Archivo | 15 julio, 2010

Nam-myoho-renge-kyo

¿QUE SIGNIFICA NAM MYOJO RENGUE KYO?

NAM: Esta palabra procede del
sánscrito “namas” y de acuerdo al Daishonin significa devoción de
cuerpo y mente, o la relación perfecta de la vida del ser humano con la
verdad eterna de la vida.
MYOJO: Literalmente significa “Ley Mística” o realidad definitiva.

MYO:
Significa místico “porque es infinitamente profundo y más allá de todas
las posibles concepciones y formulaciones de la mente humana” (Ikeda,
1994). Como lo expresa Nichiren Daishonin, “es simplemente la
misteriosa naturaleza de nuestras vidas. De momento a momento la vida
es ciertamente una realidad evasiva que trasciende tanto la existencia
como la no-existencia, no es ninguna de ellas, pero exhibe cualidades
de ambas, la entidad mística del que es la realidad de todas las cosas.
MYO entonces es el nombre dado a la naturaleza mística de la vida.

JO: Significa ley o las manifestaciones de la naturaleza mística de la vida.

De
esta forma MYO correspondería a la “realidad definitiva más allá de
nuestra capacidad de percepción y JO al mundo de los fenómenos en todas
sus formas en constante cambio (Ikeda).

RENGUE: Significa “Flor
de Loto”, un símbolo de fertilidad, prosperidad, belleza, que emerge de
orígenes inferiores o feos (como el barro para la planta). Símbolo de
imperturbabilidad y seguridad en medio de las perturbaciones vitales
(dado que se mantiene seca en el agua), cerrándose de noche y
abriéndose al amanecer (una metáfora de la apertura de las mentes a la
sabiduría e iluminación). Pero su significado más importante se refiere
a la simultaneidad de causa y efecto, por ser la única planta que
produce flores y semillas (frutos) al mismo tiempo.

KYO: Esta
última palabra del mantra significa “Sutra” o colección de enseñanzas
del Buda. Como en su momento tuvo el recurso de su propia voz para
transmitir sus ideas, también es interpretable como voz y es entendido
por el Daishonin como “las palabras y habla, sonidos y voces de todos
los seres vivientes” implicando que la iluminación del Buda es latente
y posible para todos nosotros. El carácter chino lo representa como
longitud de una pieza de tela, como para la continuidad de la
enseñanza, extendiéndolo a la prosperidad y abarcando el pasado,
presente y futuro. De esta forma, KYO es la eterna iluminación
implícita en la voz del Buda presente en cada uno de nosotros y nos
invita a poner de manifiesto lo mejor de nuestro latente potencial para
beneficio propio y el de otros.

De esta forma NAM MYOJO RENGUE KYO significaría:

NAM: la leal devoción a aprender y realizar…

MYO: la esencia de la existencia, la percepción iluminada de la realidad o budeidad a través de las…

JO: manifestaciones sensoriales de la vida a medida en que actuamos en los primeros nueve mundos…

RENGUE: de modo que produzcan efectos buenos y valiosos para nosotros y para toda la humanidad…

KYO: escuchando las enseñanzas del Buda que nos guía en el pasado, presente y futuro.

Resumiendo sería:NAM: soy devoto
MYOJO: de la ley Mística
RENGUE: del Sutra del Loto
KYO: mediante mi voz.


“Twameva” – Deva Premal , Miten, Manose and Friends

Krisnha janmashtami

Twameva
Maataa Cha Pitaa Twameva

Twameva
maataa cha pitaa twameva,

twameva
bandhush cha sakhaa twameva,

twameva
vidyaa dravinam twameva,

twameva
sarvam mama deva deva.


Oh Señor! tu eres nuestra madre y nuestro padre
Tu eres nuestro amigo y compañero
Tú nos das sabiduría y nos haces prósperos
Tu eres nuestro eterno guía Divino

Om namo bhagavate vasudevaya

Mantra (तन्त्र en devanagari) es una palabra de origen sánscrito, que esta formada por los términos manaḥ y trāyate, que traducen mente y liberación, de ahi que se dice que un mantra es un instrumento para liberar la mente del flujo constante de pensamientos que la confunden.


Un mantra puede ser una sílaba, una palabra, una frase o texto largo, que al ser recitado y repetido,  va llevando a la persona a un estado de profunda concentración (dhāraṇā)

Om namo bhagavate vasudevaya


“Hágase tu voluntad y no la mía; no me des lo que yo quiero, sino lo
que yo necesito. Yo me entrego a la Verdad. Yo invoco y me rindo a lo
Divino”.

HIPERICO – El antidepresivo verde

El antidepresivo verde

En Alemania, el extracto de esta planta es desde hace tiempo la
sustancia antidepresiva más vendida. Esta planta perenne, que era un
remedio popular para la locura en la Edad Media, alivia la depresión
ligera, la ansiedad y las alteraciones del sueño con la misma eficacia
que los fármacos convencionales, pero sin sus efectos secundarios.

El hipérico es una de las grandes estrellas entre las hierbas
medicinales debido a su acción antidepresiva, pero a medida que se
investiga se descubre no sólo que sus virtudes saludables son más
amplias de lo que se conoce y benefician a la mente y al cuerpo, sino
que además puede tener acciones adversas que requieren precauciones al
tomarlo.

En Alemania, el extracto de esta planta es desde hace tiempo la
sustancia más vendida para combatir la depresión, por delante de
productos sintéticos como el Prozac. En EEUU, sus ventas han aumentado
en pocos años en un 2.800 por ciento. Su consumo crece en el mundo,
debido su capacidad para aliviar uno de los males de fin de siglo: la
tristeza y la inhibición psicológica.


ANTÍDOTO PARA LA MELANCOLÍA

El Hypericum perforatum, Corazoncillo o Hierba de San Juan, es el
antidepresivo botánico más usado y estudiado. Se sabe que esta planta
alivia las depresiones leves y moderadas, con la eficacia de los
antidepresivos farmacológicos, consigue resultados dónde otros fármacos
fallan y palía el trastorno anímico específico que causa la falta de
luz solar en invierno.

Numerosas investigaciones en Alemania y Austria, confirman que un
60-80 por ciento de las personas deprimidas mejoran al tomar hipérico
durante un mes.

El mayor estudio efectuado para comprobar la eficacia de esta
hierba, efectuado en la universidad germana de Giessen y publicado en
el British Medical Journal, concluye que el extracto de hipérico es tan
eficaz para tratar la depresión como los antidepresivos convencionales
y sin ocasionar sus efectos secundarios (insomnio, pérdida de peso,
disfunciones sexuales).

Para muchos expertos, la medicina terminará por incorporar al
Corazoncillo a la primera línea de batalla en el tratamiento de la
depresión, incluso en los casos severos, junto a las terapias
farmacológicas habituales.

¿CÓMO MEJORA EL ÁNIMO?

Los distintos componentes vegetales del hipérico, como la
hipericina, la pseudohipericina y los flavonoides, y muchas otras
sustancias activas que aún no se han estudiado, ejercen un efecto
benéfico en la actividad bioquímica de distintos sistemas orgánicos,
fortaleciendo el ánimo y las defensas inmunológicas, y ayudando a
aliviar distintos trastornos del cuerpo y la psique.

Al igual que la fluoxetina (Prozac), el hipérico "engaña" al
cerebro haciéndole creer que tiene más serotonina, una sustancia
cerebral que ayuda a mantener un buen ánimo y la estabilidad emocional,
pero cuyo nivel se reduce en la persona deprimida, causándole
inestabilidad, irritabilidad, tristeza y ansiedad.

Además, esta planta reduce débilmente la acción de otra enzima
cerebral, la monoaminooxidasa (MAO) que destruye la serotonina y otras
sustancias similares, ayudando indirectamente a aumentar la cantidad de
serotonina y mejorando el humor.

Asimismo, el hipérico disminuye la producción de interleucinas,
unas sustancias intermediarias entre las células del sistema
inmunitario, cuyo exceso sobreactiva, desajusta y confunde a las
defensas orgánicas, bajando la protección contra las infecciones y
enfermedades y causando una sensación de malestar emocional.

Además, la Hierba de San Juan es analgésica (es uno de los remedios
más antiguos para aliviar tanto el malestar y el dolor de la
menstruación, como los síntomas del síndrome premenstrual) y sedante
(además de eliminar la ansiedad y la excitación nerviosa, puede
regularizar el sueño, aliviando el insomnio y la hipersomnia, sobre
todo en las personas deprimidas).

Esta hierba también tiene cualidades antiespasmódicas (puede ser
útil para tratar los espasmos gastrointestinales, el síndrome del colon
irritable y el asma bronquial) y antimicrobianas (uno de sus
componentes, la hipericina, es muy activo contra los virus del herpes
simple, la gripe y la mononucleosis) y distintas bacterias patógenas
(causantes de infecciones de la garganta y el oído, las vías urinarias
y el aparato digestivo).