que no está dispuesto a perderlo todo, no está preparado para ganar nada”.

“El Señor no nos va a preguntar que hicimos con el dinero, sino qué hicimos con la alegría, inevitable para vivir”.

“En una eternidad siempre se puede empezar de nuevo”.

“Escapa de los que compran lo que no necesitan, con dinero que no tienen, para agradar a gente que no vale la pena”.

“Estábamos un día en Nueva York, y a la salida del teatro Lincoln Center se me acercó un periodista y me espetó: “Señor Cabral, yo estoy de acuerdo en todo lo que usted ha dicho esta noche, excepto en que Dios es siempre justo. Si Dios fuera siempre justo, usted debería tener tanta difusión, tanto éxito como Julio Iglesias”. A lo que yo le respondí:

“Claro que Dios es siempre justo. Julio Iglesias tiene más difusión, más éxito que yo puesto que necesita del dinero mucho más que yo para vivir. Yo, necesito más libertad que Julio para vivir, por eso Dios me hizo más libre”.

“Esto confirma lo que siempre sospeché: nos queremos, por eso nos juntamos”.

“Fui analfabeto hasta los 14 años, por eso cuando me dicen ‘no puedo’, yo les digo ‘no jodas’”.

“La gente es todo lo vieja que quiera ser. He visto algunas muchachas con 20 años y estar totalmente envejecidas, por el contrario, conozco a una muchachita con 83 años, Teresa de Calcuta, que nos enseña a vivir todos los días”.

“La pobreza no es una virtud, salvo que favorezca tu libertad”.

“La sociedad humana esta tan mal por las fechorías de los malos, como por el silencio cómplice de los buenos”.

“La vida es hambre o festín. Tú eliges”.

“Me gusta andar pero no sigo el camino, pues lo seguro ya no tiene misterio”

“No canto por cantor, sino que digo por hombre”.

“No era tan inteligente, seguro se perdió”.

“Nunca voy con los que lloran y siempre con los que cantan. Los paisanos de mi pueblo cuando tienen un dolor, en lugar de andar llorando, cantan debajo del sol”.

“Olvidar cosas malas, también es tener buena memoria, decía Martín Fierro. Yo digo: el olvido es una gentileza de Dios”.

“Por el mundo caminado, he podido comprobar que el que fácilmente halaga, fácilmente insultará”.

“¿Qué es eso de andar escondiendo lo que el Señor te dio para compartir?”.

“Que no nos distraigan las noticias”.

“Si amas al dinero a lo sumo llegarás a un banco, pero si amas a la vida, seguramente llegarás a Dios”.

“Si los malos supieran lo buen negocio que es ser bueno, serían buenos, aunque sólo fuera por negocio”.

“Siempre, con lo que tengas, se puede, se debe empezar de nuevo. Tenemos el deber de ser felices”.

“Solo debes hacer lo que amas”.

“Tienes un cerebro como Einstein, tienes un corazón como Jesús, tienes dos manos como la Madre Teresa, tienes una voluntad como Moisés, tienes un alma como Gandhi, tienes un espíritu como Buda. Entonces, cómo puedes sentirte pobre y desdichado”.

“Soy repetidor de Whitman, a quien amé hasta el plagio”.

Padre: ¿De quién aprender?

Aprende del agua… ¿Por qué? Porque el agua es humilde y generosa con cualquiera. Aprende del agua que toma la forma de lo que la abriga. En el mar es ancha, angosta y rápida en el río, apretada en la copa; sí embargo, siendo blanda moldea a la piedra dura. Aprende del agua tan graciosa, que por delgada se te escapa entre los dedos. Tan graciosa como la espiga, que se somete a los caprichos del viento y se dobla hasta tocar con su punta la tierra, pero pasado el viento la espiga recupera su erguida postura, mientras que el roble por duro no se doblega y es quebrado por el viento. Se blando como el agua para que el Señor pueda moverte graciosamente en cumplimiento de tu destino.
Mira los lirios del campo como crecen sin trabajar ni tejer, pero Dios igual los viste; ni siquiera Salomón, lució jamás como ellos, pues si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa al fuego, el Señor la pinta bella, que no habrá de hacer contigo que fuiste hecho a semejanza de Él.

No te preocupes pensando que es lo que vas a comer, con que te vas a vestir. Que por cosas tan pequeñas el hombre se hace infeliz por que el Señor sabe bien que necesita tu piel anda con Él.

Buscar a Dios es encontrase con uno; si tienes fe, moverás al mundo.

Solamente lo barato se compra con el dinero.

Nadie puede ser esclavo y menos de señores porque amara a uno y odiara al otro a demás fuera de Dios cualquier otro es un impostor.

Al pan lo trae la verdad y a todo lo que necesitas el mañana no interesa El traerá nueva experiencia porque a cada día le basta con su propio afán

Anécdotas:

El ahijado.

El poeta indio Tagore, que bautizara “mahatma”, es decir, alma grande, a Gandhi, decía que cuando el hombre trabaja Dios lo respeta, mas cuando el hombre canta Dios lo ama. Mi madre poco antes de morir me dijo: muero contenta porque cada vez te pareces más a lo que cantas. Juan Francisco, mi ahijado, dice, a sus dos años de edad, que soy artista porque canto, y que canto para poder comprarle chocolates, que es lo más razonable que escuché sobre mi oficio.

Borges.

Cuando le pregunté a Borges por qué no había libros suyos en su biblioteca, me dijo: porque sigo teniendo el hábito de la buena lectura. Cuando le pregunte qué le había parecido Arreola, que acababa de visitarlo, me dijo: es un verdadero caballero, me dejó dos o tres silencios. Cuando le pregunté por Cien años de soledad, que le habían leído, me dijo: los primeros cincuenta años son memorables… Al verme asombrado por su presencia en mi concierto, Ray Bradbury me dijo: me asombra que se asombre de encontrar un Bradbury viniendo de un país que tiene un Borges que es asombroso.

El viejo Tarahumara, el campesino chino.

Pregunté a un viejo Tarahumara por qué no usaban armas para defenderse de los cuatreros, y me dijo: Si las armas fuesen necesarias, habríamos nacido con ellas. Me dijo un campesino chino: Si quieres ser feliz un día emborráchate, si quieres ser feliz una semana cásate, si quieres ser feliz toda la vida se jardinero.

El maestro Rubinstein.

En el Campo di Fiore, en el trastevere romano lo encontré, dándoles migajas a las palomas. Le pregunté: ¿Usted es el que yo creo? y me dijo: Yo soy el que tú quieras. Le pregunté: ¿Usted es el maestro? Y me dijo: No, maestro es el que te puso delante de mí y a mí delante de ti. Yo soy Arthur Rubinstein.

El regalo de la libertad.

Cuando me fui de mi casa, niño aún, mi madre me acompañó a la estación, y cuando subí al tren me dijo: Este es el segundo y último regalo que puedo hacerte, el primero fue darte la vida, el segundo la libertad para vivirla. La oración dilecta de mi madre decía: Señor, te pido perdón por mis pecados, ante todo por haber peregrinado a tus muchos santuarios, olvidando que estás presente en todas partes. En segundo lugar, te pido perdón por haber implorado tantas veces tu ayuda, olvidando que mi bienestar te preocupa más a ti que a mí. Y por último te pido perdón por estar aquí pidiéndote que me perdones, cuando mi corazón sabe que mis pecados son perdonados antes que los cometa, ¡tanta es tú misericordia amado Señor!

La mayoría es buena gente.

Alguna vez me preguntó mi madre: ¿cuándo vas a dejar de pelear para comenzar a vivir?, ¡porque no se pueden hacer las dos cosas a la vez! Mi madre creía que el día del Juicio Final el Señor no nos juzgará uno por uno -ardua tarea- sino el promedio, y si juzga el promedio estamos salvados porque la mayoría es buena gente. El bien es mayoría, pero no se nota porque es silencioso -una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, hay millones de caricias que construyen la vida-. Diría mi madre: Si los malos supieran qué buen negocio es ser bueno, serían buenos aunque sea por negocio.

 

La Fábula del Lápiz


La Fábula del Lápiz

El niñito miraba a la abuela escribir una carta, en un momento dado, le preguntó:

¿Abuela, estás escribiendo una historia que nos sucedió a nosotros?…
¿Es por casualidad, una historia sobre mí?…

La abuela dejó de escribir, sonrió y le comentó al nieto:

Estoy escribiendo sobre ti, es verdad. Ahora bien, más importante que las palabras es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que tú fueras como él, cuando crezcas.

El niño miró el lápiz, intrigado, y no vio nada especial.

¡Pero, si es igual a todos los lápices que he visto en mi vida!

Todo depende de cómo mires las cosas.

Hay cinco cualidades en él que, si consigues conservarlas, te harán siempre una persona en paz con el mundo.

Primera cualidad:

Puedes hacer grandes cosas, pero no debes olvidar nunca que existe una Mano que guía tus pasos.

A esa Mano la llamamos Dios y Él debe conducirte siempre en la dirección de Su Voluntad.

Segunda cualidad:

De vez en cuando necesito dejar de escribir y usar el sacapuntas, con eso el lápiz sufre un poco, pero al final está más afilado, por tanto, has de saber soportar algunos dolores, porque te harán ser una persona mejor.

Tercera cualidad:

El lápiz siempre permite que usemos una goma para borrar los errores, debes entender que corregir una cosa que hemos hecho no es necesariamente algo malo, sino algo importante para mantenernos en el camino de la justicia.

Cuarta cualidad:

Lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que lleva dentro, por tanto, cuida siempre lo que ocurre dentro de ti.

Por último… la…

Quinta cualidad del lápiz:

Siempre deja una marca, del mismo modo, has de saber que todo lo que hagas en la vida dejará huellas y procura ser consciente de todas tus acciones.

Paulo Coelho.

GRACIAS BENDITA CRISIS

215658_377516905647690_267373235_n

Si crees podrás ver milagros
-D.M.

“Qué fácil es creer cuando lo tenemos todo pero qué difícil es hacerlo cuando lo hemos perdido y no nos queda nada” fueron las palabras de Fernando Landeros, presidente de Fundación México Unido durante una celebración del Teletón de México.

Vaya que es difícil creer y mantenerse firme, con pensamientos positivos y actitud ecuánime cuando los medios bombardean con noticias sobre el 2009 como uno de los peores años de la historia.

Vaya que es difícil creer y estar alegre cuando la mayoría de tus amigos o compañeros de trabajo pronostican catástrofes, crisis o desilusiones en tu vida.

Vaya que es difícil creer cuando observas que el ancho de la población está escondida en sus casas con pánico gracias a la inseguridad, secuestros, violencia en las calles o hasta porque algunos políticos andan sueltos.

Definitivamente el miedo paraliza.

Entonces… ¿Se puede seguir creyendo?

Claro que se puede y se debe de seguir creyendo, no en los sistemas políticos, ni en los comentarios negativos de la gente ni en el drama de muchos medios de comunicación. No podemos depender de otros, colocando nuestra estabilidad y felicidad en las decisiones o pensamientos de los demás.

Se puede y se debe seguir creyendo pero en nuestra capacidad para hacer que las cosas sucedan, modificar nuestro entorno y cambiar el futuro. Debemos seguir creyendo en esa extraordinaria habilidad del ser humano para adaptarse a cualquier circunstancia desconocida y tomar las riendas de su vida a pesar de la adversidad.

Hay que volver a creer en nuestros sueños y anhelos. Hay que creer en esa esperanza de que cuando estemos viejos, pondremos la vista atrás y nos daremos cuenta de que estamos en paz por haber hecho lo que realmente deseábamos de nuestra existencia y que hubo muchas épocas que tal vez no fueron las mejores, pero sin lugar a dudas fueron las que más nos hicieron crecer.

Todo es parte de un plan perfecto. Hay que creer que tarde que temprano la vida nos recompensa. Pero esa recompensa llega mientras estemos trabajando, conectados con nuestra esencia, siendo quien realmente estamos llamados a ser, no viviendo de la maldad, la injusticia, la corrupción o el drama, sino por y para el amor con una visión optimista.

Hay que volver a creer y creer enserio, de corazón, e inclusive agradecer todas las crisis (reales o inventadas) ya que son extraordinarios “pretextos” para dar lo mejor de nosotros mismos, para mejorar e ir más allá de nuestros límites. Puedo asegurar que muchas empresas y profesionistas ahorita seguirían en su zona de confort si no les hubiera llegado esa “llamada de atención”. A veces necesitamos una caída para levantarnos con más fuerza.

Por otra parte, muchos desafortunadamente siguen deseando tener resultados distintos haciendo exactamente lo que llevan haciendo desde años, y son los primeros que “saltan” diciéndote: ¡ah cómo me pegó la crisis!

Cada quien habla de acuerdo a como le fue en la feria. La crisis tiene la carga (positiva o negativa) que nosotros le otorguemos. Einstein lo dice de una forma muy concreta: “la imaginación lo es todo, es una visión anticipada de las atracciones de vida que vendrán”.

Somos capaces de construir nuestra historia a pesar de la adversidad. De nosotros depende ver cualquier crisis o situación difícil como un acertijo sin respuesta, venganza divina o como una valiosa oportunidad llena de mensajes, regalos y enseñanzas.

El mundo no necesita más ciudadanos que sólo se quejen o critiquen, eso cualquiera lo hace. Este mundo necesita personas que CREAN, que transformen su realidad positivamente y encaren el compromiso de ser mejores, que puedan levantar la mirada al cielo y digan con esperanza: ¡GRACIAS BENDITA CRISIS!…esas personas saben que lo mejor está por venir.

David Montalvo

Corazón en lugar de cabeza

Podemos dar todo tipo de respuestas astutas que convencerán o persuadirán a la gente, pero la sabiduría del corazón es la sabiduría más elevada.

Hoy, cuando la gente te pida consejo, imagina que eres esa persona. Tomarte los 30 segundos adicionales para ponerte en sus zapatos garantizará que hables desde el corazón, no desde tu cabeza.

El arte de navegar por la vida – Enrique Mariscal.

 

Navegante hay camino.
Se hace claro al amar.
La paz no llora amarguras
ni a nadie quiere golpear.
La alegría se hace música
desde el fondo de la mar.
El canto de la vida invita a navegar.
El poeta no se queja
ni convoca a llorar más;
es un navegante
enamorado del mar.
La luz no dice tristezas
sólo sabe iluminar.
No distancia la unidad,
ni separa la verdad.
Navegante, hay camino.
Se hace camino al amar.
La vida late contenta
desde el lucero al mar.
Navegante hay camino.
Se hace claro al amar.

Textos: Enrique Mariscal, extraídos del libro “El arte de navegar por la vida”