Archivos

¿Cómo funciona Ho´oponopono?

522935_341133215954478_2088397728_n

Una vez fui a mi maestro Ihaleakala y le dije que practicaba Ho´oponopono, que limpiaba y limpiaba pero que la limpieza no funcionaba. No me dijo nada en el momento , luego me miró a los ojos y me dijo: “No expectativas”. Desde ese día , te puedo asegurar , no tengo ninguna duda: Ho´oponopono funciona!!
Es lo que yo ahora llamo “el juego de la vida” . Y todos olvidamos las reglas.

1. Cada vez que dices “gracias ” algo sucede , aun cuando no lo puedas ver ni sentir.

 
2. No expectativas. No sabes lo que es correcto y perfecto para ti, entonces no sabes de donde puede venir. 

3. Necesitamos volver a ser niños. No tomarnos las cosas tan seriamente . Estar abiertos y flexibles. 

Recuerda, este es un gran escenario y somos todos “grandes actores” . Todo tiene que ver con tus pensamientos. El cómo reaccionas a las oportunidades que el universo te trae es todo lo que importa. Eres libre para elegir. Puedes elegir soltar, no engancharte y liberarte. Cuando dices “gracias” a la oportunidad , estas soltando en vez de atraer exactamente más de lo que no quieres.

 

Mabel Katz.

NO EXISTE NADA AFUERA.

No existe nada afuera, solo existen pensamientos en mi mente, está frase viene del Ho’oponopono. Un curso de Milagros también dice que no hay nada afuera de nosotros.

¿Cómo entendemos esto? Sé que resulta algo complicado, …mé extenderé más allá de los sentidos físicos.

La ilusión nos muestra que estamos separados, pero en realidad lo que sucede es que si te ataco, me estoy atacando, si te perdono, me estoy perdonando. Si no estoy pensando pacíficamente en ti, tampoco estoy pensando pacíficamente en mí.

Cuando oigo noticias en la televisión o algún amigo o conocido me cuenta algún suceso ocurrido de esos que crean en mí, impotencia, malestar, enseguida quiero hacer algo para cambiar el mundo. Me nace un sentimiento de incapacidad y rabia y solo se calma cuando recuerdo que el mundo que percibo no es real, está en mí.

Me olvido completamente de que el mundo que percibo, está en mi mente, y que esa sensación de rabia e impotencia es mía, nace desde mi interior. Es fácil atribuirla a algo exterior, pero aquello que llega a mis oídos es porque hay algo en mí que cree en eso y lo atraigo o lo estoy creando. Por lo tanto aparece quién me lo cuente.

Si no fuera una creencia mía, nada entraría en mí que me alterara. Mi mundo soy yo.

Todo el tiempo sin darme cuenta estoy reflejando mis creencias en el mundo y deseando que el mundo cambie a mi antojo, que cambie de la manera que yo considero sería mejor. Que el mundo sea un mejor lugar para todos, que nadie sufra de escasez, que la gente sea feliz y lo demuestre y que todos vivamos en paz.

De una manera u otra el universo se encarga de mostrarme mis creencias reflejadas en la pantalla de mi vida. No tengo que entender como sucede esto ya que  la mente consciente no tiene la capacidad de entender prácticamente nada, no fue diseñada para ello. Apenas capta menos del 1% de aquello que realmente sucede.

Esa misma necesidad de cambio es aquello que yo estoy reflejando y experimentando; más necesidad de cambio.

Veo en mi mundo a otros que también quieren cambiarlo ¿Por qué el mundo no cambia si tantos queremos el bien para nuestro mundo?

Entonces me pregunto, ¿Qué estoy creando?  Y es cuando me doy cuenta que lo que estoy expandiendo es mi necesidad de que algo cambie. Estoy enfocada en la resistencia a algo  y no en la aceptación, la paz y la tranquilidad en mí. Por lo tanto estoy creando más deseos de cambio, más frustración y más quejas acerca de mi realidad, estoy creando más de aquello que quiero cambiar.

Mi consciencia está haciendo lo contrario a lo que deseo, porque el deseo es lo que se está expandiendo y no el resultado.  Expando la necesidad de cambiar algo. Y no hay manera de cambiar aquello que no existe.

El mundo está en mi mente, el mundo no es real. Nada existe allá afuera. El mundo que veo es el retrato de mi manera de pensar.

El mundo es la pantalla donde todas nuestras creencias se hacen realidad. Pero no existe, no es real, es tan solo un holograma de mi estado mental.

Es extraño esto y a mí me resulta difícil este entendimiento, pero todo es una ilusión, yo soy la creadora de lo que experimento. No existe nada allá afuera, solo son pensamientos en mi mente.

Nada que haga desde el afuera para solucionar el mundo puede funcionar porque él es tan solo mi proyección y las proyecciones no pueden cambiar, las proyecciones son ilusiones, no son reales, no existen.

No hay nada que hacer para que el mundo cambie. Pero si recuerdo quién realmente soy y si logro salir del velo que cubre mi visión, allí es cuándo podré ver un mundo perfecto como en realidad es y ver a mis hermanos en su esencia y tal como realmente son. Mis  hermanos no están separados, todos ellos son parte de mí.

El  mundo no puede cambiar, el cambio está en mi percepción.

Al  usar los sentidos internos es más fácil oír la voz de Dios, ver desde el corazón y hablar a través del amor.

Solo cuando volvamos a recordar nuestra esencia y sentirla es cuando veremos un mundo de amor porque lo que se reflejará de nosotros es eso, amor.  Nada que no sea amor, es real.

No necesitamos cambiar nada, porque ya somos perfectos, solo tenemos que salir del miedo para ver el mundo desde el amor.

Mientras siga viendo un mundo de violencia, de injusticias, de desamor, eso es en lo que me estoy enfocando y no estoy siendo pura de corazón, estoy viendo a través de mis memorias y mi  programación.

La realidad que vivimos es parecida a una pantalla de cine, si queremos cambiar la película tenemos que cambiar lo que está en el proyector. Lo que estamos proyectando está hecho de ondas vibratorias y lo que hacemos es sintonizar con nuestros sentidos a esa realidad. Es como una radio, todas las emisoras están sonando al mismo tiempo, yo escojo con cual voy a sintonizar.

Toda la realidad exterior que percibimos, en realidad, es tan solo una construcción mental. Nosotros creamos nuestra versión del mundo tal como lo vemos, incluyendo a quienes pareciera que compartieran este mundo con nosotros.

La versión que recibimos de la realidad es aquella que nosotros creamos. Tu eres el único que está allí en tu mundo, nadie de los que están allí son reales. Ellos en realidad están en su mundo cada quien, tal vez con una versión tuya en su realidad. Todas las personas de mi mundo son hologramas. Estamos en este universo, hacemos parte de él y lo más importante es que todo el universo está dentro de nosotros.

Si quiero cambiar el mundo comienzo por mí, comienzo a irradiar luz e información.

Como tú no eres realmente como yo te imagino, tú eres mi otro yo, espero haberlo comprendido….

Pero sobre todo, desde mi corazón te digo….

Te amo.

Jocelyne Ramniceanu

 

Fuente:  http://hooponoponoenvenezuela.wordpress.com/2013/10/14/no-existe-nada-afuera/

Cuando practicas Ho’oponopono lo que esencialmente estás haciendo es pedir ayuda.

Lo hermoso que sucede cuando aprendes el proceso de Ho´oponopono es que todo lo que estás buscando, lo que tu alma anhela, reside en lo desconocido. Por supuesto que sentirás temor al soltar la realidad como ya la conoces pero lo debes hacer de todas maneras. Sabe esto, si estás dispuesto a pedir ayuda la ayuda estará allí para ti. Todo lo que necesitas hacer es pedir porque tienes libre elección. El Universo no puede intervenir si no solicitas su ayuda. Cuando practicas Ho’oponopono lo que esencialmente estás haciendo es pedir ayuda. Tomas 100% de responsabilidad por tu realidad y le das permiso a Dios para que te tome de la mano, te guíe y te proteja. No estás solo. Pide y recibirás.

 

Mabel Katz

 

223229_322198641211233_1968366913_n

El amor como energía sanadora…

La medicina tiene sus épocas, sus eras. Partimos de un sistema curativo totalmente primitivo, pasamos por muchas más etapas y llegamos por fin a la era de la medicina de la energía. En el siglo XXI, en el año 2013, el amor como energía sanadora prevalece en el universo.

 

Vivi Cervera

 

555928_677708838906148_997818910_n

Gracias…Te amo…

Dios puede hacer algo diferente cada vez que sueltas y dices “Gracias” y “Te amo”, porque Dios sabe qué es correcto y perfecto para ti en ese momento. Sólo necesitas decirlo. Eso es todo. ¡Necesitas dar permiso en lugar de pensar que TÚ podrás solucionarlo!Incluso una enfermedad puede ser una bendición encubierta. Muchas veces un dolor puede ser una forma de soltar memorias, ¡ya que nuestro cuerpo es TODO memorias! Amo el dolor y la enfermedad. Les digo te amo como una forma de soltar y permitir a Dios realizar la curación. No lo hago para que el dolor o la enfermedad desaparezcan. Lo hago para poder estar en paz incluso cuando estoy enferma. Hace varios años que practico soltar y dar permiso, y puedo asegurarte que hoy tengo mucho más de lo que podría haber pedido. Ni en mis sueños podría haber imaginado la vida que vivo hoy.
¿Quieres liberarte? ¡Entonces da permiso a Dios que sabe más!

 

Mabel Katz   http://www.elcaminomasfacil.com/

Usar tus alas significa

Usar tus alas significa que por cada situación que vivas hoy o frente a cualquier pensamiento que cruce tu mente le dirás a tu Inteligencia Divina: “Respeto y amo tu voluntad en cada instante de este día. Gracias.” Entonces te sentirás libre.

 

Vivi Cervera

Imagen10 (2)

 

 

Al abrazar el árbol estarás alcanzando la luz y el amor de Dios.

1374164_10151932583073307_1287906160_n

Los árboles son elevadores que te llevan directamente hacia Dios. Abrazar a los árboles es como ingresar en este gran elevador que conecta tu corazón directamente con el corazón de la Divinidad , Dios. Al abrazar el árbol estarás alcanzando la luz y el amor de Dios.

 

Mabel Katz

Acepta.

546578_378770405522340_2125309298_n

No es tu culpa que esa persona se haya marchado. El que las personas se queden o se marchen es algo que está totalmente fuera de tu control. Eso le compete únicamente a quien te creó, a quien te puso aquí, a quien organiza los encuentros y los desencuentros. Permite que haga su trabajo como ha de ser. Acepta.

 

Vivi Cervera.

❣◠‿◠❣ “Te amo. Gracias por estar en mi vida.” ❣◠‿◠❣

1271555841-JBCNHDS

Recuerda:

¡háblale a tus hijos cuando están dormidos! No les digas que al otro día tienen que hacerse su cama, ordenar su ropa, ayudar con las tareas del hogar y obtener buenas calificaciones. Sólamente diles “Te amo. Gracias por estar en mi vida.” Aun si tu hijo/a ya no vive contigo, ¡háblale cuando sabes que puede estar durmiendo! Obtendrás mejores resultados. Y si les tienes que decir algo cuando están despiertos solo diles “Te amo. Gracias por estar en mi vida”. Eso es todo lo que necesitan escuchar.

Entonces, solo relájate. Alguien que los conoce mejor los está cuidando muy bien. Tú no sabes en realidad qué vinieron tus hijos a vivir y/o experimentar en esta vida. Permite que tus hijos sean tus maestros. Aprecia su existencia y lo que han venido a ofrecerte y todos cosecharán incalculables beneficios.

 

Fuente:  https://www.facebook.com/MabelKatzFanPage

Ho’oponopono y Cómo tener paz en familia. Entrevista a Mabel Katz

No te puedes perder esta entrevista en la cual Mabel te enseña a ver cómo tus hijos pueden ser felices si tú lo eres en primer lugar, si sueltas las ideas preconcebidas y le das permiso a Dios para bendecir tu vida mas allá de tus más anhelados sueños.