Archivos

MENSAJEROS DE LA LUZ

 

¨Al final, los que son ya se encuentran aquí, no se esconden, se manifiestan abiertamente y pueden ser identificados con facilidad; desde luego, no se encuentran en las iglesias, ni en los templos, ni dirigen sectas, ni asociaciones, ni grupos de ningún tipo, son personas normales de todo tipo y condición, pero siempre humildes y sencillas, que se han reencontrado a sí mismas, se les reconoce por su mirada y por su voz; no pretenden convencer a nadie de nada, ni proceder a salvamento alguno de tantos pretendidos pecados y ofensas, solo desean descorrer poco a poco el velo de ceguera que sostenía la oscuridad.

10 SECRETOS PARA EL ÉXITO Y LA PAZ INTERIOR- Wayne W. Dyer

Primer secreto: mantener la mente abierta a todo y adjunta a la nada

Eso significa que:

 

Creer que todo es posible si uno tiene suficiente voluntad

Abandonar completamente lo que se adjunta (lugar, objeto, persona)

Aceptar lo que el universo nos ofrece sin juzgar

 

 

Segundo secreto: no morir sin haber jugado su propia música interior

Eso significa que:

 

Escuche a su corazón

Asumir riesgos por su pasión

Saber que el fracaso es una ilusión y que no debemos tener miedo

 

 

Tercer secreto: no se puede dar lo que no tienen

Eso significa que:

 

Cambiar lo que no nos gusta de nosotros mismos

Ámate a ti mismo y el respeto

La búsqueda de su objetivo

 

Cuarto secreto: tomar el silencio

Eso significa que:

 

Descubre el valor del silencio

Incorporar más silencio en su vida

Hacer un contacto consciente con Dios

 

 

Quinto secreto: renunciar a su historia personal

Eso significa que:

 

No te aferres al pasado

Vivir en el momento y aceptar la realidad tal como es

 

 

Sexto secreto: es imposible resolver un problema con la misma mente que lo creó

Eso significa que:

 

Aceptar el mundo tal como es

Sabiendo que existe una relación entre cada individuo, todos somos miembros de la familia humana

 

 

Séptimo secreto: no hay resentimiento justificado

Eso significa que:

 

Acepte las opiniones de otras personas, aunque es diferente a la nuestra

Perdonamos a los que pensamos que nos han herido

 

 

Octavo secreto: Disfrute de la persona que desea ser

Eso significa que:

 

hacer un espacio para la inspiración en todas partes.

 

 

Noveno  secreto:  lo divino en ti

Esto significa que: 

usted es Dios creador de tu vida y el mundo en que vive.

 

 

Décimo secreto: La sabiduría es evitar todos los pensamientos debilitantes

Esto significa que:

su espíritu se nutre con pensamientos de paz, amor, aceptación y buena voluntad.

Alcanzar el propósito en la vida.

El alcanzar el propósito en la vida tiene un matiz enormemente irónico. Las cosas que con anterioridad considerabas tan import antes pierden su atractivo. No te importa ya lo que puedas encontrarte por el camino y,
sin embargo, compruebas que esas mismas cosas llegan a tu vida en cantidad cada vez mayor. La alegría, sin embargo, no se halla en la llegada de esas «recompensas», sino en la experiencia que representa pensar y actuar con un propósito. Dar se hace más importante que recibir, porque dar está de acuerdo con tu propósito. Rechazas ahora la carga que representa coleccionar, clasificar, asegurar y preocuparte por las pos esiones. Conoces el significado de las palabras de Satya Sai Baba: «Los muchos deseos del hombre son como las pequeñas monedas de metal que lleva en el bolsillo. Cuantas más tiene, más lo abruma su peso». Sabes con toda certeza cuándo has alcanzado el propósito. No necesitas que te lo diga nadie. Lo sabes, porque no te cuestionas ya el sentido de tu vida. Sabes que todo cuanto haces está en sincronía con la obra de Dios, porque
te hallas en armonía y todas y cada una de las actividades de tu vida están destinadas a la realización de tu
propósito.
¿Estás dispuesto a dar un propósito a tu vida? ¿Estás preparado para volver en tu mente al momento anterior a tu concepción y preguntar a tu yo superior «¿Por qué vine aquí?»? Cuando recibas la respuesta, que
te hablará de dar y no de recibir sea cual fuere tu vocación, tu energía vital empezará a desplazarse automáticamente y a pasar del sufrimiento al propósito. Cuando inicies el viaje hacia una vida basada en el propósito, estarás entrando en el reino de la realidad mágica.

Dr. Wayne Dyer
Tus Zonas Mágicas

Es imposible imaginar un mundo sin deseo…

Es imposible imaginar un mundo sin deseo. Crear es desear. Incluso el deseo de no tener ningún deseo, ya es en sí mismo un deseo. Tus deseos, cultivados como semillas de potencial en el camino de la conciencia espiritual, pueden florecer en forma de libertad para poder tenerlos en paz y armonía con tu propio inundo.
Darse permiso a uno mismo para explorar ese camino significa tomarse la libertad de utilizar la mente para crear el mundo material exacto que encaja con tu mundo interior. Ese mundo interior es el que actúa como catalizador para determinar las experiencias del mundo físico. Tendrás que abandonar la idea de que te encuentras impotente ante las circunstancias de tu vida. Necesitarás abandonar la mentalidad de grupo que te dice que eres incapaz de producir una manifestación. El pensamiento de grupo inhibe tus capacidades naturales para crear tu propia vida, tal y como deseas que sea.
Examina las presiones y creencias que has incorporado en ti mismo, que reflejan el pensamiento de tu familia más inmediata, de tu familia más amplia, de tu comunidad, el grupo religioso al que perteneces, el grupo étnico, el grupo educativo/empresarial, o cualquier otra multitud de unidades especializadas de personas. Determina aquellos ámbitos en los que tu vida se ve mediatizada por las disposiciones mentales predeterminadas, que hacen que tu evolución personal sea más lenta porque aquello que realmente deseas o crees no obtiene ninguna energía de tu propia singularidad.

Wayne Dyer – Construye Tu Destino

La iluminación a través del sufrimiento.

En el primer camino de nuestro viaje, aprendemos a través de un proceso que yo llamo «iluminación a través del sufrimiento». En ese momento de la vida, que no tiene nada que ver con la edad cronológica, te preguntas:
«¿Por qué a mí?», cuando ocurre algo doloroso o difícil. SI, por ejemplo, se trata de la ruptura no deseada de una relación, pasarás esos momentos sufriendo y preguntándote cómo y por qué puede haberte acontecido semejante desastre. Pasado un tiempo, cuando te recuperes, serás capaz de mirar atrás y decir: «Ahora sé por qué tuve que pasar por esa ruptura», y verás, con la ayuda de la visión retrospectiva y el sufrimiento, que ese hecho te ha permitido avanzar y pasar a otra experiencia vital importantísima. Desde la perspectiva que da el mirar atrás, te darás cuenta de que deblas experimentar ese dolor a fin de trascenderlo.
Este es el patrón de crecimiento que experimentan muchas personas: ocurren acontecimientos, el sufrimiento hace su aparición y a continuación surge la luz. Estos acontecimientos pueden ocurrir en prácticamente todas
las áreas de la vida: adicciones, quiebras, enfermedades, vacío espiritual, despidos del trabajo, problemas fiscales y cualquier cosa ent re una y la otra. La experiencia consiste en aprender a través de la visión retrospectiva, repitiendo una y otra vez este patrón de sufrimiento. Hay personas que prosiguen este ciclo a lo largo de toda su vida. Nunca abandonan el primer camino y nunca experimentan el estadio superior de la iluminación. Se pasan literalmente la vida sufriendo y, después de caminar mucho, pueden ver o no que cierto acontecimiento era necesario y que constituía en su momento una prueba que se les planteaba. Parece que nunca reciban el mensaje que nos dice que la vida nos hace exámenes y que, a menos que aprendamos de nuestros errores, estamos condenados a repetirlos. Por ejemplo, se pasan la vida preguntándose: «¿Por qué a mí, Dios mío?; ¿por qué me ocurre esto a mí?». Para las personas de esta categoría, la realidad mágica es inalcanzable.

Dr. Wayne Dyer
Tus Zonas Mágicas

La iluminación a través de los resultados.

Si reconoces en el primer camino un patrón existente en tu propia vida, probablemente es que has pasado del sufrimiento como medio de aprender a la «iluminación a través de los resultados». En este nivel, aprendes a dejar de preguntarte: «¿Por qué a mí, Dios mío?» y desarrollas en ti un conocimiento que dice: «No hay accidentes, todo lo que experimento es de algún modo necesario para que pueda avanzar y pasar a la siguiente etapa». En lugar de hacerte la pregunta: “¿Por qué a mí?”, empiezas a preguntarte: «¿Qué hay en esta experiencia que yo pueda utilizar para mi beneficio, aun cuando no comprenda en estos momentos por qué ocurre?».
Es este un cambio de enorme importancia. Cuando la mente está concentrada en o que se puede aprender de una experiencia, no se regodea en pensamientos que puedan conducir al sufrimiento, pensamientos como:
«¿Por qué a mí?», «¡Qué espantoso!» o «¡Qué mala suerte tengo!». El cambio producido en la mente permite
contemplar el resultado del acontecimiento o de la experiencia y lo que se puede aprender de él. En lugar de compadecerte, adoptas una actitud más positiva. Te preguntas: «¿Cómo puedo crear el resultado que deseo a través de esta enfermedad que estoy sufriendo en estos momentos?», o bien: «¿Qué puedo aprender acerca
de mí mismo y cuánta fuerza puedo reunir para hacer frente de manera eficaz a este problema?.
Muchas personas se pasan la vida entera recorriendo este segundo camino. Han superado el sufrimiento como estilo de vida. Se preguntan siempre: «¿Cuál será el resultado en relación conmigo?». Son éstas las personas con objetivos, concentradas en derechos y ambiciones concretos con vistas a los cuales trabajan de manera asidua; ven oportunidades en los obstáculos. Vivir para los resultados es muy superior a vivir el sufrimiento. Da sentido a la vida y nos mantiene motivados para fijarnos metas cada vez más elevadas. Elimina prácticamente el dolor que nace de la autocompasión. Para muchas personas que viven su vida para los resultados, no existe lugar superior. Están centradas en los resultados y, cuando los logran, buscan resultados nuevos y más grandes. Sin embargo, a sus vidas les falta la posibilidad de experimentar la realidad mágica y la capacidad para hacer que se produzcan milagros. Para ello hay que pasar al tercer camino de este viaje metafórico.

Dr. Wayne Dyer

Tus Zonas Mágicas

El Poder de LA INTENCIÓN – Dr. Wayne W. Dyer

El siguiente video-conferencia es de los mas recomendados para entender mas sobre esa fuerza que le dio la vida al universo y que sostiene cada partícula unida, esa fuerza que no tenemos ni la mas mínima capacidad para entender completamente, todo ello es explicado en este video-conferencia.

El Dr. Wayne W. Dyer, escritos de varios “best seller” tras tener varias experiencias difíciles en su vida, tuvo la oportunidad de cambiar y lo hizo, tras esos sucesos se dio cuenta de que había algo mas allá que en ese preciso momento tocó su corazón y le entrego toda la luz necesaria para salir adelante. Él encontró las siete caras de la intención con las cuales el ser humano puede trabajar para no solamente lograr el éxito sino el crecimiento espiritual.

Las 7 Fases de la intención:
Creatividad
Bondad
Amor
Belleza
Expansión
Receptividad
Abundancia
“Cuando cambias la forma en como miras las cosas, las cosas que miras cambian”
Un video largo, pero que vale la pena ver, esto nos recuerda que no solo hay una inmensa porquería en el mundo; posiblemente causada y mantenida por nosotros mismos de acuerdo a la serie de pensamientos que tenemos y por los que hemos sido influenciados.

Sino que también tenemos herramientas para poder ser mejores, crecer y poder cambiar cualquier situación de nuestro entorno, pero el cambio comienza en nosotros mismos.

Hay una solución espiritual para cada problema – Dr. Wayne W. Dyer

Todo lo que existe en este Universo, incluidos los pensamientos, es energía. Si lo que antecede a toda acción es un pensamiento, dependerá de la frecuencia de esa energía, del grado y del impacto que tiene en nosotros para ser conscientes del enorme poder que tenemos para poder vivir de una forma completa y profundizar en la comprensión de cómo nuestros pensamientos modelan la manera de vernos a nosotros mismos y al mundo.

El Dr. Dyer aborda la fuerza de nuestros pensamientos en la creación de la realidad que vivimos. La visión que quiere transmitir es la relación problemas=ego, creamos y mantenemos problemas mientras nos sentimos separados y alejados de la Fuente.

En su lenguaje habitual, mezclando anécdotas personales y chistes, transmite un mensaje espiritual parafraseando a sabios y maestros. Usa, como ya lo ha hecho en libros y películas anteriores, como guía de su explicación, la oración de San Francisco de Asís.

Algunas frases:

“Debo reescribir mi acuerdo con la realidad” – refiriéndose a qué actitud tomar frente a situaciones negativas.

“Si uno avanza confiado en la dirección de sus sueños y acomete la vida que se ha imaginado para sí, hallará un éxito inesperado en sus horas comunes”. Henry David Thoreau.

“Tú no tienes problemas, tú crees que los tienes”. Un curso en Milagros.

 

10 Secretos para el Éxito y la Paz Interior – Wayne Dyer

SoulJourney

El Segundo Secreto

No Te Mueras Sin Haber Sacado Afuera Tu Música

El mundo en el que vives es un sistema inteligente, en el que cada parte se mueve de manera coordinada con todas las demás partículas en movimiento. Hay una fuerza universal que apoya y orquesta todo. Todo funciona de manera conjunta en perfecta armonía. Tú eres una de esas partículas en movimiento. Viniste en el cuerpo que habitas en el momento exacto. Tu cuerpo se irá de aquí con la misma precisión. Eres una pieza esencial de este complejo sistema. Y aquí estás, en este sistema inteligente que no tiene principio ni fin, en el que cada galaxia se mueve en armonía con todas las demás. ¡Debe existir una razón para que hayas aparecido!

Kahlil Gibran dijo, “Al nacer, ya llevas tu trabajo en tu corazón”. Así pues, ¿cuál es tu trabajo? ¿Cuál es tu propósito? ¿Lo estás viviendo de la manera en que tu corazón te insta a que lo hagas?

Escuchar a Tu Corazón

Tómate un momento ahora mismo y apunta con tu dedo hacia ti. Tu dedo está apuntando directamente hacia tu corazón. No a tu cerebro, sino a tu corazón. Esto es lo que tú eres. El constante latido de tu corazón, hacia adentro y hacia afuera, hacia afuera y hacia adentro, es un símbolo de tu conexión infinita con el latido omnipresente de Dios, la Inteligencia Universal. Tu cerebro izquierdo calcula, soluciona cosas, analiza y te conduce a tomar las elecciones más lógicas para ti. ¡Él piensa, piensa y piensa! Tu cerebro derecho representa tu lado intuitivo. Es la parte de ti que va más allá de la razón y del análisis. Es esa parte de ti que siente cosas, que es sensible al amor, la que se emociona con lo que es importante para ti. Tu cerebro derecho es el que nos permite emocionarnos hasta las lágrimas cuando tomas a tus hijos en brazos, o el que se baña en la belleza de un día glorioso. Tu cerebro izquierdo puede analizarlo, mientras que tu cerebro derecho te permite sentirlo.

Elige una situación y pregúntate qué es más importante para ti, si lo que sabes o lo que sientes. Por lo general, dependerá de la situación y de las circunstancias en las que estés decidir de qué te ocuparás primero. Tu inteligencia puede resolver exactamente cómo debes proceder cuando las cosas estén colapsando en una relación, o cuando tengas un impulso súbito, pero también hay otras veces en las que lo que sientes se impone a lo que sabes: cuando estás asustado o tienes miedo o te sientes solo; pero, por otra parte, si te sientes conmovido, enamorado y extasiado, esas serán las fuerzas que dominen el modo en el que actuarás. A veces está bien usar tu cerebro derecho. Tu cerebro derecho siempre te guiará apasionadamente hacia tu propósito.

Escuchar a Tu Cerebro Derecho

Hay una presencia intuitiva invisible que siempre te acompaña. Yo me imagino esta presencia como una criaturita en pañales que se sienta sobre tu hombro derecho y te avisa cuando pierdes el sentido de tu propósito. Este pequeño compañero es tu propia muerte, que te mete prisa para que pongas en marcha aquello para lo que viniste aquí, porque tienes contados los días para conseguirlo, y cuando este viaje termine, tu cuerpo se marchará. Tu compañero invisible te pinchará cuando pases otro día más haciendo algo que no sea parte de tu pasión en la vida y que te haya sido dictado cualquier otra persona.

Cuando te salgas de tu propósito, siempre lo sabrás gracias a que tus pensamientos se dirigirán hacia esa frustración tuya. Puede que no siempre actúes con arreglo a este saber, posiblemente porque tu cerebro izquierdo no reúna la valentía suficiente para apostar por lo que tu cerebro derecho sabe que es tu destino. Tu intuitiva voz interior sigue presionándote para que toques la música que escuchas, para que no te mueras con ella adentro. Pero tu cerebro izquierdo dice: “Un momento. Sé cuidadoso, no te arriesgues, podrías fracasar, podrías decepcionar a todos los que tienen un punto de vista diferente acerca de lo que deberías estar haciendo”. Entonces, el compañero invisible de tu cerebro derecho (tu muerte) te hablará aún más alto. El volumen irá subiendo, intentando obligarte a que sigas tu sueño.

Hasta que, al final, escuchar exclusivamente a tu cerebro izquierdo te convierta en un impostor, o en algo aún peor, en un autómata que se levanta cada mañana con el rebaño para trabajar en lo que le da dinero y que paga sus facturas, para regresar después a casa y seguir haciendo lo mismo al día siguiente, y así una y otra vez, con la misma canción implícita, de sobras conocida. Entre tanto, la música que hay en tu interior se irá marchitando hasta que llegue al punto de ser inaudible. Pero tu permanente e invisible compañero siempre escuchará la música y seguirá dándote golpecitos en el hombro.

Este esfuerzo por llamar tu atención puede tomar la forma de una úlcera, o de un fuego que queme tu resistencia, o que te despidan de un trabajo serio, o que tengas cualquier accidente que te haga doblar la rodilla. Generalmente, esos accidentes, enfermedades y formas de mala suerte terminan por atraer tu atención. Pero no siempre. Algunas personas terminan como Ivan Ilyich, el personaje de Tolstoy  que se angustiaba en su lecho de muerte diciendo: “¿Y qué pasa ahora si toda mi vida he estado equivocado?” Debo decir que es una escena escalofriante.

No tienes porqué elegir ese destino. Escucha a tu compañero invisible, expresa la música que oyes e ignora lo que cualquiera de las personas que te rodee piense que deberías estar haciendo. Como expresó Thoreau: “Si un hombre no está en paz con sus compañeros, quizás sea porque escucha un tambor diferente. Dejen que baile al compás de la música que escuche, esté o no afinada”.

Prepárate para aceptar que los demás puedan decir que los has traicionado; pero no habrás traicionado a tu música, a tu propósito. Escucha tu música, y haz lo que sabes que tienes que hacer para sentirte entero, para sentirte completo, y para sentir que estás cumpliendo con tu destino. No tendrás paz si no dejas que esa música salga y suene. Deja que el mundo sepa porqué estás aquí, y hazlo con pasión.

Apasionarse Supone Arriesgarse

Puede que al final vivas una vida cómoda aunque no sigas tus instintos. Pagas tus facturas, cumples con todos los formalismos, y vives una vida de producción y de cumplimientos de acuerdo al manual. Pero ese manual lo escribió otro. Percibes al pequeño que te dice: “Puede que esto parezca lo correcto, pero ¿se siente bien? ¿Estás haciendo lo que viniste a hacer aquí?” Para muchas personas, la respuesta es: “¿Cómo sabré cuál es mi heroica misión?”

Encontrarás tu pasión en lo que más te inspire. Y ¿qué significa la palabra “inspirar”? Deriva de las palabras “en espíritu”. Cuando estás inspirado, nunca te preguntas acerca de tu propósito. Lo estás viviendo. Para una de mis hijas, se trata de leer cosas acerca de caballos y andar en los establos. Está en el cielo sobre un caballo, o aunque sólo sea limpiando un cobertizo lleno de estiércol. Otra hija mía solo se inspira cuando está cantando, tocando o escribiendo música. Se siente así desde que tenía dos años. Para otra, lo que la hace sentirse alguien con propósito es su trabajo artístico y de diseño. Y para otra, es diseñar páginas de internet y crear programas informáticos para otros. Para mí, es escribir, hablar y producir cosas que ayuden a la gente a tener confianza en sí mismos. Esta ha sido siempre mi pasión, desde que era muy jovencito.

¿Cuál es tu pasión? ¿Qué hace agitarse a tu alma y te hace sentirte en completa armonía con aquello para lo que principalmente viniste? Ten esto por seguro: sea lo que sea, puedes construir tu vida haciéndolo y, simultáneamente, proporcionando a otros un servicio. Te lo garantizo.

La única cosa que puede apartarte de interpretar la música de tu corazón y de marchar al compás único que sientas dentro de ti es el miedo. Según “Un Curso de Milagros”, sólo hay dos emociones básicas: una es el miedo, la otra es el amor. Tal vez temas la desaprobación de los demás. Arriésgate y descubrirás que se recibe más aprobación cuando no la buscas que cuando la buscas. Tal vez sientas temor a lo desconocido. Arriésgate igual. Busca la respuesta, pregúntate: “¿Qué es lo peor que puede pasar si esto no funciona?” La verdad es que es algo superable. No vas a ser condenado a muerte ni torturado si algo sale mal Tal vez tengas miedo al éxito. Tal vez hayas sido inducido a pensar que no eres adecuado o que eres un ser limitado. La única manera de enfrentar esas ridiculeces es perseguir aquello por lo que viniste aquí y dejar que el éxito te atrape, como de seguro lo hará. O tal vez sientas temor al mayor de los fracasos: tal vez temas al fracaso.

El Mito del Fracaso

Puede que esto te tome de sorpresa, pero el fracaso es una ilusión. Nadie fracasa en nada. Todo lo que haces produce un resultado. Si estás intentando aprender a atrapar una pelota y alguien te la tira y se te cae, no es que hayas fallado. Sencillamente, se ha producido un resultado. La pregunta real es qué hacer con los resultados que produces. ¿Te vas llorando por haber fallado atrapando la pelota, o dices “Tírame otra” hasta que terminas por atraparlas? El fracaso es un juicio. No es más que una opinión. Procede de tus miedos, que pueden ser eliminados con amor. Amor por ti mismo. Amor por lo que haces. Amor por los demás. Amor por tu planeta. Cuando tienes amor dentro de ti, el miedo no puede sobrevivir. Reflexiona acerca del mensaje que hay en esta antigua sabiduría: “El miedo llamó a la puerta. El amor contestó, y no había nadie”.

Esa música que oyes en tu interior, urgiéndote a que asumas riesgos y persigas tus sueños es tu conexión intuitiva con el propósito que hay en tu corazón desde que naciste. Sé entusiasta en todo lo que hagas. Ten esa pasión, sabiendo que la palabra “entusiasmo” significa literalmente “El Dios (enthos) interior (iasm)”. La pasión que sientes es Dios dentro de ti, que está picoteándote para que te arriesgues y seas la persona que eres.

Me he dado cuenta de que los riesgos que se perciben no son para nada tales riesgos, una vez que transciendes tus miedos y dejas que entren en ti el amor y el respeto por ti mismo. Cuando produces un resultado del que los demás se ríen, a ti también te da la risa. Cuando te respetas a ti mismo, tropezar te permite reírte de ti mismo como tropezador ocasional. Cuando te amas y te respetas a ti mismo, la desaprobación de alguien no es nada que haya que temer o evitar. El poetaRudyard Kipling declaró: “Si puedes alcanzar el triunfo y el desastre, y tratas a esos dos impostores por igual… Tuyo son el corazón y todo lo que hay en él”. La palabra clave aquí es “impostores”. No son reales. Sólo existen en la imaginación de la gente.

Sigue a tu cerebro derecho, escuchando cómo te sientes e interpretando tu propio y exclusivo estilo musical. No tienes que temer a nada ni a nadie, y no volverás a sentir jamás ese terror a estar yaciendo algún día en tu lecho de muerte diciendo: “¿Y qué pasa ahora si toda mi vida he estado equivocado?”. El compañero invisible que está sobre tu hombro derecho te va a pinchar cada vez que te estés apartando de tu propósito. Te va a obligar a que tomes conciencia de tu música. Así que escúchalo, y no te mueras sin haber sacado afuera tu música.

Dr. Wayne Dyer

www.WayneDyer.com

A continuación un enlace con un audio sobre este tema para escuchar y descargar.

http://www.ivoox.com/10-secretos-para-el-exito-la-audios-mp3_rf_489084_1.html

Construye tu destino – WAYNE DYER

Construye tu destino

Esta obra te muestra los nueve principios espirituales que van a permitirte cumplir tus aspiraciones. Se trata de principios sencillos y muy aceptables, sólo necesitas convencerte de que realmente son necesarios. Reflexiona sobre ellos, sumérgete en tu yo más profundo… y comienza a construir ese detino del que te harás merecedor.

descarga este libro en el siguiente link
http://66.240.239.19/0/4/7/4765.ZIP

Tus zonas Erróneas (Wayne Dyer)

Tus zonas Erróneas

Tus zonas erróneas es un libro que llama la atención sobre la forma en que nos juzgamos a nosotros mismos. Una obra que nos describe la manera como llegamos a ser nuestros propios enemigos y cómo liberarnos de esos sentimientos negativos que nos atan. La lectura es el primer paso, algunos podemos darnos cuenta de en qué estamos fallando en nuestra relacion con el resto de los seres humanos pero, los sencillo ejercicios que se pueden practicar con este libro dejan honda huella en nuestra autoestima la cual se ve muy mejorada.

Descarga el libro en el siguiente link

http://66.240.239.19/0/4/7/4788.ZIP

Tus zonas Magicas (wayne Dyer)

Tus zonas Magicas

Acerca de Tus Zonas Magicas
¿Sólo existe la realidad tangible, la que reconocemos por nuestros sentidos? ¿No existiría también una realidad `subyacente`, sin desarrollar en la mayoría de los seres, pero que daría a éstos un ilimitado poder para realizar sus vidas con plenitud? Es una obra de espiritualidad vibrante y una extraordinaria inflexión en la temática de autoayuda.

Descarga este libro en el siguiente link:

http://66.240.239.19/0/4/8/4851.ZIP

El cielo es el limite (Wayne Dyer)

Título del libro: El Cielo Es El Limite
Autor:Dyer Wayne W

Acerca de El Cielo Es El Limite
Si su límite es el cielo… quiere decir que no existen límites para usted, y eso sognifica que los únicos límites que en realidad existen son los que usted, en su interior, se marca, muchas veces sin quererlo. Porque realmente usted puede cambiar su vida, puede convertirse en una persona autónoma, dueña en cada momento de sus actos y sus proyectos, de sus decisiones y de la realización de sus esperanzas.

Descarga este libro en el siguiente link

http://66.240.239.19/0/4/8/4887.ZIP

El Cambio (The Shift) / Wayne Dyer

El Cambio (The Shift)

es una película de Wayne Dyerque explora el viaje espiritual de la ambición al significado, mostrando el poderoso cambio de construir en base al ego, lo que nos han enseñado desde edad temprana nuestros padres, de acuerdo a una sociedad que promueve el logro y la acumulación, en contraste con una vida basada en el significado, centrada en el servicio y en el dar.

Toda vida tiene un punto de inflexión, un cambio, una toma de decisión acerca de lo que realmente importa.

Al principio de nuestras vidas seguimos un camino trazado por el ego, un camino de ambición, competencia y esfuerzo. Al amanecer de nuestra edad madura con demasiada frecuencia nos encontramos atrapados en un lugar solitario y desolado que nunca tuvimos intención de visitar.

Nuestros sentimientos de tristeza y frustración nos dicen que tomamos un rumbo equivocado. El anhelo que sentimos a esta edad es una llamada a la renovación. El Cambio nos muestra el camino a casa, el camino para volver a descubrir nuestro verdadero yo, nuestro propósito, y la vida con sentido que es nuestra verdadera vocación.

Originalmente la película fue titulada De la Ambición al Significado (Ambition to Meaning). Este vídeo es la versión subtitulada. Si el texto es de difícil lectura pulsa el símbolo para agrandar a tamaño completo (parte inferior derecha, cuadrado con 4 flechas). Pulsar la tecla escape (ESC) del teclado para volver a tamaño normal.