Cada uno de nosotros es como un auténtico diamante…

Cada uno de nosotros es como un auténtico diamante. Un diamante no pierde su valor porque esté sucio, o cubierto de lodo. Igual nosotros tampoco valemos menos porque nuestra apariencia no revele el diamante que se esconde bajo la superficie

, podemos brillar más o menos, pero continuamos siendo seres prodigiosos. Cuando te mires en el espejo y te digas a ti mismo que te amas, hazlo pensando en el brillo que se oculta dentro de ti. Poco a poco, ese resplandor saldrá al exterior e iluminará toda tu vida y la de los que te rodean.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s