AMOR MÁS ALLÁ DEL AMOR

Ama, sabiendo que la persona a la que amas podría no estar aquí mañana, sabiendo que hoy podría ser el último día para encontrarse realmente, sabiendo que no puedes saber cómo termina la historia. Porque, ¿qué quedaría en esta vida si no tenemos nada que perder?

Preocúpate, preocúpate profundamente, preocúpate hasta que duela, preocúpate a pesar de lo que diga la gente, a pesar de las burlas y el rechazo y el riesgo de ser mal interpretado, preocúpate tanto, al grado que deje de preocuparte lo que te pueda llegar a suceder.

Sumérgete, sumérgete con toda tu voluntad, en este agridulce misterio del amor, sin saber lo que es el amor y amar de todos modos, como un tonto, como un niño fascinado, como un loco, como alguien que ha olvidado cómo ser cínico, o cómo ser discreto.

Ama hasta que tu voz se quiebre, y tu corazón se estremezca y tus piernas tiemblen, y tus filosofías se conviertan en polvo, y hasta que tu inteligencia incline su cabeza con vergüenza y reverencia.

Y serás llevado hasta los lugares más oscuros, y tu corazón será encendido en llamas por aquellos a quienes nunca fuiste capaz de abrir tu corazón, y serás recordado de lo que siempre, en secreto, supiste:

Que con el tiempo, olvidarás todo, excepto cómo morir, y cómo amar.

~ Jeff Foster-

EL FIN DEL ABANDONO

¡Todos hemos sido abandonados!

O más bien, ¡dentro de cada uno de nosotros
viven profundos sentimientos de abandono!

La sensación de no pertenecer, de ser un extraño,
de estar desconectado de la humanidad,
solo, malo, indigno de ser amado.
Lejos de Dios. Lejos de Casa.
Lejos de nuestra verdadera Familia.
Al borde del Abismo.

¡Esos sentimientos son naturales!
¡No están mal!
¡Tampoco son signo de alguna enfermedad!
¡Todo el mundo los tiene!

Excepto que la mayoría de la gente está tan distraída,
tan adicta, siempre huyendo…
Creyendo que esos sentimientos los destruirán
si comienzan a sentirlos VERDADERAMENTE.

Ellos no vienen a destruir nada.
Son sólo sentimientos.
No son violentos en esencia.
Sólo anhelan ser sentidos.
Ser incluidos, abrazados, amados.
Que se les dé aliento. Espacio. Amistad.

Cuando miras de frente
a tus profundos sentimientos de abandono,
disuelves el más viejo discurso de todos:
“¡He sido abandonado!”

Y encuentras amor aquí mismo.
Donde ERES (estás).

¡No te has abandonado a ti mismo!
El ciclo está completo.

Ahora, descansas profundamente
en tus propios brazos amorosos.

Y la Luz entra en ti…

– Jeff Foster

Cuando superas el pasado…

► “Cuando dejo ir lo que soy, me convierto en lo que podría ser. Cuando dejo ir lo que tengo, recibo lo que necesito.”
– Lao Tzu

Esta joya del taoísmo nos transmite una enseñanza fundamental para la vida: mientras estemos atados al pasado no seremos capaces de aprovechar las oportunidades del presente, hasta que no aprendamos a dejar ir no podremos obtener lo que realmente necesitamos “aquí y ahora” para ser felices.

 

>>>> A MI NIÑO INTERIOR <<<<

“Yo Te amo profundamente.

Yo te libero del encierro para que seas libre y compartas conmigo el secreto de la inocencia y me ayudes a disfrutar.

Te acepto en mi como una parte de mi Ser Libre y Esencial.

Recibo con el Alma y el Corazón abiertos los dones de la alegría, el asombro, el entusiasmo y la sorpresa.

Libero mis emociones, las acepto y las dejo fluir guiadas por la Paz y el Amor.

Disfruto del juego de la vida, porque se que soy un participante… y que lo importante es jugar y divertirse.

Hoy quito de mi mente las preocupaciones, se que todas mis necesidades estaran cubiertas porque una Energia Superior a mi se encarga de eso a cada instante.

Hoy pongo alegría en todo lo que hago, me divierto en mi trabajo, con mi familia, en la calle… ¡¡todo sera hoy una gran aventura para mi.”

Estamos vivos!!!

Más allá del lodo pegajoso que no quiere dejar nuestros pies, más allá de toda la devastación que nuestros ojos pueden ver, hay un momento limpio, puro, sagrado y es cuando sentimos de verdad. Y no hablo de felicidad, resignación o tolerancia, hablo de sentir conscientemente, hablo de experimentar la sangre corriendo debajo de las venas, de escuchar los latidos del corazón cargados de miedo, indignación o de alegría infinita. Hablo de saber que estamos vivos.

-VIVI CERVERA-

El Más Grande de los Alivios

No tienes que sentirte ‘bien’ todo el tiempo. No tienes que estar libre de resistencia todo el tiempo, feliz todo el tiempo, iluminado todo el tiempo, en paz todo el tiempo.

¡No hay ningún ‘todo el tiempo’! Tú eres mucho más grande que eso, menos limitado. No estás sujeto ni al tiempo ni al espacio. Tú eres el espacio para ese ‘estar bien’ o ‘no estar bien’, para la aceptación y la resistencia, para la luz y la oscuridad, para la alegría y el dolor.

No necesitas ninguna imagen fija ni inamovible acerca de ti mismo.

No necesitas ser el gurú iluminado, ni tampoco el guerrero espiritual. No necesitas ser el pacífico, ni el despierto, ni el fuerte, ni el evolucionado, ni el inmune al sufrimiento. Todo eso son limitaciones a tu naturaleza.

Simplemente sé lo que tú eres, no ‘esto’ o ‘aquello’, sino El Uno, el espacio para todo ello. ¡Absolutamente todo!

Permite que la vida te tumbe de tu pedestal de vez en cuando, hasta que pierdas todo interés de estar en un pedestal.

– Jeff Foster

Todas las noches oscuras del alma son un inicio…

Todas, absolutamente todas las noches oscuras del alma son un inicio, jamás un final. Atraviésalas como sólo tú sabes. Llora, grita, enójate, no tengas miedo de expresarte, ni de ser tú, ni de caer, ya que en ningún precipicio estarás sin Dios. Cuando la luz aparezca lo hará en ti para decirte cómo amarte, como ponerte en paz con lo vivido, como empezar otra vez.

-Vivi Cervera-

AMOR SIN ADICCIÓN…

“Prométeme que nunca me dejarás.
Dime que siempre te sentirás de esta manera.
Dime que soy el único.
Dime que sólo tienes ojos
para mí.”

Esto no es presencia, es adicción.
Esto no es amor, es auto abandono.
Esto es un bebé anhelando a su madre.
Esto es un sentido de desamparo y dependencia.
Una dependencia que era real cuando eras joven.
(Sin mamá, estarías muerto; una buena adicción).

Pero ahora eres un adulto, ya no eres dependiente.
Tu soledad ha dejado de ser un peligro
(incluso si se siente como algo peligroso).
Tu deseo no te matará.
Tu anhelo no es tóxico
Tu tristeza es soportable.
Hermosa, incluso.
Y no estás incompleto sin mamá,
sin una pareja, sin un compañero del alma, sin tu otra ‘mitad’
Incluso si te sientes incompleto.

Eres entero y completo porque existes.
Porque respiras. Porque sientes lo que sientes.

Porque estás vivo.
Nadie puede prometer
Que nunca te dejará.
Nadie puede prometer
Que siempre te querrá cerca.
Nadie conoce el futuro.
Y cambiamos. Y sanamos.
Y crecemos. Y nos hacemos más conscientes de nosotros mismos.
Y la presencia es la única certeza aquí.

La presencia es lo que anhelamos.
Sin embargo, la presencia no está fuera de nosotros.

Y rompemos con la adicción a través de descubrir nuestra presencia.
No ‘otra’ presencia, sino la nuestra.
Rompemos la dependencia al acercarnos a nosotros mismos.
Sintiendo nuestros pies en el suelo.
Sintiendo cómo el vientre sube y baja.
Respirando en nuestro placer y en nuestro dolor.
Apropiándonos de nosotros mismos, por fin.

Lo único
que jamás te dejará,
eres tú.

TÚ.
El uno que eternamente es.
Tú, nunca buscando amor,
Sino siéndolo,
irradiándolo desde tu esencia,
como la Tierra, y la gravedad
atrayendo todo
hacia tus brazos abiertos de par en par.

No tengas miedo de estar solo.
No tengas miedo de ‘perder el amor’.
(No puedes perder el amor).
Siempre estás protegido,
Incluso cuando tu corazón se rompe.

La verdad es: no necesitas a otra persona para ser feliz.
Y así es que puedes amar a los demás, en lugar de aferrarte a ellos
por costumbre, por miedo, por vergüenza,
o porque aún estés
inconscientemente buscando a mamá:

“Prométeme que nunca me dejarás.
Dime que siempre te sentirás de esta manera.
Dime que soy el único.
Dime que sólo tienes ojos
para mí.”
Y
Sólo tú
Puedes cumplir
Esta promesa
Que te hiciste
A ti mismo
Antes de que
Existiera la Tierra.

– Jeff Foster