Perseverancia…

El discípulo se dirigió al maestro y, de nuevo, le preguntó:
– Maestro, ¿por qué la vida nos hace caer una y otra vez, tantas y tantas veces?

– Para que puedas aprender…

El discípulo interrumpió al maestro.
– ¿… para que aprenda lo doloroso que resulta volver a caer?.

El maestro respondió…

– No. Para que aprendas lo bonito que resulta volver a levantarse.

Sólo uno fracasa, cuando lo deja de intentar.

555274_436175183061975_100000084910080_1692448_1574156274_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s