Cuanto más alto es el árbol, más grandes serán sus raíces…

La tristeza da profundidad. La felicidad da altura. La tristeza da raíces. La felicidad da ramas. La felicidad es como un árbol que va hacia el cielo, la tristeza es como raíces que van hacia el vientre de la tierra. Ambas son necesarias, y cuanto más alto va un árbol, más profundamente llega simultáneamente. Cuanto más alto es el árbol, más grandes serán sus raíces, siempre en proporción. Es un equilibrio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s