El sol de cada día depende de nuestra actitud…

El sol de cada día depende de nuestra actitud. Aunque yo no pueda variar el sol externo y no pueda impedir que llueva, cuando quisiera tener un día soleado, puedo sí tener tal actitud que el día más gris será brillante como un día de verano. La actitud es compuesta de pensamientos y la única forma de experimentar este sol mental es tener pensamientos luminosos y llenos de vitalidad. Experimenta y verás que la peor tormenta se volverá la mayor maravilla de tu vida.

10409575_820050618126387_9028506579345853611_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s