PON EL CORAZÓN EN LO QUE HAGAS


Una fábula china nos cuenta de un joven que observaba a un sabio en la fuente del pueblo. El anciano estaba bajando un balde de madera con una soga y extrayendo lentamente con la mano el agua. El joven desapareció y volvió con una polea. Se acercó al anciano y le mostró cómo funcionaba el aparato. “¿Ve?, pone la soga alrededor de la rueda y extrae el agua haciendo girar la manivela”. El anciano se resistía. “Si uso una cosa así, mi mente se va a creer lista. Con una mente astuta ya no pondré mi corazón en lo que hago. En poco tiempo solo mis muñecas harán el trabajo.Si mi corazón y todo mi cuerpo no están en mi trabajo, mi trabajo perderá el placer.Si mi trabajo pierde el placer ¿qué gusto crees que tendrá el agua?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s