Archivo | 6 agosto, 2011

FLOR DE LOTO

El loto es el símbolo del desarrollo espiritual, de lo Sagrado y de lo Puro. Los Buddhas en meditación son representados sentados sobre flores de loto y la madurez de la meditación (dhyâna) se simboliza por la flor de loto abierta, cuyo centro y pétalos llevan grabados símbolos de figuras de diferentes Buddhas y Bodhisattvas o de sus atributos, o bien figuras complementarias, según su carácter o sus funciones. Del mismo modo, los centros de consciencia en el cuerpo humano, están representados por flores de loto provistas, según sus funciones, de un número mayor o menor de pétalos y con diversos colores que se corresponden con su particular naturaleza..

El significado original del loto se extrae de la siguiente similitud: así como la flor de loto se abre paso desde el fondo de la oscuridad del estanque, sube a la superficie del agua y se abre después de haberse elevado por encima de su nivel, sin mantener contacto ni con la tierra ni con el agua, a pesar de haber nacido de ellas, así el espíritu, nacido de este mundo, abre sus pétalos, sus cualidades, después de haberse liberado de la corriente burbujeante de las pasiones y de la ignorancia y de haber transformado las fuerzas tenebrosas de las profundidades en la pureza clara del néctar de las flores, la consciencia iluminada (bodhi-citta), la incomparable gema (mani) en la flor de loto (padma).

Del mismo modo el Santo, por su altura espiritual, está por encima del universo. Sus raíces permanecen en las sombrías profundidades del mundo, pero su cabeza se eleva hacia la plenitud de la luz. Abarca los mismo las profundidades que las cimas, la oscuridad como la luz, lo material como lo inmaterial, la limitación de lo individual y lo universal sin límites, la forma y la no-forma, el samsarâ y el nirvâna, todo ello gracias a la síntesis viva de su identidad. Por eso se dice del que está totalmente despierto: « El Iluminado no es prisionero ni del ser ni del no ser, el Santo se escapa a todos los opuestos.» (Nâgârjuna).

Si el empuje hacia la luz no estuviera ya latente en el germen escondido en la profunda oscuridad de la tierra, el loto jamás tendería hacia la luz…

Lama Anagarika Govinda

La vida no destruye a nadie…

La vida no destruye a nadie, pero si peleas con ella serás destruído por tu propia violencia. La vida no está contra ti, cómo podría estarlo si es tu madre, la vida te ha traido aquí, has nacido de ella. Pero si empiezas a luchar contra tu propia fuente de energía, serás destruído, el propio concepto de lucha te envenenará. Y claro, cuanto más vayas sintiendo que pierdes la batalla, más lucharás y más te hundirás.

Sin embargo, una vez que decidas cooperar con la vida, una vez que lo comprendas, empezarás a sintonizarte con el todo. Comprender que el conflicto no es el camino para ser feliz, es la mayor de las comprensiones, comprender que la cooperación es el camino para ser dichoso hace desvanecer la noche oscura del alma y aparecer la alborada en el horizonte…Te transformará. Eres un rayo de su luz, una ola de su océano, eres intrínseco y consustancial con ella, no estas separado.

Osho

 

260065_233506986675998_231409986885698_1025428_1558451_n

Somos….

Somos “recipientes” humanos contenedores de agua y por lo tanto sensibles a la información que estamos enviando por medio de lo que pensamos. Aunque atravesemos por momentos difíciles le decimos a eso que nos lastima: “Te quiero y respeto la razón por la cual llegaste a mi vida, gracias”.
Si decimos esto con el corazón siempre habrá una respuesta positiva de la cual nos daremos cuenta.
Sonríe más y ten un día feliz.

Vivi Cervera
vodní víla

Amar es abrirse a lo real

184147a7b4647781458414bd87b34aaf

El desafío de la pareja pasa por abrirse a una forma diferente de estar en el mundo e integrarla en mí mismo. Abrirse a un pensamiento nuevo, a una manera diferente de encarar la vida. El amor empieza cuando descubro al otro. Ya no es una idea de lo que debería ser, es alguien nuevo que me sorprende con su originalidad.
Allí comienza el amor, con la sorpresa, con el descubrimiento, mientras que si trato de encajar al otro en mis viejas ideas, no pasa nada. Abrirse al amor es abrirse a lo nuevo… Amar es abrirse a lo real.

Jorge Bucay.

El amor… – OSHO –

“El amor tiene que ser un asunto amistoso en el cual nadie es superior, nadie decide las cosas; en el que ambos están plenamente conscientes de que son diferentes, de que su enfoque hacia la vida es diferente, que piensan diferente, y sin embargo —aun con estas diferencias— se aman. Entonces no habrá problemas.

OSHO
251259_206502086060660_8026450_n