UNA CELEBRACIÓN DE MÚLTIPLES PERSONALIDADES

No tienes un único “yo mismo”. No eres un “yo” fijo e invariable, contenido en un único cuerpo. Representas muchos “yo mismo”, numerosos roles durante cada día, muchos de los cuales parecen desconectados, aislados, divididos; muchos de los cuales son mantenidos ocultos, incluso de tí mismo.

El que viaja en hora punta y está harto. El empleado cortés y concienzudo. El padre exhausto que vuelve a su hogar desde el trabajo, recibido por una escena de absoluto caos de niños en la sala de estar. La pareja amorosa y solidaria. El solitario e incomprendido esposo. El niño emocionado en un partido deportivo. El que vive un duelo penoso. El buscador espiritual aferrándose a la esperanza. El cliente de terapia, por fin comprendido, llorando en la silla. El soñador secreto. El salvaje amante. El gurú omnisciente. El aventurero. El monstruo. El payaso. El santo. El poeta. El misionero enojado. El estafador. El tonto. El guardián. El que parece no poder hacer nada funcionar. El que está perdido. El abandonado. El que se siente superior, inferior, acertado, equivocado. El marginado. El alma de la fiesta. El desastre sin vida. El que no tiene pasado. El que imagina cosas indecibles.

Diferentes “seres”, diferentes perspectivas del universo, diferentes lenguajes, diferentes pasados y futuros, se activan en diferentes circunstancias, lugares, relaciones, contextos.
Representas muchos papeles -¿Pero qué papel eres tú? ¿Son todos tú? ¿o ninguno de ellos? ¿Cuáles “yo” proclamas como tuyos? ¿Cuáles rechazas? ¿Cuáles te niegas a reconocer?
¿Eres el mejor actor del mundo?

De hecho, ni siquiera es verdad decir que tienes muchos “yo”. Todos los yo pequeños son potencialidades del gran “Yo” que somos todos, y no somos fragmentos o partes de la Totalidad sino que la Totalidad que permite a las partes bailar en primer lugar. Sin tu Presencia, sin el invariable Teatro de Tí, no podemos ser ningún actor, bueno o malo, feliz o triste.

Si tratamos de aferrarnos a un único “yo”, una única parte, si nos fijamos a una sola potencialidad excluyendo al resto, si nos establecemos en una conclusión fija a la frase “Yo Soy…”, eventualmente nos agotamos, o nos volvemos locos, o sufrimos una lenta muerte por aburrimiento y potencial bloqueado. Nos hartamos de nuestra propia historia, y anhelamos más.

Pero si nos abrimos radical y conscientemente a todas las potencialidades del “Yo Soy…”, y permitimos que el concepto anticuado, limitado y fijo del “yo” se desmorone, la verdadera creatividad es liberada, ya que ahora todas las energías de la vida tienen permitido moverse libremente en nosotros, y esto es el corazón palpitante del despertar. Entonces la frase “puedes ser quien tú quieras ser” adquiere un significado completamente nuevo.

Contienes no una, no dos, sino que múltiples personalidades, y esto no es patología, sino potencial; no es enfermedad, sino que creatividad; no es un síndrome sino una celebración; y muchos han sido encerrados en manicomios debido a la ignorancia del mundo acerca de esta simple verdad del despertar.

Sé todos tus hermosos y locos “yo” hoy día; habítalos todos, dale la bienvenida a todos, sabe que todos están contenidos en Una consciencia que eres tú, el divino Teatro de la Presencia.

– Jeff Foster

Akaal – Ajeet Kaur

*Akaal* significa “sin morir” – “inmortal”y es una canción tradicionalmente cantada para ayudar al alma a evolucionar de manera diferente, y también para aliviar el dolor por la pérdida de un ser querido.

Madre, te siento bajo mis pies
Padre, escucho tus latidos en mí
Mi espíritu está volando, libre
Tráeme a casa
Akaal
.
A todas mis relaciones las puedo oír fuerte
La historia hace círculos y todo regresa
Puedo ver pasar a todos
Por esa puerta que nunca vi,
y que nunca supe que existía.
.
akaal…akaal……akaal…akaal…..
.
Tú y yo
Venimos de la tierra y del agua
Somos hijos de esa montaña.
Y volvemos a la madre
Nos elevamos sobre las alas del sonido
Aquí y ahora.
.
Ese árbol sagrado está boca abajo
Con sus ramas en el suelo
Sus raíces tocan el cielo y abren el tercer ojo
Ahora me pasa su néctar y
dentro de mi corazón está ese espacio eterno.
Esa melodía me mostró mi verdadera esencia.
.
akaal…akaal……akaal…akaal….
.
Todo en el Uno
Uno en el todo
Amor en aumento
Extiende tu mano y puedo llevarte
Extiende tu mano y puedo llevarte
Akaal
Puedes ver las caras de las madres de tu pasado?
escúchalas… te están llamando para tu curación.
Puedes ver las caras de los padres de tu pasado?
escúchalos… te están llamando para tu curación.

Jai Jagdeesh – In Dreams

¡Debes saber que eres amado! Comienza a reconocer y a tratarte a ti mismo como el Ser Divino que realmente eres…
ámate a ti mismo y extiende tu luz por el mundo.
.
♫ Sabes que eres amado
Descansa en paz
Sueña tus dulces sueños
Hasta que se libere tu alma
Amado niño
Mi corazón es tuyo
Amado niño
Sal y abre las puertas
Con tu Amor
Con tu Fe
Con tu compasión
Con tu gracia
Oh, con tu gracia
.
Amado niño
Eres la luz del mundo
Amado niño
Sal, y esparce la luz al mundo
Sé fuerte, sé amable, sé valiente
Conoce tu mente
Sabes que eres divino
Sabes que está bien tener miedo.

Dhan Dhan Guru Ram Das ♫

ESCUCHA DESDE EL SILENCIO

Estate presente. Sé aquí.
Siente tus pies en el suelo,
tu vientre subir y bajar. 
Sé abierto y receptivo
a toda la vida que hay a tu alrededor.
A los sonidos, a los olores, a los sabores.
A los sentimientos surgiendo inesperadamente.
Un hormigueo en la barriga.
Una contracción en la garganta.
A la pesadez en la cabeza.
Una vieja tristeza que viene a visitarte.
Mantente curioso mientras el momento danza.

Escucha. Escucha con todo el cuerpo.
Escúchate a ti mismo. Escucha a la otra persona.
Escucha el silencio que hay entre cada frase.
Deja que el silencio se prolongue un poco más.
No hay ninguna prisa. No hay ningún momento ‘mejor’ que alcanzar.
El silencio no siempre necesita ser llenado.
Anda un poco más desnudo. Un poco más despacio.
Sabe un poco menos lo que estás a punto de decir.
Estate un poco menos preparado, más abierto al desorden,
un poco más dispuesto a exponer tu vulnerable corazón.
Sorpréndete ante tus propias respuestas.
No te anestesies con las mismas historias de siempre.
Tropieza si es necesario. Está bien. Estás a salvo.
Permite que tus palabras surjan desde el silencio y a él regresen.

Observa si estás hablando sólo para evitar el silencio.
Observa si estás regurgitando una historia que has contado en el pasado.
Observa si es que estás tratando de impresionar, o ganarte el amor de alguien.
O si estás evitando ser visto como realmente eres.

Amigo, en el silencio entramos realmente en comunión.
La auténtica comprensión está más allá de la mente.
El amor es silencioso; no necesita palabras.
Escucha el silencio; es volcánico.

– Jeff Foster

LA MAS PROFUNDA ACEPTACION…

Resumen: Todos nuestros problemas, todo nuestro sufrimiento y nuestros conflictos, tanto personales como globales, se derivan de un problema básico: la ignorancia de quiénes somos realmente. Hemos olvidado que somos inseparables de la vida y, como consecuencia, hemos empezado a temerla, y ese miedo nos ha hecho entrar en guerra con ella de maneras diversas. Hemos empleado nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestras emociones y nuestros cuerpos para combatir lo único real, que el el momento presente. Y al intentar protegernos del dolor, el miedo, la tristeza, el malestar, el fracaso… de todas aquellas partes de la vida que se nos ha condicionado a creer como malas, hemos dejado de estar verdaderamente vivos. La armadura que nos hemos puesto para protegernos de una plena experiencia de la vida se llama “yo individual”, pero en realidad no nos protege de nada, solo nos mantiene cómodamente anestesiados. El despertar espiritual – el darnos cuenta de que no somos quienes creemos ser- es la respuesta a esta problema básico de la humanidad. Pocas veces este trascendente verdad ha sido expuesta con la claridad que Jeff Foster nos la transmite en este libro.

DESCARGA EN→  https://drive.google.com/file/d/1U4PNBe3isyxGGdsDkNs0xAtDy-x6y4eZ/view

LOS SONIDOS DEL SILENCIO…

“La gente tiene cicatrices de toda clase en sitios recónditos, como mapas secretos de sus historias personales. La mayoría de nuestras viejas heridas se curan, dejándonos solamente una cicatriz. Pero algunas no se curan. Algunas heridas pueden ir con nosotros a todas partes, el dolor aún perdura…”
-Anatomía de Grey.-