Archivos

CARTA AL LINAJE PATERNO

(Independientemente de quién o cómo haya sido papá, de si está aún vivo o no; si lo ves o no… )

Gracias padre te amo, te aprecio, te acepto tal cuál eres en todas las dimensiones, espacio, tiempo; te agradezco por tu presencia, tu luz y fuerza.
Honro mi linaje masculino y te honro a ti papá, por ser el paciente agricultor de mi alma pues, tras haber sembrado tu semilla, cultivaste con amor y entrega aún sin poderme sentir dentro de ti.
Recibiste tu cosecha con la más delicada ternura y construiste un cordón de corazón a corazón, para unirte conmigo en amor.
Te bendigo porque de ti he aprendido cómo protegerme, proveerme, cuidarme, guiarme. Y, si hubo algunas carencias, sé que fui yo quien te eligió así para, precisamente, aprender de esa experiencia.
Me responsabilizo de todo aquello que yo acepté e integré en mí como verdadero. Reconozco que tú cumpliste tu labor de la mejor manera posible de acuerdo a tus propios recursos y dando cumplimiento al contrato de almas que ambos acordamos. Me perdono y te perdono por cualquier sufrimiento que hayamos cocreado y me agradezco y te agradezco las lecciones que de éste obtuvimos.
Nos libero de toda historia de dolor, de miedo, de enojo, de tristeza, infidelidades, abandono, adicciones, etc.
Sé que me he convertido en quien soy gracias a tu aportación a mi vida. Todo lo que necesite corregir y mejorar es ya labor mía y me sé acompañada por ti en cada paso, pues el cordón que entreteje tu corazón al mío es inquebrantable y siempre palpitante. Me diste vida junto con mi madre!
Es tu mirada la que me ha enseñado a ser mirada y reconocida por los hombres. Es tu amor el que me ha mostrado cómo merezco ser amada. Es tu misericordia la que me ha dado confianza para mostrar mi fuerza. Son tus caricias las que han dejado memoria en mi piel para sólo permitirse ser tocada por el otro en total amor y entrega. Asumo mi proceso y la responsabilidad de sanar con los otros hombres de mi camino todo lo que haya quedado pendiente contigo.
Te miro, y miro a todos los hombres que te anteceden y los honro.

Te miro, y miro tu historia.
La entiendo.
Te miro, y miro los duelos, las heridas.
Las comprendo.
Te miro, y miro las imposibilidades.
Las sano en mi corazón.

Porque cuando te miro, miro lo masculino en mí, y cuando mi mirada es en compasión, esta mitad en mí comienza a sanar, y se hace la luz.

A partir de hoy confío en poder integrarte en mí: masculino sagrado, verdadero, auténtico, también amoroso y presente.

Acto Psicomagico: Redacta de tu puño y letra esta carta, si no te nace no te obligues, vuelvela a leer una y otra vez hasta que estés preparada y te sientas fluir. Una vez escrita busca un árbol o planta significativa y linda para ti…Cubre tu carta con una linda tela o la introduces en una caja para luego enterrarla y cada vez que estés parada frente a ese árbol o planta tu interior recordará y agradecerá a quién le dio tu vida…
Cuida ese árbol, riega ese árbol y que siempre el sol los acompañe.

SANAR LA CARENCIA MATERNAL..

Este vínculo es el más importante, porque es el primero que mantenemos en nuestra vida. De ella nos nutrimos, y conforme haya sido esa nutrición, serán las herramientas que tendremos para enfrentar la vida, de ella recibimos la energía de vida, conforme haya Sido esa energía, así nos sentiremos.
Cuando veas a una persona siempre enojada, su enojo en realidad es con su madre, de un modo muy inconsciente. Comúnmente se dice: está enojado con la vida, o está en guerra con la vida, la madre representa la vida, si yo no estoy en paz con mi madre estaré en guerra con mi vida. Por eso la importancia de sanar este vínculo. Muchas de nuestras enfermedades, son del niño que no recibió ese amor que le hizo falta de su madre, quedó desnutrido emocionalmente.
De la madre se desprende la relación que mantenemos con nuestro CUERPO, la relación que mantenemos con el MUNDO, la relación que mantenemos con la COMIDA, la relación que mantenemos en OTRAS RELACIONES.
Recordemos que es la madre la primera que nos alimenta, y conforme haya sido ese alimento, será la nutrición en forma de ENERGIA DE VIDA que tendremos para enfrentar la vida.
La madre está ligada a nuestra ABUNDANCIA, si no nos sentimientos abundantes emocionalmente con nuestra madre, cuando fuimos niños, me sentiré carente en el mundo, en mi vida de adulto.
Maternamos a nuestros hijos conforme nos maternaron a nosotras. Puede pasar también que me vaya al otro extremo, ser diferente con mis hijos en comparación con mi madre, de igual modo, tengo que saber, que aquí se está hablando de energía de vida, si mi mamá fue autoritaria y hoy yo soy permisiva, y no recibí de ella energía de vida, de igual modo me costará muchísimo criar a mí a hijos, ya que CAREZCO de dicha energía.

¿POR QUÉ MI MAMA NO ME DIO ENERGIA?
Porque ella no la recibió de su propia madre, por consiguiente no la tenía en ella misma, para entregármela a mi. “Damos lo que tenemos”.
Generalmente no podemos dar energía de vida a nuestros hijos, que no hayamos recibido de nuestra propia madre.
Si yo no recibí un maternaje apropiado, óptimo, donde todas mis NECESIDADES EMOCIONALES, AFECTIVAS estuvieran cubiertas, me costará maternar a mis hijos, ya que no recibí energía de vida de mi madre, mi madre tampoco tuvo energía de vida para maternarme como debío hacerlo.
El DOLOR, el BLOQUEO, la CARENCIA de dicha energía, se arrastra de generación en generación, y si hoy quiero que fluya para beneficiar a mis hijos y a mi misma, debo liberarla, desde ascestras a descendientes.
El bloqueo está en el pasado, en las infancias de nuestras anscestras. Recordemos que en la infancia damos a nuestros hijos la energía de vida para desarrollarse en su vida de adulto, y si no la damos sabiamente, ENFERMAMOS, BLOQUEAMOS ese influjo.
Cada generación que no recibió sabiamente dicha energía de sus madres, se queda mirando hacia el pasado, esperando esa energía, desprotegiendo a la descendencia, no nutriendo a la descendencia.
Muchas madres, SIGUEN ESPERANDO el amor que no recibieron de su madre, no logrando cortar el cordón sanamente, cuando hacemos esto, estamos desprotegiendo a nuestros hijos. Debemos sanar este aspecto. Mientras yo esperé amor de mi mamá siendo una adulta con hijos, debo saber que no estoy nutriendo a mis hijos, quedándome en un estadio infantil. Creando una CADENA de DESNUTRIDOS EMOCIONALES.

AHORA TRABAJEMOS CON LAS MUJERES DE NUESTRO CLAN:
– Imagina y visualiza, aunque no la conozcas, a tu bisabuela. Imagina que una luz poderosa la sostiene, abajo de tu bisabuela está tu abuela. Tu bisabuela le dice a tu abuela: no puede estar disponible para ti como debí estarlo, no pude maternarte como debí hacerlo, no tuve la energía de vida que necesitaba. “Lo siento”. Ahora estoy presente y puedes tomarme de un modo diferente, puedes tomar mi energía. Tu abuela respira y se llena de esa energía.
– Tu bisabuela le dice: Se que te hice falta, sé que no te cuide como debería haberlo hecho, sé que de un modo inconsciente te hice daño, pero ahora estoy aquí para reparar el daño, ahora estoy presente para ti y puedes tomarme. Tu bisabuela abre los brazos enormes y la toma a tu abuela entre sus brazos. La llena de energía de vida, esa que no supo darle cuando fue niña. El amor en estos momentos fluye entre ellas dos. Ahora en estos momentos está ingresando esa energía. Ahora tu abuela recibió esa energía, ahora puede girar hacia la vida y ver a tu madre.
– Imagina y visualiza ahora a tu madre, ella en estos momentos está por recibir la energía de vida que no recibió siendo niña, la visualizaras pequeñita, justo en el momento que tuvo que recibir el amor de su madre y no lo recibió, simularemos su infancia.
– Su mamá, tu abuela, le dice: Hija, no pude estar disponible para ti como tú lo necesitaste “lo siento” Sé que me necesitaste de un modo diferente, sé que no te dí el amor que hubieras querido, sé que te hice sentir desprotegida, sé que no te tuve paciencia como debí haberte tenido, sé que te hice falta. Se que necesitaste más dulzura de mi.
– Ahora estoy presente como me necesitas tener, puedes tomarme. Tu abuela extiende los brazos y la toma a tu madre de una manera profundamente amorosa.
Así es como liberamos, pasa la energía de vida.
– Tu madre ahora se gira y puede mirarte a ti. Recordemos que ella se quedó detenida esperando el amor que no recibió de su madre, tu abuela, se quedó detenida en una psiquis de niña. En estos momentos ya tiene la energía de vida para darte. Ahora es una mujer madura, ahora es una madre “no una niña carente” es una madre abundante. Ahora que es una mujer madura puede entregártelo a ti.
– Visualiza como baja la energía de vida, de mujeres poderosas, luminosas, amorosas. Tu madre está apoyada por su madre, tu abuela está apoyada en su madre. Ahora te toca el turno a ti.
– Tu madre ya es una mujer, ya salió del estadio de niña al recibir esa energía de su propia madre, ahora puede mirarte a ti, antes no podía mirarte porque seguía esperando esa energía de su madre y estaba en estadio de niña.
– Tu mamá te dice: hija, no pude estar contigo como debería haber estado, no pude ser la mamá que hubieras querido, no pude protegerte como te hizo falta “lo siento” “lo lamento”. Sé que te hice falta en muchos momentos que me necesitaste atenta. “Se que te hice daño, lo lamento” no tenía la energía para maternarte como te lo merecías “Lo siento” Quiero reparar este dolor que te causé por no protegerte. Ahora estoy presente para ti, porque crecí, maduré, puedes tomarme. Tu madre extiende los brazos, te toma, te abraza fuertemente. Ahora puede dejar de mirar a su madre, pidiendo que la siga maternando, para maternarte a ti. Dejó de ser una niña, ahora es una mujer, tu madre, ella te protege a ti. Deja de mirar el pasado, para mirarte a ti, el pasado solo la respalda, pero sus ojos ahora están puestos en ti.
* Siente como ingresa esa energía de vida en ese abrazo, siente como ingresa en tu cuerpo.
* Siente como esa energía de vida te hace crecer, madurar, fortalecerte, brillar. Dejas de ser un niñ@, pidiendo que te maternen, dejas de sentirte carente y desprotegido, para convertirte en un adulto empoderado, fuerte. Siente esa energía de vida en cada célula de tu cuerpo.
Ahora agradeces a tu mamá, a tu abuela, a tu bisabuela está entrega. Las miras, y les dices: gracias a todas!!
Ahora mira al futuro, mira hacia delante, a la vida, tu vida. Estás protegido por todo el linaje, respaldado, te miran con buenos ojos y te alientan a mirar hacia el futuro, hacia la descendencia, su legado.
Entrega toda esta energía a tus hijos en caso de tenerlos, o a tus proyectos que tengas para tu vida.

 

21 MENSAJES PARA TRANSMITIR A CADA MIEMBRO DE LA SIGUIENTE GENERACIÓN

1.-Eres un ser deseado. Estás aquí porque el Universo lo quiso.

2.-Siente que eres libre de ser lo que eres, no permitas que nada ni nadie te etiquete, ni te imponga guiones que no se corresponden con tu autenticidad.

3.-Cada ancestro de tu árbol es un don que hay dentro de ti para ser usado a tu favor y al de todo el Universo.

4.-Aprende a no pedir amor, simplemente ama.

5.-Cree en los pequeños milagros de cada día y atiende a las coincidencias, en ellas hay mensajes ocultos que te guían en el correcto camino.

6.-Cada día, haz un acto generoso con alguien cercano.

7.-Si en tu árbol genealógico hubo traumas, sánalos actuando.

8.-Déjate guiar por tu cuerpo, es sabio. Él te alertará de las situaciones de las que debas alejarte, sintiendo tensión y malestar. También te dirá cuando estás alineado con lo que eres, sintiendo relajación y bienestar.

9.-No contamines tu cuerpo con tóxicos o una mala alimentación.

10.-En cuanto puedas, sé independiente. Trabaja utilizando tu creatividad y hazte adulto.

11.-Escribe un poema cada día.

12.-Busca y provoca situaciones que te hagan reír.

13.-Tiende a compartir, a colaborar a ser solidario.

14.-Cuando tengas problemas, puedes analizarlos, puedes hablarlos, pero ten por seguro que hasta que no actúes no se producirá la transformación.

15.- Siente GRATITUD por todo lo que te regala el Universo.

16.- Recuerda que nada en este plano de existencia perece, sino que se transforma.

17.-Lee, estudia, conoce… experimenta por ti mismo.

18.-No te apegues a nada material. No consumas lo que no necesitas.

19.-Tampoco te apegues a ninguna creencia. Lo mismo que tu cuerpo se renueva constantemente, también lo deben hacer las ideas.

20.-Siembra cada día las semillas que te lleguen de dentro o de fuera. La semillas pueden ser palabras, caricias, belleza, acciones. Ellas son los gérmenes de más sabiduría, amor, arte y salud.

21.-Cuida con mimo el territorio que está más allá de tu cuerpo, tu casa, tu barrio, tu ciudad… el planeta y el Universo.

Se feliz, libre y completo
Te amo 😍
Tú perteneces

CARTA AL LINAJE PATERNO…

Gracias padre te amo, te aprecio, te acepto tal cual eres en todas las dimensiones espacio tiempo, te agradezco por tu presencia y tu luz.
Honro mi linaje masculino y te honro a ti papá, por ser el paciente agricultor de mi alma pues, tras haber sembrado tu semilla, cultivaste con amor y entrega aún sin poderme sentir dentro de ti. Recibiste tu cosecha con la más delicada ternura y construiste un cordón de corazón a corazón, para unirte conmigo en amor.

Te bendigo porque de ti he aprendido cómo protegerme, proveerme, cuidarme, guiarme. Y, si hubieron algunas carencias, sé que fui yo quien te eligió así para, precisamente, aprender de esa experiencia.
Me responsabilizo de todo aquello que yo acepté e integré en mí como verdadero. Reconozco que tú cumpliste tu labor de la mejor manera posible de acuerdo a tus propios recursos y dando cumplimiento al contrato de alma que ambos acordamos. Nos perdono por cualquier sufrimiento que hayamos cocreado y nos agradezco las lecciones que de éste obtuvimos.

Nos libero de toda historia de dolor, de miedo, de enojo, de tristeza y su consecuente karma en nuestras vidas.
Sé que me he convertido en quien hoy soy gracias a tu aportación a mi vida. Todo lo que necesite corregir y mejorar es ya labor mía y me sé acompañada por ti en cada paso, pues el cordón que entreteje tu corazón al mío es inquebrantable y siempre palpitante.

Es tu mirada la que me ha enseñado a ser mirada y reconocida por los hombres. Es tu amor el que me ha mostrado cómo merezco ser amada. Es tu misericordia la que me ha dado confianza para mostrar mi fuerza. Son tus caricias las que han dejado memoria en mi piel para sólo permitirse ser tocada por el otro en total amor y entrega. Asumo mi proceso y la responsabilidad de sanar con los otros hombres de mi camino todo lo que haya quedado pendiente contigo.

Te miro, y miro a todos los hombres que te anteceden.
Los honro.
Te miro, y miro tu historia.
La entiendo.
Te miro, y miro los duelos, las heridas.
Las comprendo.
Te miro, y miro las imposibilidades.
Las sano en mi corazón.

Porque cuando te miro, miro lo Masculino en mi, y cuando mi mirada es en compasión, esta mitad en mi comienza a sanar, y se hace la luz
A partir de hoy confío en poder integrarte en mi: masculino sagrado, verdadero, auténtico, también amoroso y presente.

Cecil Tavera

MI NIÑA

Mi preciosa niña interior.
Que bonita eres.
Te adoro

Quiero abrazarte tan fuerte
y hacerte sentir todo ese amor
y aprobación que tal vez nunca recibiste

Gracias por ser tan maravillosa
Te amo con todo mi corazón.

No me hubiera gustado que pasaras
por tantas cosas tan dolorosas, pero eres tan fuerte
que nada puede detenerte. No lo dudes nunca.

No guardes dolor en tu corazón,
te estorbará mucho en tu vida adulta

Sana ese corazoncito sensible y bondadoso.
Sánalo por que si no se llenará de ira y amargura

Llora, por favor llora, llora todo lo que quieras
hasta que sientas que las penas se han ido

Aquí estoy para abrazarte.

Te arrullo y te lleno de besos.
Te amo con todo mi corazón.

Yo te cuido. Yo te protejo.
Te veo y te comprendo.
Te consuelo y te doy lo mejor de mí

Aprendo a amarme
al verte tan hermosa y dulce

Tan inocente.

Recuerdo tu pureza, tu dulzura,
tu conexión con la divinidad,
y aprendo a escucharte nuevamente
a través mi voz inteior.

Te sano y me sano.

Somos libres y felices.
Armoniosas, realizadas y exitosas.

A tí mi niña maravillosa
te prometo que voy a hacer
lo mejor de mí para dártelo.

Te prometo que vas a lograr ser
eso que soñabas ser cuando eras pequeñita

Te prometo que te vas a sentir inmensamente
orgullosa de ver la mujer en la que te has convertido

Pero sobre todo te prometo
que te voy a hacer feliz.

Nunca olvides todo lo que vales.
Cree en tí mi niña.
Quiérete mucho.
No dejes que las ranas envidiosas del pantano apaguen tu luz.

Tu puedes.

Te amo bonita.
Aquí estoy para tí
Gracias por ser tan maravillosa

Jorge bucay habla sobre el amor ♥

Para construir una relación intima no alcanza con el amor, hace falta además la atracción y la confianza.

A demás del amor que yo sienta, sentir que hay algo en ti, que me atrae, que me fascina, que me gusta, que me mueve, que me lleva a pensarte, hace falta que confíe en ti.

El Amor, La atracción y la Confianza son cosas que suceden o no sucede, y cuando no suceden se puede tener una relación Buena, pero No íntima, y cuando una relación no es intima, no trasciende.

No se puede confiar por decisión

No puedo sentirme atraído por decisión, ni por gratitud, ni por historia, es simplemente algo que sucede o no sucede, algo que permanece o ha dejado de pasar.

De nada sirve querer permanecer en el tiempo con algo que ya no está, de nada sirve creer que el sacrificio puede hacer que dure más allá de su tiempo.

Si me sacrifico me mutilo, si cancelo mi vida por ti, podré conseguir tu lastima, tu desprecio, tu consideración, quizá tu gratitud pero jamás lograré conseguir que me quieras, porque eso ni siquiera depende de ti.

Vale la pena, penar por relaciones íntimas que generar encuentros comprometidos que trascienden en el tiempo.

“QUÉ SABES DE TU ABUELA MATERNA?

12832408_10209172620738472_8256384996748586882_n
Esta señora es muy importante para ti.
¿Porqué?
Porque es clave a la hora del traspaso de información genética y de programas. Resulta que cuando ella estaba embarazada de tu mama, el feto ya tiene los ovocitos formados.
Y de estos ovocitos, van a salir los 400 óvulos que tendrá tu mamá durante su vida reproductiva. Uno de estos óvulos, lleva tu nombre. Así que este óvulo lleva la información de la abuela.
¿A qué información te refieres?
A todo lo que la abuela vivió, sintió y cómo lo vivió. Si era el momento adecuado para tener hijos, si era deseado el embarazo, si se sentía protegida por su marido, Cuales eran sus amores, sus conflictos de identidad, etc.
Saber que necesidades biológicas no tenía cubiertas la abuela.
Todo esto y mucho más es información que se queda improntada en cada célula del feto. Por lo tanto llevas información de la abuela cuando estaba embarazada de tu mamá.
¿Has oído hablar alguna vez que la genética a veces se salta una generación? Pues es justamente esto.
El óvulo del que sales lleva la información de la abuela materna.
¿Por qué de la abuela y no del abuelo?
Porque la abuela pone el óvulo y el abuelo el espermatozoide. Y el óvulo a parte de la información genética, lleva la información mitocondrial, que está en la membrana celular.
Mientras que en el abuelo, la información mitocondrial está en la cola del espermatozoide, y como sabes en el momento de la fecundación, la colita se queda fuera.
En la mitocondria es donde está guardada la información a niveles de programas que se heredan. Información biológica.
Para mí fue enorme descubrimiento. Al tomar consciencia de la vida de ellas, muchos de mis miedos eran los miedos de ellas. Y comprendí su vida, las honré, y mágicamente pude sentirme libre de muchas cosas que me estaban impidiendo avanzar, era como una energía estancada que no fluía.
Y tú, ¿qué sabes de tu abuela materna? “

5-motivos-para-elegirnos