Salvaconejos

 

 

¡Fred se muere! Y todo porque con sólo clickear sobre su panza gris-celeste —es un conejo de peluche— recibe una descarga eléctrica que le provoca un paro cardíaco. Para salvarlo, sólo se cuenta con un desesperante minuto. Primero, hay que darle tres descargas con cables pelados, sobre el corazón. No es tan fácil, porque los cables son esquivos, y hay que saber ubicar el mouse para que Fred reciba la electricidad salvadora. Una vez que el corazón vuelve a latir —un monitor lo indica al costado de la pantalla— quedan segundos para afeitarle el pecho y la panza, abrirlo con un escalpelo, correr de lugar sus intestinos e introducir bajo los pulmones y sobre el corazón una cápsula de 10 miligramos de algo (no se especifica qué) que se ofrece sobre una bandeja de metal. Si Fred vive, suena música angélica y el conejo, ahora amarillo y con las orejas enhiestas y enredadas, parece feliz. Si se muere, da mucha pero muchísima culpa. Salvar a Fred exige atención y velocidad; el escalpelo, por ejemplo, es difícil de maniobrar, y con frecuencia no corta por la línea de puntos que cruza el pecho de Fred, provocándole heridas innecesarias. Los creadores de esta mascota-experiencia bastante morbosa son un equipo de diseñadores de animación web holandeses que trabajaron para Coca-Cola y Nokia, entre otros, pero Fred no publicita nada. Sólo está allí para morir y resucitar una y otra vez.

 

CLICK EN EL ENLACE PARA JUGAR CON FRED  ↓

 

http://www.10mg.nl/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s