Archivo | 15 octubre, 2013

Jonathon and Charlotte… dos voces increibles

Jonathon and Charlotte… dos voces increíbles  fusionando dos grandes talentos en el arte de la música. Se iniciaron en un programa de búsqueda de talentos en donde en un principio fueron prejuzgados por su apariencia, pero luego dejaron al público perplejo e hipnotizado por sus fantásticas voces. Cabe aquí una reflexión… siempre cree en ti mismo, persigue tus sueños y no escuches los prejuicios de los demás porque siempre serán realizados e impulsados por  la subjetividad de cada uno… las personas somos más que las apariencias externas, somos un universo de maravillosos dones que sólo debemos ponerlo en práctica, sacarlos afuera a sabiendas que cada uno aporta con ellos a la maravilla misma del universo todo. 

 

Nunca TE RINDAS (video motivacional)

Reserva tiempo para REIR,
es la musica del alma.
Reserva tiempo para LEER,
es la base de la sabiduria.
Reserva tiempo para PENSAR,
es la fuente del poder.
Reserva tiempo para TRABAJAR,
es el precio del exito.
Reserva tiempo para DIVERTIRTE,
es el secreto de la juventud eterna.
Reserva tiempo para SER AMIGO,
es el camino de la felicidad.
Reserva tiempo para SOÑAR,
es el medio de encontrar tus objetivos.
Reserva tiempo para AMAR Y SER AMADO,
es el privilegio de los hijos de Dios.
Reserva tiempo para SER UTIL A LOS OTROS,
esta vida es demasiado corta para que seamos egoistas.
Nosotros no perdemos tiempo en la vida;
lo que se pierde es la vida, al perder el tiempo.

 

Miles de tarjetitas para que decores tu perfil o envies

NO EXISTE NADA AFUERA.

 

264951_330773503680377_864105808_n

No existe nada afuera, solo existen pensamientos en mi mente, está frase viene del Ho’oponopono. Un curso de Milagros también dice que no hay nada afuera de nosotros.

¿Cómo entendemos esto? Sé que resulta algo complicado, …mé extenderé más allá de los sentidos físicos.

La ilusión nos muestra que estamos separados, pero en realidad lo que sucede es que si te ataco, me estoy atacando, si te perdono, me estoy perdonando. Si no estoy pensando pacíficamente en ti, tampoco estoy pensando pacíficamente en mí.

Cuando oigo noticias en la televisión o algún amigo o conocido me cuenta algún suceso ocurrido de esos que crean en mí, impotencia, malestar, enseguida quiero hacer algo para cambiar el mundo. Me nace un sentimiento de incapacidad y rabia y solo se calma cuando recuerdo que el mundo que percibo no es real, está en mí.

Me olvido completamente de que el mundo que percibo, está en mi mente, y que esa sensación de rabia e impotencia es mía, nace desde mi interior. Es fácil atribuirla a algo exterior, pero aquello que llega a mis oídos es porque hay algo en mí que cree en eso y lo atraigo o lo estoy creando. Por lo tanto aparece quién me lo cuente.

Si no fuera una creencia mía, nada entraría en mí que me alterara. Mi mundo soy yo.

Todo el tiempo sin darme cuenta estoy reflejando mis creencias en el mundo y deseando que el mundo cambie a mi antojo, que cambie de la manera que yo considero sería mejor. Que el mundo sea un mejor lugar para todos, que nadie sufra de escasez, que la gente sea feliz y lo demuestre y que todos vivamos en paz.

De una manera u otra el universo se encarga de mostrarme mis creencias reflejadas en la pantalla de mi vida. No tengo que entender como sucede esto ya que  la mente consciente no tiene la capacidad de entender prácticamente nada, no fue diseñada para ello. Apenas capta menos del 1% de aquello que realmente sucede.

Esa misma necesidad de cambio es aquello que yo estoy reflejando y experimentando; más necesidad de cambio.

Veo en mi mundo a otros que también quieren cambiarlo ¿Por qué el mundo no cambia si tantos queremos el bien para nuestro mundo?

Entonces me pregunto, ¿Qué estoy creando?  Y es cuando me doy cuenta que lo que estoy expandiendo es mi necesidad de que algo cambie. Estoy enfocada en la resistencia a algo  y no en la aceptación, la paz y la tranquilidad en mí. Por lo tanto estoy creando más deseos de cambio, más frustración y más quejas acerca de mi realidad, estoy creando más de aquello que quiero cambiar.

Mi consciencia está haciendo lo contrario a lo que deseo, porque el deseo es lo que se está expandiendo y no el resultado.  Expando la necesidad de cambiar algo. Y no hay manera de cambiar aquello que no existe.

El mundo está en mi mente, el mundo no es real. Nada existe allá afuera. El mundo que veo es el retrato de mi manera de pensar.

El mundo es la pantalla donde todas nuestras creencias se hacen realidad. Pero no existe, no es real, es tan solo un holograma de mi estado mental.

Es extraño esto y a mí me resulta difícil este entendimiento, pero todo es una ilusión, yo soy la creadora de lo que experimento. No existe nada allá afuera, solo son pensamientos en mi mente.

Nada que haga desde el afuera para solucionar el mundo puede funcionar porque él es tan solo mi proyección y las proyecciones no pueden cambiar, las proyecciones son ilusiones, no son reales, no existen.

No hay nada que hacer para que el mundo cambie. Pero si recuerdo quién realmente soy y si logro salir del velo que cubre mi visión, allí es cuándo podré ver un mundo perfecto como en realidad es y ver a mis hermanos en su esencia y tal como realmente son. Mis  hermanos no están separados, todos ellos son parte de mí.

El  mundo no puede cambiar, el cambio está en mi percepción.

Al  usar los sentidos internos es más fácil oír la voz de Dios, ver desde el corazón y hablar a través del amor.

Solo cuando volvamos a recordar nuestra esencia y sentirla es cuando veremos un mundo de amor porque lo que se reflejará de nosotros es eso, amor.  Nada que no sea amor, es real.

No necesitamos cambiar nada, porque ya somos perfectos, solo tenemos que salir del miedo para ver el mundo desde el amor.

Mientras siga viendo un mundo de violencia, de injusticias, de desamor, eso es en lo que me estoy enfocando y no estoy siendo pura de corazón, estoy viendo a través de mis memorias y mi  programación.

La realidad que vivimos es parecida a una pantalla de cine, si queremos cambiar la película tenemos que cambiar lo que está en el proyector. Lo que estamos proyectando está hecho de ondas vibratorias y lo que hacemos es sintonizar con nuestros sentidos a esa realidad. Es como una radio, todas las emisoras están sonando al mismo tiempo, yo escojo con cual voy a sintonizar.

Toda la realidad exterior que percibimos, en realidad, es tan solo una construcción mental. Nosotros creamos nuestra versión del mundo tal como lo vemos, incluyendo a quienes pareciera que compartieran este mundo con nosotros.

La versión que recibimos de la realidad es aquella que nosotros creamos. Tu eres el único que está allí en tu mundo, nadie de los que están allí son reales. Ellos en realidad están en su mundo cada quien, tal vez con una versión tuya en su realidad. Todas las personas de mi mundo son hologramas. Estamos en este universo, hacemos parte de él y lo más importante es que todo el universo está dentro de nosotros.

Si quiero cambiar el mundo comienzo por mí, comienzo a irradiar luz e información.

Como tú no eres realmente como yo te imagino, tú eres mi otro yo, espero haberlo comprendido….

Pero sobre todo, desde mi corazón te digo….

Te amo.

Jocelyne Ramniceanu

 

Fuente:  http://hooponoponoenvenezuela.wordpress.com/2013/10/14/no-existe-nada-afuera/

Cuando practicas Ho’oponopono lo que esencialmente estás haciendo es pedir ayuda.

Lo hermoso que sucede cuando aprendes el proceso de Ho´oponopono es que todo lo que estás buscando, lo que tu alma anhela, reside en lo desconocido. Por supuesto que sentirás temor al soltar la realidad como ya la conoces pero lo debes hacer de todas maneras. Sabe esto, si estás dispuesto a pedir ayuda la ayuda estará allí para ti. Todo lo que necesitas hacer es pedir porque tienes libre elección. El Universo no puede intervenir si no solicitas su ayuda. Cuando practicas Ho’oponopono lo que esencialmente estás haciendo es pedir ayuda. Tomas 100% de responsabilidad por tu realidad y le das permiso a Dios para que te tome de la mano, te guíe y te proteja. No estás solo. Pide y recibirás.

 

Mabel Katz

 

223229_322198641211233_1968366913_n

El amor como energía sanadora…

La medicina tiene sus épocas, sus eras. Partimos de un sistema curativo totalmente primitivo, pasamos por muchas más etapas y llegamos por fin a la era de la medicina de la energía. En el siglo XXI, en el año 2013, el amor como energía sanadora prevalece en el universo.

 

Vivi Cervera

 

555928_677708838906148_997818910_n

DESEO PARA TI…

Imagenu6

Te deseo los cielos más azules,
y un corazón en paz…
una vida larga y feliz
confianza en la voz que te habla
desde tu interior…
coraje para perseguir tus sueños
comprensión para las épocas
en las que pierdes el rumbo…
la posibilidad de llegar a ser
todo lo que deseas.
La riqueza material suficiente
y toda la espiritual que necesites…
un trabajo satisfactorio,
el permiso para perdonarte a ti mismo
si alguna vez, no alcanzas a cumplir
con tus objetivos,
que tu éxito más destacado en la vida
llegue en el momento
más significativo para ti.
y que algún día
todos estos deseos especiales
se desplieguen ante mí…

 

Autor: María Augusta Moscoso